A sólo unos meses de que Morelos escoja a un nuevo gobernador, PRI, PAN y PRD ya arrancaron sus procesos internos para elegir candidato. El nuevo gobernador asumirá el cargo el próximo 1 de octubre y recibirá la administración estatal de manos de Marco Adame Castillo, segundo panista que, de forma consecutiva, gobierna en Morelos.

Adame nació en Cuernavaca, en diciembre de 1960. Es Médico Cirujano egresado de la Universidad Autónoma de Morelos y cuenta con un posgrado en Administración por parte del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey. Desde sus años como estudiante de preparatoria, “su perfil ultraconservador, radical y fanático le caracterizó entre sus compañeros”, dice David Monroy. A los 26 años, fundó el grupo “Testimonio y Esperanza”, un movimiento de ultraderecha vinculado con El Yunque y que, según su sitio de Internet, busca “formar líderes que animen a la juventud a vivir un estilo de vida cristiano en los ámbitos de la vida social y trabajar en la construcción de un México mejor, siempre fiel”. Algunos personajes vinculados con el grupo son José Luis Luege Tamargo, Carlos Medina Plascencia y Jorge Serrano Limón.

En 2009, junto con Provida, “Testimonio y Esperanza” se sumó a la iniciativa que buscaba canonizar a Carlos Abascal. En nuestro país, el movimiento tiene presencia en Guanajuato, Puebla, Jalisco y el Distrito Federal. También ha buscado expandirse a países como Colombia, Argentina, España y el sur de Estados Unidos. Además de Adame, otros que han estado al frente del grupo son Jorge Barba Gutiérrez, Rodolfo Álvarez del Castillo y Víctor León. Adame ha participado en otros grupos conservadores como la Unión Social de Empresarios Mexicanos, la Confederación Patronal de la República Mexicana de Morelos, la Federación de Escuelas Particulares de esa entidad (de 1990 a 1991) y, entre 1990 y 1992, como director general de Juventud Promotora de Valores Universales. Durante cinco años, 1992-1997, fue director del Instituto Angloamericano.

En 1997, el actual mandatario morelense se unió al Partido Acción Nacional y fue lanzado por el blanquiazul como candidato a diputado. Como legislador fue secretario de la Comisión de Salud, vocero de la bancada panista y uno de los más acérrimos críticos de la administración de Jorge Carrillo Olea. Aunque su nombre sonó fuerte como posible candidato a la gubernatura de Morelos en 2000, Adame anunció que buscaría convertirse en senador. El candidato del PAN fue Sergio Estrada Cajigal, quien con 55.1% de los votos (más del doble de lo que obtuvo Juan Salgado Brito, del PRI) se convirtió en el primer gobernador morelense surgido de la oposición.

Desde el Senado de la República apoyó la candidatura de Carlos Medina Plascencia a la presidencia nacional de Acción Nacional. Fue, además, secretario de la Comisión de Educación y miembro de la Comisión de Relaciones Exteriores. En 2003 se convirtió en coordinador de Comunicación de las campañas de Acción Nacional y, dos años después, vocero del CEN del PAN. Siguió fiel a Medina Plascencia cuando el ex gobernador de Guanajuato enfrentó a Felipe Calderón Hinojosa y a Santiago Creel Miranda en busca de la candidatura panista a la Presidencia de la República. Tras la victoria de Calderón en la elección interna, Adame Castillo se sumó al equipo del ex secretario de Energía.


RUMBO A LA GUBERNATURA

Todavía como senador, inició su camino rumbo al gobierno de Morelos con el pie izquierdo. En febrero de 2006, un globo aerostático colocado por el equipo de campaña de Adame provocó un apagón de varias horas en el primer cuadro de la ciudad de Cuernavaca. Dos meses después, las cosas se complicaron más cuando el hermano del candidato panista, José Luis Adame Castillo, y su hijo, Luis Daniel Adame Tapia, fueron detenidos tras ser señalados por una banda de robacoches como compradores de vehículos robados. Y, por si hiciera falta, el 2 de junio, justo un mes antes de las elecciones, el hijo mayor del candidato, Armando Adame Alemán, fue detenido tras participar en una riña dentro de un bar en Cuernavaca.

Con la ventaja según todas las encuestas para el panista, llegó el 2 de julio de 2006. Aunque no con la misma ventaja que su antecesor, Marco Antonio Adame Castillo logró retener la gubernatura de Morelos en poder del PAN. El blanquiazul obtuvo 35.14%; Fernando Martínez Cue, de la coalición “Por el Bien de Todos” (PRD-PT-Convergencia), 31.26%; Marisela Sánchez Cortés, de la alianza PRI-PVEM, 26.57%; Víctor Benítez Quintero, del PANAL, 2.94%, y representando al Partido Alternativa Socialdemócrata y Campesina, Eduardo Brito Gómez obtuvo sólo 1.10 por ciento.

