Reconoce la plenitud que el universo te ha concedido, porque no hay nadie idéntico a ti. Si conoces a alguien con la gracia de portar tu mismo nombre, bendícelo y continúa tu camino, de lo contrario una mala y desmedida reacción te hará quedar mal con todos aquellos que te conocen. Aprende de Belinda, quien pidió a su medio millón de seguidores en twitter que hostigaran por medio de internet a una jovencita que se llama igual que ella, y ahora es considerada la mayor ciber bully de México.