La reciente producción de Netflix se ambienta a finales del siglo XIX en la ciudad de Nueva York.

Ciudad de México, 31 octubre (SinEmbargo).- La serie se ambienta a finales del siglo XIX en la ciudad de Nueva York y gira en torno a la búsqueda de un asesino en serie con nuevos métodos como las huellas digitales y la psicología.

La primera víctima de asesinato es un inmigrante de 13 años de edad al que le han quitado los ojos, mutilado sus genitales y causado otras lesiones desagradables.

La reciente producción de Netflix dirigida por Jakob Verbruggen cuenta con una temporada de 10 episodios.