A su toma de protesta no asistieron ni el todavía presidente Vicente Fox, ni el presidente electo, Felipe Calderón. Entre otros invitados estuvieron Josefina Vázquez Mota, Carlos Abascal, Manuel Espino, los gobernadores Héctor Ortiz, Juan Manuel Oliva, Francisco Ramírez Acuña, Emilio González Márquez y el ex presidente de México Unido Contra la Delincuencia, Guillermo Velasco Arzac. En su discurso, aseguró: “Quiero compartir con ustedes, finalmente, que el personaje que más admiro, con el que más me identifico es mi paisano José María Morelos y Pavón”. Su amor por el “Generalísimo Morelos” es tal que en febrero de 2008, su administración aportó un millón de pesos para la publicación del libro Morelos, primavera de México, escrito por Alejandra Atala y Adalberto Ríos Szalay. Adame viajó a España para presentar el volumen.


ADAME, HOMBRE DE FAMILIA

Marco Adame Castillo es un hombre de familia. Está casado con Mayela Alemán Olvera, a quien conoció en la universidad, y tienen siete hijos. Es, además, hermano de nueve, de los cuales dos han disfrutado directamente de los beneficios que supone ser familiar de un gobernador. Un reportaje de Alejandro Almazán, publicado por la revista Emeequis el 3 de agosto de 2009, revela que el ingeniero Humberto Adame Castillo, sin historial político, se convirtió en gerente estatal de la Comisión Nacional Forestal, y Édgar Adame Castillo, asesor jurídico del municipio de Xochitepec, también salió beneficiado. Asimismo, José Luis del Valle Adame, integrante de El Yunque y primo del gobernador, obtuvo un pedazo del pastel al ser nombrado como director jurídico de la Secretaría de Gobierno.

Pero Marco Adame no sólo ha sido “benévolo” con su familia, los parientes de su esposa también han tenido lugar en su administración. Dos cuñadas y dos cuñados de Adame han sacado provecho de los contactos de Adame Castillo: Margarita Alemán Olvera fue nombrada titular de la Contraloría; Claudia Alemán Olvera ha sido en el gobierno de Cuernavaca jefa de los Bomberos y funcionaria de Seguridad Pública; Jesús Salvador Alemán Olvera, quien trabaja en el área administrativa del Sindicato de Trabajadores del Congreso de Morelos, y José Armando Alemán Olvera fue coordinador sectorial de Educación Media Superior a Distancia.

Completan la llamada popularmente “Sagrada Familia de Morelos”, personajes como Óscar Sergio Hernández Benítez; su esposa, Susana González Arroyo, y su hijo, Óscar Daniel Hernández González; José Raúl Hernández Ávila, ex alcalde de Cuernavaca y líder estatal de La Sagrada Familia; Rita Lorena Hernández Ávila, funcionaria del Instituto de la Educación Básica de Morelos; el senador Adrián Rivera Pérez; Oswaldo Castañeda Barrera; Javier López Sánchez, “vicegobernador” de Morelos; Sergio Álvarez Mata, ex secretario General de Gobierno durante la administración de Adame; Francisco Ramón Tallabs Ortega; Antonio Tallabs Ortega y Germán Castañón Galaviz, entre otros.

No sólo su hermano y su sobrino han sido cuestionados por la ley. Su hijo mayor, Armando Adame Alemán, ha sido estrella de varios escándalos. En agosto de 2005, el hijo del gobernador morelense robó a su familia 5 mil pesos en vales de gasolina, una lap top de 25 mil pesos, un reloj digital de 5 mil, una grabador y una Palm propiedad de uno de sus hermanos. Después, Adame Alemán levantó una denuncia por extorsión en contra de Carlos Enrique Rodríguez, un ex compañero y con quien intentó negociar con plata, pero cuando el negocio no prosperó, Rodríguez obligó a pagar muy altos réditos, por los cuales se vio obligado a robar a su familia.


LOS PUNTOS FLACOS DE SU ADMINISTRACIÓN

A finales de 2008, Adame Castillo enfrentó su primer reto como gobernador. Miles de maestros sindicalizados presionaron al gobierno local mediante el paro de labores durante más de un mes y la toma de casetas para cancelar la Alianza por la Calidad de la Educación en Morelos. Los principales accesos a la ciudad de Cuernavaca fueron bloqueados y, ante el conflicto magisterial, fueron los padres de familia quienes tuvieron que reabrir las aulas. El PRD llegó a amenazar con exigir un juicio político en contra del mandatario panista por su incapacidad para resolver el conflicto. Y como la ineficiencia de los gobernantes casi nunca se castiga, Adame celebró el fin de 2008 con un aguinaldo de 300 mil pesos.

