Deportes

México levantó la cabeza al final, pero el fiasco es el más duro en casi medio siglo

30/11/2022 - 10:08 pm

Al final, lo que muchos aficionados, especialistas y analistas deportivos temían, sucedió: la selección mexicana de futbol concretó su peor participación en una Copa del Mundo desde Argentina 1978 pese a ganar su partido ante Arabia Saudita, sumar 4 puntos y marcar solo dos goles en el torneo. 

Ciudad de México, 30 de noviembre (SinEmbargo).- México no tuvo esta vez tiempo de soñar con el quinto partido: por primera vez en 44 años el seleccionado nacional quedó eliminado de la fase de grupos a pesar de haber derrotado 2-1 a Arabia Saudita, un fracaso más para Yon de Luisa Plazas, el presidente de la Federación Mexicana de Fútbol que fue ratificado por los dueños de clubes —los verdaderos jeques del balompié nacional— por otros cuatro años más, y sobre todo el fin de la era de Gerardo el “Tata” Martino, quien no tuvo ni un solo logro con el Tri.

El cuadro nacional llegó a Qatar con la misión de alcanzar la ronda de cuartos de final por primera vez fuera de México —pues solo ha jugado en esta fase en ambas ocasiones que albergó la Copa del Mundo, en 1970 y 1986—, pero en esta ocasión, no le alcanzó para superar la fase de grupos y cortó una racha de siete mundiales seguidos accediendo por lo menos a los octavos de final.

La actuación de México en Qatar 2022 se convierte en la peor participación de una selección nacional en 44 años en una Copa del Mundo desde que el tricolor perdió sus tres partidos —ante Alemania, Túnez y Polonia— en fase de Grupos en Argentina 1978.

César Montes de México reacciona al final del partido contra Arabia Saudí por el Grupo C de la Copa Mundial en el Estadio Lusail en Lusail, Qatar, el miércoles 30 de noviembre de 2022. México ganó 2-1 pero no logró avanzar en el torneo. Foto: AP, Ricardo Mazalán

El equipo dirigido por Gerardo “Tata” Martino tuvo en sus manos el pase a los octavos de final, pero la falta de contundencia frente a la portería rival, el gran mal de esta selección, terminó cobrando factura y dejando fuera a México en primera ronda. Tras los encuentros de este día, Argentina terminó como primer lugar del Grupo C con 6 unidades, y Polonia avanzó en segundo lugar con 4 puntos por mejor diferencia de goles frente a la selección nacional. Arabia Saudita acabó en el sótano con 3 puntos.

De acuerdo con especialistas y analistas deportivos, en papel México se jugaría su pase a los octavos de final de Qatar 2022 ante Polonia, pues Argentina, uno de los principales aspirantes a levantar la Copa del Mundo, lucía como el principal favorito para avanzar como primero de grupo. Pero la realidad fue muy distinta. La albiceleste tuvo que sobreponerse a una inesperada derrota ante Arabia Saudita en su debut, derrotó a México en el segundo partido y doblegó 2-0 al equipo de Lewandowski. En tanto, los árabes además de derrotar al equipo de Messi en la primera fecha eliminaron a los mexicanos al descontar en los minutos finales del partido.

Gerardo Martino, señalado como uno de los grandes responsables de este fracaso, aseguró que no continuará como técnico de la selección mexicana tras la eliminación de Qatar 2022.

“El contrato se venció cuando el árbitro terminó el partido (ante Arabia Saudita) y no hay nada para hacer”, dijo el argentino en conferencia de prensa.

El técnico asumió la responsabilidad de la eliminación y aceptó que México fracasó en este mundial. “Yo soy el responsable de esta decepción que tenemos hoy asumimos el fracaso que tuvimos en esta Copa del Mundo”, sentenció.

El entrenador de México, Gerardo Martino, gesticula durante el partido contra Arabia Saudí por el Grupo C de la Copa Mundial en el Estadio Lusail en Lusail, Qatar, el miércoles 30 de noviembre de 2022. Foto AP, Moisés Castillo

Los cuestionamientos en contra del técnico argentino nunca cesaron durante los meses previos al mundial ni durante la competencia, primero, por la falta de ideas en el ataque. Martino pocas veces cambió a su esquema 4-3-3 y, cuando lo modificó ante Argentina con un 5-3-2, el equipo renunció a atacar al rival. En segundo lugar estuvieron las críticas por los jugadores convocados y sus decisiones de dejar en la banca a Edson Álvarez, ante la albiceleste, y no darle minutos de juego a Rogelio Funes Mori, delantero al que defendió ante las críticas.

