En el último día de 2019, Acapulco tuvo una ocupación del 92.3 por ciento, pero ahora está apenas por encima de un tercio del total.

El 30 de diciembre en Ixtapa, los cuartos ocupados registraron 40.4 por ciento, y en el puerto de Zihuatanejo las hospederías llegaron a 43.6 por ciento del 70 por ciento autorizado.

Por Mariana Labastida, Brenda Escobar y Lourdes Chávez

Guerrero, 31 de diciembre (El Sur).-  La ocupación hotelera en Acapulco descendió décimas de punto en comparación a día anterior, el año pasado sin pandemia de coronavirus el puerto llegó al 92.3 por ciento en el penúltimo día del año, y el estado promedió con los tres lugares turísticos más grandes de la entidad una ocupación de 88.4 por ciento.

Según las estadísticas de la Secretaría de Turismo (Sectur) estatal, la ocupación hotelera en Acapulco pasó de 36.4 por ciento a 36.1 por ciento, con un incremento en el porcentaje de la zona Diamante y una disminución en la Dorada y Tradicional.

La ocupación hotelera en la zona Diamante fue del 45.8 por ciento, 2.2 puntos porcentuales más que el martes que fue del 43.6 por ciento; en el caso de la Dorada bajó de 34.6 a 33.9, siete décimas de punto y la que registró la mayor disminución de porcentaje de ocupación fue la Tradicional, al pasar de 21.8 a 15.3 por ciento de cuartos rentados.

playa-acapulco

Imagen del 27 de diciembre en las playas del puerto de Acapulco, que continúan recibiendo a miles de turistas. Foto: Carlos Alberto Carbajal, Cuartoscuro.

También se produjo una disminución en la ocupación en los condominios que llegaron al 80 y 75 por ciento en la zona Diamante y Dorada, respectivamente. Ayer bajaron a 65 y 60 por ciento, perdieron 20 puntos porcentuales. En tiempo compartido se estableció en 25 por ciento.

Taxco de Alarcón también registró un incremento en el número de habitaciones disponibles ocupadas con el 22.3 por ciento, el día anterior tuvo 20.6 puntos porcentuales de habitaciones rentadas.

Este último miércoles del año, la ocupación hotelera en Ixtapa-Zihuatanejo fue de 41 puntos porcentuales; en Ixtapa, los cuartos ocupados registraron 40.4 por ciento, y en el puerto de Zihuatanejo las hospederías llegaron a 43.6 por ciento del 70 por ciento autorizado por las autoridades de acuerdo al semáforo epidemiológico color amarillo.

Ayer, la playa El Palmar, en la zona hotelera I de Ixtapa, lució con decenas de bañistas que disfrutaban del sol, mar y la arena; lo mismo se pudo observar en las albercas de los grandes hoteles, meseros llevando bebidas refrescantes a los huéspedes recostados en camastros o nadando en las piscinas.

playa-acapulco

Foto del 27 de diciembre en Acapulco, con la ocupación hotelera al alza. Foto: Carlos Alberto Carbajal, Cuartoscuro.

El bulevar de la zona hotelera empezó a verse ocupado con vehículos con placas de otros estados del país; en la zona de la playa Linda, también se vieron estacionados en ambos sentidos autobuses de turismo de excursión.

En el puerto, también la llegada de turistas empezó a ser notoria.

Durante un recorrido por el centro de la ciudad, se observó que en el mercado central y sus alrededores, los turistas nacionales caminaban en busca de alimentos y artículos de playa a precios más económicos.

Al filo de las 11 de la mañana, en el muelle principal se notó más la actividad, con la llegada de turistas que buscaban embarcarse hacia la playa Las Gatas a pasar el día.

playa-acapulco

La ocupación hotelera sigue al alza faltando pocos días para la celebración de año nuevo. Foto: Carlos Alberto Carbajal, Cuartoscuro.

PROMEDIO ESTATAL EN 40%

En el mensaje de la evolución del COVID-19, desde la Quebrada de Acapulco, el secretario de Turismo, Ernesto Rodríguez Escalona, informó que el promedio de la ocupación hotelera en el estado se mantiene en 40 por ciento, no obstante que ayer en la mañana algunos hoteles de Taxco, Ixtapa, Zihuatanejo y Acapulco llegaron al límite del aforo permitido de 70 por ciento.

Adelantó que esperaban que en el transcurso de ayer y hoy en la mañana lleguen más personas, con lo cual se elevaría la ocupación hotelera para la celebración de fin de año.

playa-acapulco

Previo a la celebración del año nuevo la ocupación hotelera en Acapulco se mantiene en un 36.1 por ciento. Foto: Carlos Alberto Carbajal, Cuartoscuro.

Reconoció a los establecimientos turísticos de Taxco, Ixtapa y Zihuatanejo, así como los de Acapulco, su firmeza al cumplir y hacer cumplir los protocolos, pero insistió en que no se puede bajar la guardia.

“Este es un llamado a todos los turisteros a reforzar todas las medidas”.

También informó que hubo un conflicto hace varios días entre los clavadistas de la Quebrada con el hotel El Mirador, en el cual intervino el gobernador, Héctor Astudillo Flores, para alcanzar una solución. Subrayó que la mejor promoción de Acapulco y la más efectiva en 80 años han sido los clavadistas de La Quebrada.

Por otro lado, el jefe de la Oficina del Ejecutivo, Alejandro Bravo Abarca, reconoció la disposición de los turistas para atender la medida sanitaria de abandonar las playas desde las 7 de la noche, que se aprobó hace tres días.

Aseguró que el gobernador ha encabezado operaciones conjuntas con militares y policías para invitar a los visitantes a abandonar las playas. Recalcó que el estado mantiene las brigadas de sanitización y llamados al uso de cubrebocas y mantener la sana distancia en puntos de mayor movilidad, a la llegada de camiones con turistas.

playa-acapulco

Familias en Acapulco el 30 de diciembre. Foto: Carlos Alberto Carbajal, Cuartoscuro.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE EL SUR. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.