La vigilancia sobre las reuniones y fiestas se intensificará pues se recomienda no realizarlas con un número de asistentes mayor a 10 personas.

En caso de seguirse incrementando el número de hospitalizaciones durante la próxima semana estaríamos anunciando, para el próximo viernes, ya medidas de restricción de horarios”, adelantó la Jefa de Gobierno.

Ciudad de México, 30 de octubre (SinEmbargo).- La Jefa de Gobierno de la Ciudad de México informó que la entidad iniciará el mes de noviembre en color naranja del semáforo epidemiológico aún con alerta por el aumento de casos de la COVID-19 registrada en las últimas semanas. La próxima semana podrían anunciarse medidas de restricción de horarios en caso de continuar el aumento de casos.

“Estamos ya con una serie de medidas, en caso de ser necesarias, las tomaríamos. En caso de seguirse incrementando el número de hospitalizaciones durante la próxima semana estaríamos anunciando, para el próximo viernes, ya medidas de restricción de horarios”, adelantó y dio una semana para ejercer los cambios y ajustes necesarios para propiciar la sana distancia.

La mandataria local explicó que, pese a que las hospitalizaciones crecieron en la entidad, las camas ocupadas ascienden a poco más del 35 por ciento. “Si consideramos todo el mes de octubre tuvo una disminuciones en las atenciones hospitalarias”, dijo Sheinbaum y recordó que el mayor pico se registró en mayo.

La alerta del semáforo naranja continúa y el Gobierno capitalino solicitó limitar las celebraciones para que se realicen de no más de 10 personas y adelantó que se intensificarán la supervisiones en bodas, bautizos y demás reuniones.

Sobre las medidas de restricción justificó que llegarían en una semana debido a que esperan que, con base en el trabajo territorial, se puedan conseguir frutos a partir de la próxima semana. “Si no es así quiere decir que son distintas actividades las que están provocando este número de contagios”, aseguró.

La Jefa de Gobierno explicó que las restricciones que se podrían tomar afectarían directamente al empleo, por lo que espera que no se deba llegar a cambiar el modelo de los horarios de labores, pues el ingreso familiar se vería mermado.

Sheinbaum Pardo llamó a conmemorar el Día de Muertos desde casa y evitar salir. Recordó que escuelas, guarderías, centros nocturnos y eventos masivos continúan cancelados en la entidad.

Aprovechó el inicio de su conferencia diaria para felicitar a Rosa Icela Rodríguez por el cargo que el Presidente López Obrador le ofreció para encabezar la Secretaría de Gobernación federal.

Solicitó a los bares y a las personas jóvenes que eviten realizar actividades que pongan en riesgo el aumento de contagios y reiteró la necesidad de continuar alertas a las visitas territoriales que se harán pues se verificará el cumplimiento de las medidas de sana distancia, como horarios, flujo y aforo.

El jueves, Sheinbaum Pardo descartó volver al semáforo rojo, pero adelantó posibles medidas restrictivas. “No vamos a pasar a semáforo rojo mañana, estamos evaluando alguna posibilidad de restricción en algunos horarios, lo estamos evaluando a partir del incremento no solo en la hospitalización, sino en ingresos hospitalarios”, dijo.

En la Ciudad de México hay 159 mil 680 casos confirmados de la COVID-19, 67 mil 372 casos sospechosos, 12 mil 533 casos activos y 15
mil 047 muertes.