Ciudad de México, 25 de septiembre (SinEmbargo).– Millones de alemanes vieron este miércoles, en televisión abierta, el estreno del filme del alemán Daniel Harrich Meister des Todes (Mercaderes de la muerte), el cual aborda en 90 minutos el “explosivo” negocio del tráfico de armas en México. El cineasta dijo que su objetivo es “provocar la reflexión política, no señalar con el dedo para obligar al espectador a asumir una postura, sino más bien ofrecer material para la reflexión, que se pregunten si está bien lo que está pasando”.

El cineasta alemán fue entrevistado por Deutsche Welle (DW), previo al estreno de su filme, que fue transmitido la noche del miércoles en cadena nacional a través del canal de televisión (ARD) y que fue vista por millones de televidentes. La trama de la cinta, de 90 minutos de duración, aborda el “explosivo” negocio del tráfico de armas en México y cuenta con un reparto de actores “de lujo”, destapando el escándalo tras el negocio de venta de armas “Made in Germany” a México, dice DWVER PELÍCULA COMPLETA AQUÍ.

La empresa Heckler & Koch es investigada por la justicia alemana por haber violado las leyes de exportación de armas de guerra con sus suministros a México. Gracias al testimonio de uno de sus empleados, que viajó a México para mostrar el funcionamiento de los fusiles G-36, de uso regular del Ejército alemán, el activista anti-armamentista, Jürgen Grässlin, pudo interponer una demanda contra H&K en el año 2010.

El periodista, guionista, productor y director Daniel Harrich, fue galardonado por su película de 1983 Der blinde Fleck (La mancha ciega), que aborda el atentado terrorista ocurrido en septiembre de 1980 en el Oktoberfest en Múnich, en donde murieron 13 personas y más de 200 resultaron heridas.

“La cinta reveló nuevas pistas hasta entonces desconocidas, lo que impulsó la reapertura de las investigaciones después de 35 años”, dice Deutsche Welle (DW).

El actor berlinés Hanno Koffler interpreta el papel de Peter Zierler, un tirador de élite que entrena a policías y soldados mexicanos con el uso de fusiles de asalto de última generación de la empresa ficticia HSW. Foto: Diwa Film

El actor berlinés Hanno Koffler interpreta el papel de Peter Zierler, un tirador de élite que entrena a policías y soldados mexicanos con el uso de fusiles de asalto de última generación de la empresa ficticia HSW. Foto: Diwa Film

Ahora, su cinta Meister des Todes cuenta con la participación del actor berlinés Hanno Koffler, en el papel de Peter Zierler, un tirador de élite que entrena a policías y soldados mexicanos con el uso de fusiles de asalto de última generación de la empresa ficticia HSW.

Este personaje también es “testigo de cómo la Policía Federal –a cargo entonces de Facundo Rosas Rosas– acribilla a dos estudiantes durante una manifestación en el sureño estado de Guerrero, a donde dichas armas nunca debieron haber llegado”, dice DW.

“El espectador será testigo del conflicto moral del tirador estrella, Zierler el cual es encañonado por los mismos policías que entrenó, cuando intenta ayudar a la población agredida”.

Otra de las actrices que participan en el filme es “la diva” alemana Veronica Ferres quien interpreta a la esposa de un “ambicioso” comerciante de armas, personaje caracterizado por el “veterano” Heiner Lauterbach. Además, en la cinta participa el actor bávaro Udo Wachtveitl, “ídolo” de la serie policial local Tatort.

Otra de las actrices que participan en el filme es "la diva" alemana Veronica Ferres quien interpreta a la esposa de un "ambicioso" comerciante de armas, personaje caracterizado por el "veterano" Heiner Lauterbach. Foto: Diwa Film

Otra de las actrices que participan en el filme es “la diva” alemana Veronica Ferres quien interpreta a la esposa de un “ambicioso” comerciante de armas, personaje caracterizado por el “veterano” Heiner Lauterbach. Foto: Diwa Film

LA ENTREVISTA DE DW A HARRICH

Deutsche Welle: En 2014 presentó usted una película documental Armas para el mundo, exportaciones fuera de Control, en el que ya se ocupó usted de la venta de armas. ¿Fue la preparación para esta película?

