Ciudad de México, 31 de mayo (SinEmbargo).– Guadalajara se encuentra en su peor crisis de seguridad, urbana, social y política. Sus ciudadanos se sienten “traicionados” por los partidos políticos, aseguró Enrique Alfaro Ramírez, candidato de Movimiento Ciudadano (MC) a la Alcaldía y quien lidera las recientes encuestas sobre preferencia electoral.

Alfaro Ramírez, quien ya fue Diputado local, Alcalde de Tlajomulco de Zúñiga por la coalición de los partidos de la Revolución Democrática (PRD) y del Trabajo (PT), y candidato a Gobernador de Jalisco por el PT, MC y Alianza Ciudadana, consideró que tanto el estado, como su capital viven una de sus peores crisis de seguridad en los últimos 30 años, atribuible, en parte a un grupo de funcionarios que controlan el área desde hace al menos dos décadas.

“Jalisco está en una crisis de gobernabilidad, en un momento difícil de seguridad, y Guadalajara está en su peor crisis urbana social y política”, señaló Alfaro Ramírez en entrevista con SinEmbargo.

“Estamos viviendo las consecuencias de más de 30 años de una ciudad sin rumbo, que ha estado sujeta a la ocurrencia de alcaldes que han planificado con base a ocurrencias y no con una visión integral. Los ciudadanos se sienten traicionados por los partidos que los han gobernado”, agregó.

EL NUEVO CENTRO ECONÓMICO DEL NARCO

jalisco-en-llamas

Ante la captura y muerte de los líderes del Cártel de Los Caballeros Templarios, en Michoacán, el Cartel Jalisco Nueva Generación (CJNG) se colocó como el grupo criminal más poderoso del país, posicionando al estado como el centro económico del narcotráfico, lo que implica para quien gane la elección en Guadalajara el próximo 7 de junio evitar que la ciudad sea escenario de bloqueos como los que se registraron el 1 de mayo en distintos municipios.

Datos del Índice de Paz realizado por el Instituto de Economía y Paz dados a conocer en marzo de este año señalan que en dos años Jalisco se ubicó entre los 10 estados más violentos del país.

Según los reportes, de 2013 a 2015 Jalisco descendió siete lugares en el Índice de Paz México, para ubicarse como la novena entidad más violenta del país, por encima de estados donde el narcotráfico ha sido un problema histórico como Coahuila.

Registros del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses citados por el diario Milenio apuntan que del 1 de enero al 18 de abril de este año, en la entidad se cometió un homicidio cada ocho horas, siendo Guadalajara el primer lugar en homicidios durante el mismo periodo, con un total de 75.

Ante este panorama, Alfaro considera que las autoridades estatales ya perdieron la batalla contra el grupo criminal por lo que el nuevo Alcalde de Guadalajara tendría que coordinarse con la Federación. Asimismo, consideró necesario un relevo en los mandos estatales que durante al menos dos décadas han estado en manos de grupos ligados al Senador priista Arturo Zamora Jiménez, como es el caso del actual Fiscal General Luis Carlos Nájera Gutiérrez de Velasco.

–¿Cómo planeas manejar el problema del narcotráfico en Guadalajara sobre todo ahora que Jalisco se ha convertido nuevamente en el centro económico del narcotráfico en México?

–Concentrando a la Policía Municipal en la tarea que le corresponde, que son funciones eminentemente preventivas, pero estableciendo una coordinación con el Gobierno federal, que, afortunadamente ha asumido el mando de los operativos en materia de seguridad en el estado. Creo que el gobierno estatal ya había fracasado en ese propósito y está rebasado por la crisis de inseguridad. Desde el 8 de junio, un día después de la elección, buscaré contacto con el Gobierno federal para ver cómo podemos coordinar esfuerzos, pero sobre todo partiendo de la lógica de que el modelo actual ya no funciona

–¿Qué es lo que no funciona?

–La orientación a atender los efectos y no las causas, una nula política de prevención y una profunda red de corrupción dentro de las corporaciones policiacas que han permitido que el crimen vaya ganando terreno en la ciudad.

–¿Qué papel juegan en esta red de corrupción personajes que tienen más de 20 años controlando la seguridad en Jalisco como Arturo Zamora Jiménez [Senador por el PRI], Luis Carlos Nájera [Fiscal General] y el Comisionado de Seguridad Pública del estado, Alejandro Solorio Aréchiga?

