Foto: cortesía del diario Frontera. Omar Martínez.

A 15 días de ser capturado por el Ejército en su residencia –y posteriormente liberado el 15 de junio pasado, en un episodio que se conoce como el “tijuanazo”–, el ex alcalde de Tijuana, Jorge Hank Rhon, dijo que está a la orden de la justicia mexicana, para lo que se ofrezca. “Mi caso no fue un hecho político, porque no estoy en la política”, expresó. “No me considero un perseguido político; me considero un suertudo. De aquí, pal’ real”.

“Por mi parte, borrón y cuenta nueva”, agregó.

“Me siento muy contento”, dijo a pregunta expresa. Desmintió que estuvieran desaparecidos miembros de su equipo o de su familia.

“Yo siento que el que se enoja, pierde”, dijo sobre cómo se sentía después de salir de prisión. Hank apareció en la conferencia de prensa, realizada en sus oficinas del Hipódromo Caliente, acompañado por la botarga de la mascota de los Xolos, el equipo de futbol propiedad de uno de sus hijos.

“Soy respetuoso de mi partido y estaré a sus órdenes”, dijo respecto a su posible candidatura para la gubernatura de Baja California. “Ni con mi mujer me lancé; yo siempre espero que me inviten”, agregó el ex alcalde de Tijuana.

“No conozco a ningún político, a ninguno, que no quisiera gobernar su estado”, insistió.

Respecto a su estancia en la cárcel, Hank Rhon aseguró que “fueron días de asueto, de mucho descanso, de dormir mucho y de bajar de peso. Bajé ocho kilos”.

Al cuestionársele sobre quién era el dueño de las 88 armas incautadas el pasado 4 de julio en su residencia, el dueño del Grupo Caliente aseveró que no eran suyas. ‘“No tengo el dato de cuántas armas eran; primero eran ‘setenta y feria’, luego ‘ochenta y feria, y luego ya nomás era la feria’…”, expresó el político sobre el proceso que le sigue el gobierno federal. “Yo no tengo el dato y creo que ellos [el gobierno federal] tampoco ”, expresó.

Por otra parte, uno de los reporteros le preguntó sobre su opinión respecto a las declaraciones de la procuradora Marisela Morales, a lo que el político priísta respondió que no tenía conocimiento de los dichos pues desde su liberación no ha leído periódicos ni ha visto noticieros.

Asimismo, Jorge Hank Rhon se negó a dar detalles sobre su situación jurídica, así como de las posibles acciones que tomarán sus abogados, ya que será “hasta la próxima semana cuando platique con mis abogados para que me digan qué estuvo bien y qué estuvo mal. Aún no he tenido tiempo para analizar el caso con ellos”, dijo.

“Acuérdense que esto no se acaba hasta que se acaba. Mis abogados me dijeron: `¿quieres chismear?, no toques lo legal´, por eso no tocaré esos temas”, agregó.

Desplegado de agradecimiento
Por la mañana, el expresidente municipal de Tijuana hizo llegar a los medios de comunicación un desplegado en el que agradece a su familia, amigos y opinión pública, el apoyo recibido durante el tiempo que estuvo detenido.

Destaca una parte dirigida “A las autoridades que en conjunto y siempre dentro de la Ley” que le regresaron “lo más preciado para la humanidad que es la libertad”.

Hoy le di vuelta a la página y finalizó con la V de la victoria.
Crónica del “Tijuanazo”
Los diez días que van del 4 al 14 de junio bautizaron el caso Hank como el “tijuanazo”, una versión abreviada y todavía más controvertida que el “michoacanazo”. Ni el Ejército, ni la PGR, ni la Procuraduría de Baja California lograron acreditar los delitos imputados al ex alcalde priísta Jorge Hank Rhon. Este es un recuento de esos 10 días que pusieron en vergüenza, otra vez, al Ministerio Público federal…

4 de junio.

03:00 horas Jorge Hank Rhon es detenido en la madrugada en su casa por una denuncia ciudadana. En el inmueble, militares mexicanos encontraron 40 armas largas, 48 armas cortas, nueve mil 298 cartuchos útiles, 70 cargadores y una granada de gas.

08:00 horas Los militares trasladaron a Hank Rhon a las instalaciones de la PGR en Tijuana, junto con sus escoltas y empleados del hipódromo.