Daniel Harrich: Fue la investigación inicial. En ese momento queríamos hacer un documental sobre un comerciante de armas ruso. Esta investigación nos llevó a México a fines del verano de 2013 y así surgió el documental Armas para el mundo. Particularmente trágico, y hay que decirlo, fue que estos fusiles G36 H&K, hallados en Guerrero, fueron utilizados contra dos estudiantes de Ayotzinapa. Después contra los 43 desaparecidos. Sobre este trágico suceso me enteré poco después de que fuera transmitida la película en 2014 y eso le dio una gran emocionalidad al proyecto que teníamos en manos y por así decirlo, lo puso de cabeza.

Deutsche Welle: Su película se transmite en la televisión alemana el 23 de septiembre, unos días antes de que se cumpla un año desde la desaparición de los estudiantes de Ayotzinapa. ¿Qué mensaje envía usted al público alemán?

Daniel Harrich: Mi objetivo es provocar la reflexión política, no señalar con el dedo para obligar al espectador a asumir una postura, sino más bien ofrecer material para la reflexión, que se pregunten si está bien lo que está pasando. A diferencia de México en donde es sumamente peligroso abordar estos temas, en donde la investigación periodística sobre corrupción política no está excenta de riesgos, aquí en Alemania si es posible hacerlo y por eso es doblemente importante hacer este trabajo aquí.

Deutsche Welle: La cinta muestra a una industria de armamento alemana que se comporta con gran ligereza en México. De cara a las violaciones a los DD.HH. por parte de las fuerzas de seguridad parecería que prefieren cerrar los ojos y concentrarse en vender. Por otra parte en México el problema es la corrupción política. ¿Como percibió este complejo entramado durante sus investigaciones?

Daniel Harrich: En ese sentido no hay grandes diferencias entre México y Alemania. Por eso para mí fue fundamental tomar el caso de México y no por ejemplo, el de Colombia, Sudán, Irak o Irán, sino poner el foco en un país como México que en Latinoamérica es como Alemania en Europa. Tiene una economía relativamente fuerte, es un país grande, con muchos habitantes y con un gran potencial. México estaba hace poco a punto de rebasar a Francia por su generación de riqueza y por eso me interesaba investigar como funciona este país que en Alemania y en Europa es visto como corrupto, sobre todo a nivel político, y además, plagado de violencia. Luego nos pusimos los lentes mexicanos y miramos a Alemania. Y la verdad es que las cosas aquí no están mucho mejor. Encubrimos una industria que sistemáticamente burla las leyes de control de exportaciones de armamento de guerra. Por eso me parece que en ese sentido no se diferencia mucho de México.

Deutsche Welle: Pero en Alemania hay un Estado de Derecho que vale en la actuación de las fuerzas de seguridad y la procuración de Justicia. No se puede decir lo mismo del Ejército mexicano, ni de la policía federal, ni de la procuración de Justicia. ¿Que impresión tuvo usted sobre la actuación de las fuerzas de seguridad en México?

Daniel Harrich: México y Alemania están a buena distancia en cuanto a la aplicación de los derechos humanos fundamentales. Claro que percibo al Ejército y a la policía alemana en un nivel muy distinto. México tiene otros problemas, una composición social muy diferente. Después de varias visitas de trabajo al país me he dado cuenta de que la corrupción está ampliamente extendida hasta los más altos niveles. Particularmente en las fuerzas de seguridad urge una mejoría. En particular en estados como Guerrero, Chihuahua, Jalisco, Veracruz, la situación imperante es inaceptable. Es un caldo de cultivo para las violaciones a los DD.HH.

Deutsche Welle: ¿Aporta su película nuevos indicios que pudieran interesar a la Justicia alemana, en particular en relación al caso de los fusiles G-36 H&K exportados presuntamente de forma ilegal a México?

