La Procuraduría General de la República determinó que dos armas de fuego halladas en el domicilio de Jorge Hank Rhon están vinculadas con homicidios perpetrados en el estado de Baja California.

Las 88 armas halladas por militares en la residencia del empresario de la colonia Hipódromo de Tijuana, expuso, fueron sometidas a dictámenes periciales en materia balística a través del sistema denominado IBIS.

Este mecanismo, según la autoridad, permite determinar el tipo de arma de fuego utilizada en un delito, mediante la recolección de imágenes digitales de las marcas microscópicas detectadas en los elementos balísticos, las cuales son comparadas con un banco de datos.

La PGR explicó que se trata de dos armas, una calibre 40 y otra calibre 380, pero no precisó el número de asesinatos en las que están relacionados.

También aclaró que la investigación de estos hechos es competencia de la Procuraduría General de Justicia de Baja California.

Antes, la propia PGR presentó ante el juez federal que sigue el caso de Jorge Hank Rhon, dos armas de fuego grabadas con el nombre del empresario y que fueron aseguradas en su domicilio de Tijuana el 4 de junio, por el Ejército mexicano.

Funcionarios del Poder Judicial Federal mencionaron que se trata de un arma corta (un revólver) y un arma larga (escopeta), mismas que se encuentran a disposición del Ministerio Público. Otras de las armas encontradas en su residencia de la colonia Hipódromo están relacionadas con otras averiguaciones previas iniciadas por procuradurías estatales, ya que fueron usadas en otros delitos.

Por la mañana de este viernes, el abogado Fernando Benítez, uno de los cuatro que integran la defensa, expuso que presentó vídeos donde se observa a personal del Ejército entrando a la casa del empresario. Esstas pruebas, dijo, “echan por la tierra la versión oficial” de que existieran armas en la residencia del Hipódromo de Agua Caliente.

El testimonial de la esposa de Jorge Hank, María Elvia Amaya es determinante, añadio, porque ella estuvo en ese lugar y podrá aportar elementos para dar a conocer qué es lo que sucedió ese 4 de junio y desvirtuar así las acusaciones hechas por las autoridades federales.

Otras pruebas son los videos grabados en la casa durante la detención, fotografías ampliadas de los videos, distintos peritajes entre ellos para certificar que el material de video extraído del nodo central de informática no ha sido alterado, criminalística de campo sobre la dinámica de los hechos y de la inspección de la casa. (Con información de Notimex y EFE).