Chicago (EE.UU.), 22 jun (EFE).- Autoridades federales informaron hoy sobre el desmantelamiento de una banda que traficaba cocaína y heroína traídas de México y distribuidas desde Chicago a varias ciudades de los Estados Unidos.

La fiscalía federal del distrito norte de Illinois informó en un comunicado sobre la detención de 38 personas, de las cuales 15 son de nacionalidad mexicana, en una investigación iniciada en marzo de 2010.

Todos los acusados de distribución de narcóticos están bajo custodia federal y serán juzgados en Chicago, ciudad donde el martes se practicaron 20 detenciones.

La investigación realizada por la Dirección Estadounidense Antidrogas (DEA) y agentes del Departamento de Policía de Chicago comenzó con una banda de traficantes de esta ciudad denominada Blount-Bridges.

Mediante escuchas telefónicas, trabajo encubierto y vigilancia electrónica los agentes descubrieron que esa banda tenía varios proveedores, entre ellos los mexicanos Arturo Flores, Ángel Hernández y Fernando Acevedo.

La investigación también permitió detener a otros ciudadanos mexicanos encargados de ingresar droga por la frontera con Estados Unidos, entre los que fueron identificados Timoteo Torres Téllez y Bernardo Téllez.

La droga mexicana era vendida además en las ciudades de Cincinnati y Nueva York.

Según lo informado, además de heroína y cocaína las autoridades confiscaron un millón de dólares en efectivo, armas de fuego y siete automóviles propiedad de los traficantes.

El fiscal federal Patrick J. Fitzgerald dijo hoy en conferencia de prensa que la investigación fue el resultado de una acción coordinada de agencias policiales “para interrumpir la distribución de drogas” procedentes de México y destinadas a Chicago y otras ciudades. EFE