Daniel Harrich: La película es parte de una amplia investigación y será interesante observar que repercusiones tiene para la Justicia a nivel federal, no contra un fabricante en particular, sino ante toda la industria de armamento en su conjunto.

Deutsche Welle: ¿Después de cinco años de investigaciones por el caso de las exportaciones de armas H&K a México, qué es de esperarse?

Daniel Harrich: Hemos observado que la industria de armamento alemana burla de manera sistemática las leyes de exportación de armas de guerra, y esto no se restringe a una sola empresa, sino que se extiende a todo el sector. Nuestro objetivo es provocar una reflexión política y social, y que la gente se pregunte si quiere que en su nombre, y en el de nuestro país se siga manejando de esta manera la venta de estos productos, lo más letal que puede producirse.

CARGOS POR PISTOLA QUE MATÓ A MARISELA ESCOBEDO

El activista alemán anti-armas Jürgen Grässlin presentó cargos contra Sig Sauer tras la difusión pública de las revelaciones del sicario, José Enrique Jiménez Zavala alias "El Wicked". Foto: dpa

El activista alemán anti-armas Jürgen Grässlin presentó cargos contra Sig Sauer tras la difusión pública de las revelaciones del sicario, José Enrique Jiménez Zavala alias “El Wicked”. Foto: dpa

El pasado 31 de agosto, el fabricante de armas alemán Sig Sauer enfrenta cargos criminales en su país por haber exportado armamento a México de forma ilegal. Y una de esas armas, una pistola 9mm, fue usada por sicarios del crimen organizado para matar a por lo menos una docena de víctimas. Entre ellas la defensora de derechos humanos Marisela Escobedo Ortiz.

Escobedo fue asesinada frente a las puertas del Palacio de Gobierno de Chihuahua mientras protestaba por el asesinato de su hija de 16 años, ocurrido en el año 2008. Su protesta inició cuando gobernaba José Reyes Baeza Terrazas, hoy ascendido por Enrique Peña Nieto como director general del ISSSTE. La mataron siendo Gobernador César Duarte Jáquez, un 16 de diciembre de 2010.

Le dieron un balazo en la cabeza con una pistola que fue importada ilegalmente por Sig Sauer. Sin embargo, la empresa Sig Sauer no es enjuiciada en México.

Deustche Welle (DW) aseguró en ese momento que este era el segundo juicio que enfrenta la armería alemana luego de que un sicario del narcotráfico confesó su participación en dichos asesinatos, perpetrados con una de las pistolas 9 mm fabricadas por Sig Sauer.

El activista alemán anti-armas Jürgen Grässlin presentó cargos contra Sig Sauer tras la difusión pública de las revelaciones del sicario, José Enrique Jiménez Zavala alias “El Wicked”, quien fue asesinado en su celda el pasado 31 de diciembre.

El activista presentó los cargos tras la publicación de documentos judiciales sobre el asesinato de 2010 de Marisela Escobedo, dice DW.

Escobedo de 52 años de edad, se convirtió en una destacada activista en Chihuahua después de un hombre [su yerno Sergio Barraza Bocanegra], confesó haber asesinado a su hija de 16 años de edad, para luego ser absuelto por los jueces Catalina Ochoa Contreras, Netzahualcóyotl Zúñiga Vázquez y Rafael Boudid.

Los jueces argumentaron no haber encontrado elementos de prueba para sentenciar al presunto asesino, miembro de Los Zetas, por lo que ordenaron su libertad.

El 30 de abril del 2010 Marisela Escobedo inició una serie de movilizaciones tras la liberación del asesino de su hija Marisol Fraire Escobedo en enero del 2009 en Ciudad Juárez.

La activista, y la pistola que le quitó la vida. Fotos: Archivo

La activista, y la pistola que le quitó la vida. Fotos: Archivo

Siete meses después, el 16 de diciembre de 2010 Marisela Escobedo, mantenía un plantón en la plaza Hidalgo, junto al palacio de gobierno. Jiménez Zavala se le acercó y la amagó con una pistola.

