Una Comisión de la Verdad con el apoyo internacional es lo que México necesita para llamar a cuentas a servidores públicos que cometieron delitos contra la Nación como los casos de Genaro García Luna (exsecretario de Seguridad con Felipe Calderón) y Salvador Cienfuegos (extitular de la Sedena con Enrique Peña), propone el poeta y activista Javier Sicilia. Ambos casos, asegura, evidencian a un Estado corrompido desde hace años al más alto nivel. 

Ciudad de México, 30 de octubre (SinEmbargo).– Las detenciones de Genaro García Luna y el General Salvador Cienfuegos Zepeda en Estados Unidos evidencian a un Estado mexicano corrompido desde hace varias décadas, incapaz de juzgarse a sí mismo por las redes de complicidad y simulación, donde la única solución es crear una gran Comisión de la Verdad que llame a cuentas a servidores públicos, consideró el poeta y activista Javier Sicilia Zardain.

“Necesitamos una gran Comisión de la Verdad con el apoyo internacional, como se ha hecho en otros países, y alinear todo el Estado en función de esta Comisión para que termine en procesos judiciales”, dijo en entrevista con SinEmbargo. “La justicia transicional es el traslado de un Estado criminal a uno de Derecho. No basta con la buena voluntad del Presidente y su discurso”.

CIENFUEGOS-SEDENA

En la imagen, el General Cienfuegos, extitular de la Secretaría de la Defensa Nacional en el sexenio de Enrique Peña Nieto, hoy acusado de narcotráfico en Estados Unidos. Foto: Mario Jasso, Cuartoscuro

El también fundador del Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, destacó que la captura de Cienfuegos, quien fue titular de la Secretaría de la Defensa Nacional en el sexenio de Enrique Peña Nieto, es un llamado de atención para el actual Gobierno federal y una oportunidad para “hacer una verdadera limpia del propio Ejército para darle credibilidad. Que empiecen a enjuiciar a quienes estén coludidos con todo esto”.

Salvador Cienfuegos fue detenido el pasado 15 de octubre en Estados Unidos por presuntos vínculos con el narcotráfico y lavado de dinero. Los crímenes, según la acusación, se habrían cometido de 2015 a 2017 cuando el General estaba al frente de la Secretaría de la Defensa Nacional.

Para el activista Javier Sicilia, las detenciones de García Luna (exsecretario de Seguridad) y Cienfuegos, altos funcionarios en los sexenios de Felipe Calderón Hinojosa y Enrique Peña, respectivamente, muestran que “el Estado está muy corrompido y coludido con el crimen organizado”.

En el tema de la violencia en México, que al corte de septiembre ha dejado 2 mil 315 homicidios dolosos, el poeta Javier Sicilia calificó como un fracaso el papel que ha desempeñado Alfonso Durazo Montaño, Secretario de Seguridad y Protección Ciudadana quien dejará su cargo en los próximos días.

“Es un enorme fracaso y una enorme simulación porque simplemente en estos dos años en que estuvo a la cabeza de la Guardia Nacional tenemos 50 mil muertos, masacres por todos lados y un fuerte número de desapariciones”, describió el escritor de 64 años. “Es una gestión desastrosa, llena de mentiras y tenemos incluso la vergüenza que fue el ‘Culiacanazo’. Es decir, la suma de su tarea deja mucho qué desear y mucho dolor y violencia”.

JAVIER-SICILIA

El poeta y activista Javier Sicilia considera que la creación de una Comisión de la Verdad ayudará a llamar a cuentas a exfuncionarios. Foto: Cri Rodríguez, SinEmbargo

Sicilia, quien ha sido un activista desde el sexenio de Felipe Calderón luego de que su hijo fue asesinado (2011) a manos del crimen organizado, ha cuestionado la actuación de los gobiernos en materia de seguridad y en el primer año de Andrés Manuel López Obrador le envió tres cartas abiertas en las que le insistió en un cambio de paradigma para frenar la violencia.

Javier Sicilia consideró que para resolver el problema de la violencia debe haber voluntad política por parte del Gobierno federal, la cual no ha habido hasta el momento.

“El tema es hablar con el Presidente, pero si él no está en la buena voluntad de entender la dimensión del problema que tiene el país y los mecanismos que tiene que echar a andar para poder transformarlo, pues podrán poner al mejor hombre o mujer (en la Secretaría de Seguridad) y el tema no va a funcionar”.

***

–En los próximos días Alfonso Durazo dejará oficialmente su cargo como Secretario de Seguridad y en este contexto, ¿cómo evalúa su paso por la Secretaría?

