En un video publicado la semana pasada, Enrique Peña Nieto expuso que durante su sexenio se han creado 2 millones 840 mil puestos, lo cual “es un claro ejemplo del crecimiento de la economía”. Hacienda lo atribuye a las reformas estructurales. Este viernes, el Inegi reportó que la tasa del desempleo se ubicó en 3.3 por ciento, la más baja en 11 años.

Un estudio de BBVA Research sobre la situación económica en el segundo trimestre de este año contrasta con lo que presumen el Presidente y la SHCP sobre la creación histórica de empleos formales: afirma que el número de trabajadores formales [los afiliados al IMSS] ha aumentado en 2.5 millones los últimos tres años por dos vías: el 60-65 por ciento por el programa de formalización de los ya existentes, y el 35-40 por ciento por la actividad económica.

Mientras, los datos del mismo Inegi también señalan que el 56.6 por ciento de las personas que trabajan lo hacen en la informalidad.

Ciudad de México, 21 de julio (SinEmbargo).– Este es el sexenio del empleo de calidad gracias a las reformas estructurales y el crecimiento económico, han afirmado el Presidente Enrique Peña Nieto y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Durante el primer sexenio de este año se han creado 517 mil 434 puestos formales y durante el sexenio van 2 millones 839 mil 122 trabajos, más de los generados en sexenios pasados completos.

Además, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) informó que la tasa de desocupación bajó a 3.3 por ciento, la más baja en 11 años.

Sin embargo, contrastan economistas, se necesitan de uno a dos millones de empleos al año, el salario real de estos trabajadores formales ha caído -0.7 por ciento en el primer trimestre y el aparente aumento es por el registro de empleos ya existentes ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) por el programa de formalización, no por la actividad económica, la cual está estancada en un 2 por ciento.

Con base en un estudio de BBVA Researchs, el economista por la London School of Economics, Diego Castañeda, dijo que más de la mitad de la cifra de creación de puestos formales se debe a la estrategia de formalización de los que ya hay implementada por el Gobierno federal, la cual incentiva a los negocios –con facilidad en el pago de impuestos– a registrarse ante el IMSS.

“Se estima que entre el 60 y 65 por ciento del aumento en el número de trabajadores registrados en el IMSS se debe al Programa para la Formalización del Empleo y el 35-40 por ciento restante de ese aumento se debe a la expansión de la actividad económica”, expone el informe del grupo bancario sobre Situación México en el segundo trimestre de 2017.

El 22 de julio del 2013 Peña Nieto anunció el arranque del Programa para la Formalización del Empleo, mediante la suscripción de convenios de coordinación entre los 32 estados, la Secretaría del Trabajo y el IMSS. Como parte de la estrategia, surgió el programa Crezcamos Juntos que ofrece hacerse formal ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT) sin pagar impuestos durante el primer año y con descuentos durante nueve años más. Además, invita a inscribirse a los servicios médicos y de seguridad social del IMSS, justamente la institución que registra el número de empleos formales.

De final de 2013 a marzo de 2017, documenta BBVA Research, el número de trabajadores registrados en el IMSS aumentó en 2 millones 500 mil. “Parte de este favorable desempeño es por el programa de formalización de empleo, la cual consiste en hacer que quienes tenían un empleo remunerado y carecían de seguridad social ahora cuenten con esta última al registrarse en el IMSS. La actividad de fiscalización de las autoridades laborales ha permitido que la tasa de crecimiento anual del empleo IMSS sea el doble o más del doble de la tasa de crecimiento anual del Índice Global de Actividad Económica (IGAE)”, afirma el estudio.

El mismo Secretario del Trabajo, Alfonso Navarrete Prida, dijo al cierre de año que de esos más de dos millones de empleos creados en la presente administración, un 40 por ciento (un millón) no han sido por el crecimiento económico, sino por la formalización ante el IMSS.