Marisela Escobedo logró zafarse y corrió para refugiarse en el Palacio de Gobierno pero fue alcanzada por Jiménez Zavala, que le disparó a corta distancia. El 7 de octubre del 2012, Jiménez Zavala fue detenido.

“Fui responsable de privar de la vida a la señora Escobedo por órdenes que yo tenía de la organización a la que yo pertenezco [La Línea]”, declaró Jiménez Zavala en octubre de 2012.

“El Wicked” fue asesinado por su compañero de celda cuando se encontraba sujeto a proceso por el homicidio de la activista y había recibido una sentencia de prisión vitalicia, por el homicidio de 16 personas dentro de un bar de la ciudad de Chihuahua el 20 de abril del 2012.

El sicario aseguraba ser responsable de la muerte de más de 200 personas en ejecuciones, enfrentamientos, o en sesiones de tortura a miembros de bandas rivales. Por lo menos 12 de esas víctimas fueron asesinadas con armas de Sig Sauer, cuyo lema es: “Cuando se cuenta”.

Por lo menos 12 de esas víctimas fueron asesinadas con armas de Sig Sauer, cuyo lema es: "Cuando se cuenta". Foto: dpa

Por lo menos 12 de esas víctimas fueron asesinadas con armas de Sig Sauer, cuyo lema es: “Cuando se cuenta”. Foto: dpa

CASO DE MARISELA SACUDE ALEMANIA

Una semana antes, la cadena alemana de televisión estatal ARD mostró imágenes de “El Wicked” persiguiendo a Escobedo hasta que la ejecutó de un disparo de arma de fuego en la cabeza, justo frente a las puertas del Palacio de Gobierno de Chihuahua, dice DW.

La televisora tambié había mostrado el momento en que Escobedo había roto en llanto en 2010, en una sala de audiencias, justo después de que los jueces dieran lectura del veredicto en el que absolvieron al asesino de su hija, aunque este había confesado el asesinato y había llevado a las autoridades al lugar donde dejó el cuerpo.

“Es un caso particularmente horrible, pero también es un caso especial, es muy raro”, dijo el activista Grässlin. “Tenemos un asesino convicto que confesó haber matado al menos a 12 personas, y el número de serie del arma, además de que en Sig Sauer reconocen que sí es una de sus armas”.

“No sabemos exactamente dónde se montó el arma, pero sabemos que fue la experiencia alemana, tecnología alemana, ya sea por separado o en una sola pieza, la que encontró su camino hacia el perpetrador en México. El arma que él tenía era ilegal [‘El Wicked’], porque no había ninguna licencia de exportación”, dijo el activista alemán a DW.

El abogado Gabino Gómez, estrecho colaborador de Escobedo, le dijo a ARD que la pistola homicida de la activista fue una entre un arsenal de unas 200 armas de fuego que se encontraban en poder de “El Wicked”.

“Ahora sabemos que se trataba de una pistola 9 mm, de una firma alemana”, dijo Gómez. “De acuerdo a los archivos, mató a otras 11 personas sólo con esta arma”, afirmó el abogado.

INUNDAN MÉXICO

En abril pasado, el Diputado alemán Ralf Wieland confirmó a SinEmbargo que el Congreso federal de Alemania realizaba sus propias investigaciones en torno a los fusiles de asalto alemanes modelo G-36 producidos por la empresa Heckler & Koch que policías de Iguala, Guerrero, portaban la noche del 26 de septiembre de 2014, cuando desaparecieron 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa.

En diciembre del año pasado, el diario alemán Tages Zeitung (TAZ) reveló que al menos 36 armas fabricadas en ese país europeo fueron decomisadas a la policía de Iguala por el ataque a normalistas, a pesar de que las leyes alemanas prohíben su exportación a países con conflictos bélicos o donde se violen los derechos humanos.

El mismo diario publicó que rifles de asalto G36 fueron observados en el repliegue de estudiantes normalistas que bloquearon la autopista México-Acapulco en demanda de mayor presupuesto para la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa, ocurrido el 12 de diciembre de 2011.

Asimismo planteó que rifles alemanes han sido observados en manos de policías federales en Chihuahua y en Oaxaca.