Yadier Molina se encontraba en el turbo al bar cuando señaló que un gato cruzaba tranquilamente el campo de juego. Uno de los asistentes corrió para sacarlo, pero el animal se resistió: le tiró un par de arañazos.

Ciudad de México, 11 de agosto (SinEmbargo).- Un gato ingresó a un campo de béisbol durante el juego entre los Cardenales de San Luis y los Reales de Kansas City.

Yadier Molina se encontraba en el turbo al bar cuando señaló al animal, quien, tranquilamente cruzaba el campo de juego.

El gato de color gris pasó cerca de uno de los jardineros, sin inmutarse hasta que uno de los asistentes lo agarró para sacarlo de la grama.

Ya en los brazos de la persona, el gato lo arañó en dos ocasiones, en busca de volver al terreno de juego.

Tras la interrupción del felino, el partido continúo y terminó con victoria para los Cardenales por 8 carreras a 5.