“En creación de empleos hoy tenemos 2 millones 503 mil y tenemos el mayor número de altas en el IMSS en la historia del país. Y si esto ocurrió no fue producto del crecimiento económico que es en promedio de 2 por ciento. Hay el doble de altas al Seguro Social que crecimiento económico, si estas altas al Seguro fueran crecimiento tuviéramos uno de 4 por ciento. ¿Qué es lo que ocurrió? Que de la informalidad pasó el doble de mexicanos que crecimiento económico a un empleo formal que es un acto de justicia en prestaciones y seguridad social”, afirmó en una conferencia de prensa de diciembre.

Este discurso se contradice con el expuesto por Hacienda en su mensaje de la semana pasada, en el cual atribuyó “la reciente evolución del empleo formal” al impulso de las reformas estructurales que se están implementando, en especial, la Reforma Laboral, la Reforma Energética, la Reforma de Telecomunicaciones, la Reforma Financiera y la de Competencia.

“En conjunto, estas reformas transforman nuestra economía en una más moderna, flexible y abierta, esto es, más resistente; lo cual permite una mayor generación de empleos formales y, con ello, un fortalecimiento de nuestro mercado interno [consumo], que apoya el crecimiento económico de México, y mayores beneficios para aquellos que se emplean (servicios de salud, guarderías, pensiones, acceso a créditos personales e hipotecarios), que eleva el bienestar de las familias mexicanas”, desarrolló.

Lo dicho por el Secretario del Trabajo en diciembre del año pasado tampoco coincide con el mensaje en video del Presidente Enrique Peña Nieto, quien aseguró que “los buenos datos de empleo son un claro ejemplo del crecimiento de la economía”.

SE NECESITAN ENTRE UNO Y DOS MILLONES… AL AÑO 

En México, hay registrados hasta junio 19 millones 134 mil 058 mexicanos con un empleo formal con acceso a seguridad social y un ingreso promedio de 335 pesos diarios (10 mil 050 pesos al mes), de acuerdo con el IMSS. Aunque el salario varía por género: mientras las mujeres recibieron en mayo 308 pesos diarios, los hombres ganaron 351 pesos.

El estudio de BBVA Research resalta que por el aumento de la inflación desde enero –actualmente en más de 6 por ciento–, la tasa de crecimiento anual promedio del salario real para estos trabajadores fue de -0.7 por ciento en el primer trimestre del año, y se espera que esto perdure el resto del año. Esto, advierte, puede frenar el consumo interno, clave para el crecimiento.

Pero frente a esos más de 19 millones de empleos formales hay más de 29 millones de mexicanos laborando en la informalidad sin seguridad social, cobertura de riesgos ni pensión, el 56.6 por ciento de la población ocupada, documenta el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). En esta situación se obtiene un ingreso hasta 53 por ciento menor que en la formalidad y las actividades principales son la agricultura, el comercio al por menor, la construcción y la manufactura, reporta el instituto.

El Presidente Enrique Peña Nieto expuso en un video que en el sexenio de Carlos Salinas de Gortari (1988-1994) se crearon 1 millón 770 mil empleos; con Ernesto Zedillo Ponce de León (1994-2000) fueron 2 millones 480 mil; con Vicente Fox Quesada (2000-2012) se generaron 1 millón 200 mil puestos; y con Felipe Calderón Hinojosa (2006-2012), otros 2 millones 310 mil. En sus cuatro años y medio de su gestión van 2 millones 840 mil, por lo que anhela llegar a la cifra histórica de 3 millones.

Sin embargo, el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) ha destacado que en 15 años se han generado casi 6 millones de empleos formales, “pero solo para empatar el crecimiento de la oferta de trabajo, tenemos que haber formado 15 millones de empleos”, es decir, un millón por año.

Alfredo Bernardez González, del Departamento de Estudios Empresariales de la Universidad Iberoamericana, también afirmó que ante el crecimiento de la población, México tendría que haber creado de uno a dos millones de empleos al año, no por sexenio.