Pero tal vez, el mayor cuestionamiento en la era de Martino al frente de la selección fue su elección de jugadores. El argentino mantuvo hasta el final la convocatoria de jugadores que no atravesaban por su mejor momento futbolístico, pero que eran de su completa confianza, lo que lo llevó a mantener una base que fue su columna vertebral en las eliminatorias y que llegó hasta la Copa del Mundo.

Tras la eliminación de México, gran parte de la afición reavivó las críticas hacia “El Tata” por mantener y darle oportunidad de Raúl Jiménez, quien venía regresando de una lesión y fue inoperante en los minutos que participó, no alinear a Rogelio Funes Mori, delantero que llevó a Qatar en lugar de Santiago Giménez, atacante del Feyenoord y mantener a jugadores veteranos.

El mexicano Raúl Jiménez reacciona al final del partido que ganaron a Arabia Saudí 2-1 por el Grupo C de la Copa Mundial en el Estadio Lusail en Lusail, Qatar, el miércoles 30 de noviembre de 2022. México ganó 2-1 pero no logró avanzar en el torneo. Foto AP, Ricardo Mazalán

UNA GESTION DESASTROSA

Lo cierto es el que el desempeño del tricolor no sólo es producto de la gestión del Gerardo “Tata” Martino a quien se le atribuyen muchos de los males del equipo, sino va más allá. El balompié nacional viene arrastrando una serie de problemas que ya han salido a flote y que han impactado de manera negativa en la selección: Un sistema de competencia poco exigente que no apuesta por los procesos a largo plazo, la falta de contacto internacional a nivel de selecciones y clubes, la apuesta por futbolistas extranjeros en puestos clave y el manejo de directivos que son acusados de anteponer sus intereses económicos sobre el bien deportivo.

Uno de esos directivos tiene nombre y apellido, se trata de Yon de Luisa, actual Presidente de la Federación Mexicana de futbol quien que desde que asumió el cargo ha acumulado fracasos en todas las categorías de la selecciones nacionales: no se consiguió el pase a los Juegos Olímpicos de París 2024, la selección nacional femenil no clasificó al mundial de la especialidad y el cuadro nacional fue eliminado en fase de grupos en Qatar.

¿Pero quién es Yon de Luisa? Antes de desempeñarse en el ámbito deportivo, Yon de Luisa trabajó para Banamex y fue gerente general del sector financiero de la Bolsa de Valores de la Ciudad de México. Cuenta con más de 15 años de experiencia trabajando en la industria del deporte en México. Antes de ocupar su puesto actual, fue presidente del Club América, vicepresidente de Televisa Deportes y director ejecutivo del comité organizador de la Copa Mundial Sub-17 de la FIFA 2011 en México. También representó a México como director de la candidatura para la candidatura de la Copa Mundial de la FIFA 2026.

Yon de Luisa, presidente de la Federación Mexicana de Futbol. Foto: Rogelio Morales, Cuartoscuro.

Tras la eliminación de la selección nacional en Qatar, analistas, periodistas y gran parte de la afición han exigido su renuncia inmediata como Presidente de la FEMEXFUT. Previo al partido de este día, varios medios de comunicación en México afirmaron que sin importar cuál fuera el resultado, De Luisa continuaría en su cargo por lo menos cuatro años más, hasta 2026.

En tanto, el otro gran señalado, Gerardo Martino, confirmó que dejará su cargo como director técnico de la selección y pone punto final a una gestión que quedará marcada por la histórica eliminación de este día.

Martino fue nombrado entrenador del Tri en 2019 en sustitución del colombiano Juan Carlos Osorio, llegó como un técnico de renombre internacional que venía de haber dirigido a la selección argentina de futbol, al Barcelona y que había alcanzado notoriedad por su exitoso paso por la selección de Paraguay, con la que alcanzó los cuartos de final en Sudáfrica 2010 y la final de la Copa América de 2011. La realidad es que a pesar de su fama internacional, “El Tata” no ganó nada con México, ni pudo siquiera alcanzar lo hecho por sus antecesores, alcanzar los octavos de final.

Martino deja a la selección mexicana después de 66 juegos dirigidos y un saldo de 42 victorias, 12 derrotas, 12 empates, 116 goles y 55 dianas recibidas, con un 54 por ciento de efectividad.

Alfonso López Dávila
Escribo sobre temas de interés social, salud, política y deportes. Apasionado del futbol, el cine de superhéroes, la ciencia ficción y las películas de Rocky.
en Sinembargo al Aire

Opinión

Opinión en video