El segundo escándalo de su administración no tardó en llegar. Durante el mes de mayo de 2009, tras una ola de actos violentos (el levantón de 11 jóvenes; operativos federales para detener a sicarios del cártel de los Beltrán Leyva, en la misma calle donde vive Marco Adame, y la aparición de narcomantas), los titulares de la Secretaría de Seguridad Pública local, Luis Ángel Cabeza de Vaca Rodríguez, y, Francisco Coronato Rodríguez, de la Procuraduría General de Justicia del Estado, presentaron su renuncia. Al día siguiente de su salida, los dos ex funcionarios fueron detenidos y trasladados a las instalaciones de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada. En su sustitución fueron nombrados Gastón Menchaca Arias al frente de la SSP local y Mario Vázquez Rojas en la PGJE.

La detención provocó que las dirigencias nacional y estatal del Partido Revolucionario Institucional exigieran la renuncia de Adame. “Exigimos su renuncia como una consecuencia obligada de los escándalos de funcionarios de su Administración y otros gobiernos panistas de la entidad, que están siendo ligados al crimen organizado. Sería increíble que el gobernador Adame no tuviera conocimiento de las acciones delictivas de sus subordinados”, indicó el tricolor en un comunicado. El senador perredista Graco Ramírez se sumó a la guerra de declaraciones y aseguró que el gobernador panista sabía que Cabeza de Vaca brindaba protección al grupo delictivo de los Beltrán Leyva.

El ex mandatario morelense Sergio Estrada Cajigal Ramírez fue acusado por el Partido de la Revolución Democrática de mantener vínculos con el narcotráfico y el panista. La relación ya de por sí gastada entre Adame y su antecesor resultó aún más afectada cuando Estrada Cajigal dijo: “Mi primera apreciación es que está haciendo falta control, es decir cabeza en el Estado. El gobernador ha sido omiso, digamos, en atender de manera cercana lo que hace cada uno de sus secretarios, ése es mi punto de vista. De ahí se derivan los índices delictivos que se dispararon recientemente, que ya habían estado bajo control”.

El gobernador de Morelos fue llamado por un juez federal para declarar, en calidad de testigo, en el juicio por narcotráfico iniciado en contra de los ex funcionarios morelenses. La violencia escaló de forma exponencial. En abril de 2010, discotecas y bares de Cuernavaca se vieron obligados a cerrar por miedo al crimen organizado. Ciudadanos y empresarios exigieron la renuncia de Adame. En los primeros días de 2011, tras tres intentos, fue asesinado Habram Ortiz Rosales, alcalde de Temoac, Morelos. Un mes después, Fidelina Vidals Rojas, regidora priísta de Equidad y Género del municipio de Yecapixtla fue baleada por sujetos desconocidos, pero sólo resultó herida. A finales de marzo, Tito Barrera Ocampo, secretario general sustituido de la CTM en el estado, recibió dos disparos en la cara y murió.

Adame volvió a estar en la mira de la oposición y de la opinión pública cuando fueron hallados los cuerpos de siete jóvenes con pies y manos atadas y evidentes signos de tortura. Entre las víctimas se encontraba Juan Francisco Sicilia, hijo del escritor Javier Sicilia Zardain. Catorce días después, Gastón Menchaca Arias fue relevado de su cargo y Gilberto Toledano Sánchez, ex director de Seguridad Privada, llegó para ocupar el puesto.

EL “HEREDERO” DE ADAME

Desde julio del año pasado, varios panistas de Morelos comenzaron a levantar la mano rumbo al proceso electoral de 2012. Sonaron nombres como: Adrián Rivera Pérez, senador; Demetrio Román Isidoro, secretario de Obras Públicas estatal, y Víctor Manuel Caballero Solano, secretario de Salud. Sin embargo, el único en registrar su precandidatura fue Alejandro Villareal Gasca, ex secretario de Planeación y Finanzas, y considerado por muchos el “delfín” de Marco Antonio Adame y del ex gobernador Sergio Estrada Cajigal.

Villareal Gasca anunció que su proyecto se sostiene en cinco ejes: el eje de la viabilidad política y social, de la viabilidad económica, el de la viabilidad urbana ambiental y un quinto relacionado con la prevención del delito y la seguridad. Además, aseguró: Trabajaré para fortalecer al partido, escuchar las inquietudes y demandas de los panistas para incorporarlas a las acciones de un buen gobierno. Quiero caminar hombro con hombro con la militancia, ampliar el número de adherentes y activos, fortalecer las estructuras municipales e impulsar la democracia”.