 –Como un enorme fracaso y una enorme simulación porque simplemente en estos dos años en que estuvo a la cabeza de la Guardia Nacional tenemos 50 mil muertos, masacres por todos lados y un fuerte número de desapariciones. Es una gestión desastrosa, llena de mentiras y tenemos incluso la vergüenza que fue el “Culiacanazo”. Es decir, la suma de su tarea deja mucho qué desear y mucho dolor y violencia.

–Durazo declaró en días pasados que “ya no hay absolutamente ninguna área del dominio de algún grupo criminal” y puso como ejemplo que antes había zonas administradas y hasta gobernadas por el crimen organizado como en el Triángulo Dorado que lo controlaba el Cártel de Sinaloa. ¿Qué piensa de esto?

–Es una gran mentira, es un desvergonzado, lo mejor es que se calle y que salga discretamente (de la Secretaría) porque ahí están los datos y ahí está también la expresión del estado delincuencial que ahora administra la 4T.

SICILIA-AMLO

Sicilia considera que el problema de la violencia solo se solucionará con la voluntad del Presidente. Foto: Juan Pablo Zamora, Cuartoscuro.

Ahí está la detención de Cienfuegos que pone en evidencia que el aparato de Estado está totalmente corrompido desde hace varias décadas y que ahora ha sido administrado por la 4T como anteriormente lo administraron priistas y panistas. El Estado está corrompido y por eso nuestra insistencia de lo que pactó primeramente el Presidente con nosotros (víctimas) y después le dio la espada, que es la justicia transicional con esos dos mecanismos de verdad y de justicia. Esto implica a todas las instituciones, el Estado es incapaz de juzgarse a sí mismo por las redes de complicidad y simulación y como ejemplo estas detenciones de Genaro García Luna y Salvador Cienfuegos.

El cinismo con el que se expresa Durazo es una prueba clara de que esto está podrido y para resolverlo necesitamos meter toda la voluntad política y toda la unidad de la Nación para construir mecanismos de verdad y de justicia. Fuera de eso no seguiremos acumulando muertos y ahora peor porque ya desmantelaron la única conquista que habíamos hecho que es la Comisión de Atención a Víctimas. Lo que nos aguarda es un infierno.

 –¿Cuál sería la persona indicada para ser Secretario de Seguridad?, ¿qué cualidades debe tener y qué debería hacer una vez estando al frente de la dependencia?

–Como las instituciones están tan corrompidas, no basta la persona idónea, es la estructura la que tiene que ser transformada, por eso insisto en esas condiciones, es decir, uno puede tener a la mejor persona, pero si la institución no está sana o no hay voluntad política, no va a operar bien. Un claro ejemplo es la Comisión de Atención a Víctimas, han cambiado titulares y yo puedo decir que Mara Gómez fue una buena titular, pero no había condiciones ni por parte del Presidente ni por parte de Gobernación para que el aparato se limpiara.

Podrán poner al mejor hombre y mujer en el cargo que va a dejar Durazo y esto no va a funcionar porque esto funciona a través de un mecanismo de limpieza del país y eso implica el mecanismo de justicia transicional.

 –¿Como sociedad civil se acercarán al nuevo titular de la Secretaría de Seguridad?

–El problema no está en hablar con el titular de la Secretaría porque por desgracia este país descansa en la voluntad del Presidente, entonces el tema es hablar con el Presidente, pero si él no está en la buena voluntad de entender la dimensión del problema que tiene el país y los mecanismos que tiene que echar a andar para poder transformar realmente este país, pues podrán poner al mejor hombre o mujer y el tema no va a funcionar.

–El caso de Cienfuegos evidenció la intromisión del crimen organizado en el Ejército, ¿qué representa la detención de un extitular de la Sedena?, ¿cómo deja al Ejército?

–Es un llamado de atención profundo, si realmente están en una buena disposición es el momento de presentar un franco de honestidad y hacer una verdadera limpia del propio Ejército para darle credibilidad. La sospecha que cae sobre ellos y sobre el Estado entero exige que tomen un acto de honestidad las partes sanas del Ejército, que las hay, y empiecen a enjuiciar a quienes estén coludidos con todo esto. Por eso necesitamos un mecanismo de verdad y justicia que vaya más allá del Estado.

–¿Qué debe hacer el Gobierno para que ya no haya más Cienfuegos ni Garcías Lunas en el poder?

–Necesitamos una gran Comisión de la Verdad con el apoyo internacional, como se ha hecho en otros países, y alinear todo el Estado en función de esta Comisión y que termine en procesos judiciales. La justicia trasicional es el traslado de un Estado criminal a uno de Derecho. No basta con la buena voluntad del Presidente y su discurso. No basta con las mentiras que nos ha acostumbrado el Presidente, Durazo y ahora López-Gatell para que las cosas cambien. Lo que nos está mostrando la realidad es que el Estado está muy corrompido y coludido con el crimen organizado.