13:00 horas Decenas de priístas se apostaron frente a la sede de la PGR, con pancartas pidiendo la liberación del ex alcalde de Tijuana

17:00 horas Los 11 inculpados fueron trasladados a la base militar que se localiza a un costado del aeropuerto tijuanense.

20:30 horas Militares y agentes de la Policía Federal Ministerial subieron a los detenidos a un avión de la Fuerza Aérea Mexicana y fueron trasladados a la ciudad de México. Los abogados del empresario presentaron antes de su traslado al Distrito Federal dos amparos: uno para impedir su traslado a un centro de reclusión fuera de esta ciudad y otro para que no fuera incomunicado, los cuales no fueron respetados.

5 de junio.

Después de la medianoche una aeronave llegó al hangar de la PGR del aeropuerto de la Ciudad de México. Poco después salió una caravana de vehículos militares, entre ellos un camión de pasajeros donde eran trasladados los detenidos rumbo a la SIEDO.

6 de junio.

La PGR duplicó el plazo para diseñar la situación jurídica del ex alcalde de Tijuana y de las otras 10 personas de 48 a 96 horas, para deslindar su participación en el delito de delincuencia organizada.

7 de junio.

Blanca Evelia Parra Meza, jueza IX de Distrito con sede en Tijuana, Baja California, informó que será hasta el sábado 11 de junio a las tres de la mañana, cuando resuelva la situación jurídica de Jorge Hank Rhon y otros 10 sujetos a proceso en la causa 224/2011 por delitos de violación a la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos, acopio de armas y cartuchos. Miles de personas, entre simpatizantes de Hank Rhon, priístas y aficionados al futbol se manifestaron en las inmediaciones de la Procuraduría General de la República (PGR), para exigir la liberación del empresario.

8 de junio.

Hank Rhon regresa a la ciudad de Tijuana. Fue internado por la madrugada en el penal de mediana seguridad de “El Hongo”, en el municipio de Tecate, junto con las 10 personas con quien fue detenido. En medio de un operativo policiaco-militar, fue trasladado a los juzgados ubicados a una cuadra de las oficinas de la PGR.

9 de junio.

Jorge Hank Rhon fue consignado ante un juez federal por el delito de acopio de armas y cartuchos de uso exclusivo del Ejército y Fuerzas Armadas, un delito grave y, por tanto, sin derecho a fianza. Mientras que se concedió la libertad bajo fianza de dos escoltas del empresario. Los abogados del empresario presentaron ocho pruebas “contundentes” que demuestran la inocencia de su cliente y que estas fueron admitidas por la jueza novena de Distrito.

10 de junio.

Entre las armas halladas presuntamente en la residencia de Jorge Hank Rhon, la Procuraduría General de la República detectó que dos de ellas están vinculadas con homicidios perpetrados en el estado de Baja California.

11 de junio.

Se realizó la continuación de la diligencia de reproducción de videos solicitada por la defensa.

12 de junio.

Las autoridades federales no han encontrado ningún vínculo entre los tres detenidos fuera de las instalaciones del Hipódromo Caliente. Por otro lado, la juez Blanca Evelia Parra Meza calificó de legal y ratificó la detención preventiva dictada contra el ex alcalde Jorge Hank Rhon y coinculpados con base en las constancias que obran en el expediente.

13 de junio.

La Procuraduría de Justicia de Baja California confirmó la versión que dos de las armas de fuego encontradas en la casa de Jorge Hank Rhon están relacionadas con el asesinato de dos hombres, cometidos en 2009 y 2010, respectivamente, en la Zona Río de esta ciudad fronteriza.

14 de junio.

La juez noveno de Distrito en el estado de Baja California Blanca Evelia Parra Meza, decretó auto de libertad al empresario y 10 coacusados más, tras determinar que no hay elementos suficientes para acreditar los cargos que la PGR imputó a Rhon.

Horas después Hank Rhon fue arraigado nuevamente presuntamente por haber dado la orden para asesinar a Angélica María Muñoz, quien era novia de uno de sus hijos.

Por la tarde fue liberado por segunda vez en el mismo día por un juez estatal, quien dijo que faltaban pruebas en el caso del homicidio de la novia de su hijo en 2009, por el cual se le quería inculpar.

Ese mismo día, por la noche, Hank acudió con su familia al estadio Caliente, propiedad de su hijo, para ver el partido entre la Selección mexicana sub 22 contra El Medellín de Colombia. En el partido, se le vio al empresario sonriente y rodeado de amigos y familiares.