Aunque todavía faltan algunos meses para las elecciones, las más recientes encuestas no favorecen al panista. Según un sondeo realizado por la empresa Grupo Impacto Inteligente 360° el día 10 de enero pasado, Villareal cuenta tan sólo con 6.8% de las preferencias. El ex senador Graco Ramírez Garrido Abreu, precandidato del PRD, tiene 24.5% y José Armando Orihuela, del PRI, cuenta con el 16.9 por ciento. Sin embargo, el sondeo indica que 45% de los entrevistas no ha decidido aún a que candidato apoyará.

 

BREVES:

1. Van 7 ex gobernadores por Senado:

Siete ex gobernadores priístas se registraron como precandidatos del tricolor con miras a ocupar un lugar en el Senado de la República. Los ex mandatarios interesados en contender por el cargo son: Manuel Cavazos Lerma, ex gobernador de Tamaulipas; René Juárez Cisneros, ex gobernador de Guerrero; de Querétaro, Enrique Burgos García; de San Luis Potosí, Teófilo Torres Corzo; Ismael Hernández Deras, por Durango; Patricio Martínez García, por Chihuahua y Félix González Canto, por Quintana Roo.

2. Eruviel controla elecciones: PRD:

Javier Salinas Narváez, secretario de finanzas del PRD en el Estado de México y precandidato al Senado, dijo que el gobernador Eruviel Ávila Villegas pretende controlar las elecciones locales mediante la mesa de diálogo que propuso. “No es casual que Eruviel esté planteando una mesa de diálogo, creo que estas mesas deben existir siempre por temas cruciales como la inseguridad, el crecimiento de la pobreza y la falta de apoyo hacia los municipios, y no sólo en esta etapa coyuntural de la elección”, aseguró.

3. Moreno Valle y sus excesos:

El gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle, lleva sólo un año en el puesto y ya ha gastado más de 62 millones de pesos en la remodelación de su despacho oficial y las oficinas del secretario general de Gobierno, Fernando Manzanilla, además de realizar obras similares en el DIF, la SEP e, incluso, en dos casonas que todavía no tienen uso definido. Este gasto es adicional a los 66 millones de pesos que el gobierno estatal gastó para remodelar la residencia oficial Casa Puebla.

4. Tlaxcala paga millones a Domingo:

La administración de Mariano González Zarur gastó 22 millones 736 mil pesos para el concierto del tenor Plácido Domingo. Marco Mena Rodríguez, secretario de Turismo local, reveló que los ingresos fueron equivalentes a 19 millones 145 mil pesos: ocho millones 530 mil pesos fueron obtenidos a través de la venta de boletos y 10 millones 615 mil pesos salieron de los patrocinadores (Banorte, Grupo Modelo, IDESA, La Providencia y Grupo Episa).

5. Ebrard, fin de semana en Davos:

El jefe de Gobierno del Distrito Federal, Marcelo Ebrard Casaubón, viajó el fin de semana a Davos, Suiza, para participar en un foro de energía sustentable y pedir a las grandes potencias económicas que destinen recursos para combatir el cambio climático. “Con el pretexto de la crisis se están posponiendo las medidas. No se ha invertido como ofrecieron que lo iban a hacer y alguien se los tiene que ir a decir”.

FRASES:

1. “Voy a destinar un mes de mi salario para la compra de víveres, que habremos de mandar a los tarahumaras. Hoy más que nunca, los indígenas tarahumaras del apoyo solidario de todos los mexicanos”, dijo el gobernador de Hidalgo, Francisco Olvera Ruiz. Cada mes, el priísta recibe poco más de 71 mil pesos.

2. “No veo la vinculación que tenga con otro organismo, estamos hablando de niños, pero estamos hablando de niños que no estaban en albergues, son niños sustraídos para una actividad ilícita, totalmente inhumana”, dijo Emilio González Márquez tras descartar vínculos entre algún organismo estatal y la red de mexicanos e irlandeses que traficaban con menores.

3. “Si nosotros no queremos que nos den agua, lo que queremos es que no nos quiten la que tenemos. Aquí en Chihuahua podemos salir adelante con lo que tenemos, somos el único desierto en el mundo que exporta agua, situación que no puede seguir así. El 80% del agua que cae en Chihuahua se exporta, ya es tiempo que el recurso se quede aquí”, dijo el gobernador César Duarte Jáquez