Argel, 15 jun (EFE).- La televisión estatal libia aseguró que 12 personas murieron hoy en un ataque aéreo de la OTAN que alcanzó un autobús a la entrada de la ciudad de Kikla, a 150 kilómetros al suroeste de Trípoli. EFE

La cadena estatal no proporcionó más detalles, sin embargo, sobre el supuesto ataque de los aviones de la Alianza contra el autobús, ni tampoco sobre el lugar al que han sido trasladados los cadáveres.

Precisamente en Kikla, los rebeldes consiguieron el martes expulsar de la ciudad a las fuerzas de Muamar el Gadafi, que tuvieron que retirarse a unos 9 kilómetros, según indicaron hoy fuentes de los insurgentes.

Los sublevados instalaron líneas defensivas en la ciudad para contrarrestar un posible contraataque gadafista.

La televisión estatal libia afirmó hoy también que las tropas de Gadafi controlan todo el territorio libio excepto “algunos barrios en Bengasi”.

Sin embargo, fuentes rebeldes indicaron que sus fuerzas han logrado algunos avances en el este y el oeste del país

En el frente oriental, los rebeldes lanzaron nuevos ataques cerca del enclave petrolífero de Brega, donde el lunes 22 insurgentes murieron y decenas resultaron heridos en una emboscada gadafista.

Portavoces insurgentes afirmaron que, pese a la emboscada, sus fuerzas han conseguido avanzar algunos kilómetros en la carretera que une Brega con la estratégica ciudad de Ajdabiya, la última localidad importante en poder de los rebeldes antes de Bengasi.

En el oeste, los sublevados se han atribuido también el control de las pequeñas localidades de Zauiyat al Babur y Al Auiniya, al sur de Trípoli, hasta hoy en poder de los gadafistas.

Igualmente en el frente occidental, el comité de comunicación de los rebeldes en Nalut, afirmó hoy que las tropas de Gadafi bombardearon intensamente la ciudad donde cayeron más de 20 misiles rusos Grad de largo alcance.

Las tropas del régimen continuaron hoy también bombardeando la región en torno a Misrata, la tercera ciudad libia en poder de los rebeldes, según Al Yazira.

Los gadafistas lanzaron numerosos misiles Grad en la zona de Hebara, en las afueras del norte de la ciudad, que provocaron importantes daños y la destrucción de varias viviendas, indicó la misma fuente.