–Son personajes que ya tienen que estar fuera de la estrategia de seguridad, mientras eso no suceda nunca se va a recuperar la paz y tranquilidad en Guadalajara. Desde que fui candidato a Gobernador yo fui el único que no estuvo de acuerdo en un planteamiento que se nos hizo por parte de algunos empresarios de Jalisco, en 2012, de asumir el compromiso de ratificar a Nájera en su cargo, lo dije y lo sostengo que él es parte del problema que estamos también enfrentando de seguridad.

–Pero si ganas la elección como Alcalde de Guadalajara tendrás que tratar con estos funcionarios, coordinarse con ellos…

–El Presidente Municipal de de Guadalajara sabrá establecer las condiciones para el diálogo y la construcción de acuerdos, pero vamos a trabajar con firmeza y determinación. Como están pasando las cosas, ahora no se puede restablecer el orden y la tranquilidad en Guadalajara. Necesitamos que el Gobierno federal entienda lo que está pasando; creo que lo entiende y necesitamos que se haga algo al respecto y que podamos restablecer juntos una nueva estrategia y un nuevo equipo de trabajo.

–¿Quién gobierna Guadalajara?

–Un grupo de interés que está concentrados en los negocios, en torno a Aristóteles [Sandoval, el Gobernador], su padre [el Magistrado del Supremo Tribunal de Justicia de Jalisco, Leonel Sandoval Figueroa] y algunos funcionarios que hoy son los fuertes del la campaña del PRI como Alberto Lamas, Sergio Ramírez…

–Hablas de una desconfianza hacia los partidos políticos, pero finalmente se está postulando por un partido político y no como candidato ciudadano

–Soy político y soy ciudadano, nunca me he imaginado separándome de esas dos condiciones. Soy las dos cosas y decidí ser candidato independiente porque en Jalisco estamos tratando de parar a la peor versión del PRI y en ese sentido no le puedes dar ventaja. Competir como candidato independiente en este país es darle la ventaja a los partidos y, por eso, aunque hubiera sido más fácil seguir esa ruta optamos por utilizar a Movimiento Ciudadano como un vehículo para cubrir el proceso. Yo podría haberme registrado como independiente en Guadalajara , pero ¿qué vamos a hacer en los otros 124 municipios?.

–¿Vas a ganar?

–Vamos a ganar por un buen margen la elección.

–¿Te van a respetar el triunfo?

–Vamos a hacer que nos lo respeten. Ellos están pensado en torcer el resultado de la elección, pero nosotros nos hemos preparado para respetar a voluntad de la gente.

–¿Quiénes son ellos?

–El Gobierno. Esta es una elección de Estado: no vamos contra el PRI y su candidato vamos contra el Gobierno y todo su aparato.

ATRAPADO POR SU PASADO

Foto: Francisco Cañedo, SinEmbargo

El candidato del Movimiento Ciudadano a la Alcaldía de Guadalajara asegura que la ciudadanía está molesta con los partidos que han gobernado la capital del estado. Foto: Francisco Cañedo, SinEmbargo

Aunque las encuestas le dan la ventaja sobre sus opositores del Partido Revolucionarios Institucional, Ricardo Villanueva y de Acción Nacional Alfonso Petersen, durante su campaña Alfaro Ramírez ha sido cuestionado por su gestión como Alcalde de Tlajomulco de Zúñiga, periodo durante el cuál, de acuerdo con medios locales, habría aprobado la construcción de fraccionamientos inhabitables y denuncias en su contra: por fraude ante la Fiscalía estatal (averiguación previa 7148-2012) y por delitos ambientales ante la PGR (AG2MIII-5837-2013), dependencia le giró un citatorio el 30 de julio de 2014.

Otro de los cuestionamientos que se la ha hecho durante la campaña es su pasado priista a lo que responde: “me salí al darme cuenta lo que representaba el PRI. Todos cometemos errores de juventud”.

–También has sido cuestionado, principalmente por su desempeño como Alcalde de Tlajomulco.

–Sí, pero fue el Gobierno municipal mejor evaluado en transparencia, en políticas sociales, en mecanismos de participación ciudadana. Creo que fue un gobierno mas bien reconocido. Hoy, años después de ser Alcalde, están tratando de decir que lo que hicimos estuvo mal hecho aún cuando en su momento la gente de Tlajomulco lo ha reconocido.