LAS SIGUIENTES IMÁGENES PUEDEN HERIR SU SENSIBILIDAD. SE RECOMIENDA DISCRECIÓN

El accidente se debió a que una tubería en una por donde pasaban cenizas de carbón explotó en una caldera recién instalada en la planta de energía.

India, 1 de noviembre (AP/EFE).- Una explosión en una planta térmica en el norte de India dejó al menos 22 muertos y 64 heridos, dijo la policía el miércoles.

Sanjay Khatri, el principal funcionario policial de la región, informó que una tubería por donde pasaban cenizas de carbón explotó en una caldera recién instalada en la planta de energía en la ciudad de Unchahar en el estado de Uttar Pradesh. La detonación esparció cenizas incandescentes sobre los trabajadores.

 

Khatri indicó que por el momento se desconocen las causas del accidente, tampoco se sabe todavía cuántas personas estaban dentro de la planta en ese momento.

Un portavoz de la Policía del distrito de Raebareli, Yedunath Yadav, indicó a Efe que hoy continúa la operación de rescate en la planta siniestrada ayer aunque señaló que el número de fallecidos “todavía podría aumentar”, ya que “ahí quedan muy pocas posibilidades de encontrar supervivientes”.

El accidente se produjo alrededor de las 15:30, hora local (10.00 GMT) en la localidad de Unchahar cuando una caldera explotó por motivos que aún se investigan en la planta de la estatal Corporación Nacional de Energía Térmica (NTPC, en inglés).

La NTPC indicó en un comunicado que a esa hora se produjo un ruido anormal y a continuación se liberaron gases a alta temperatura y vapor que afectaron a la gente que estaba trabajando en el lugar.

Tras el accidente, de acuerdo con la Autoridad Nacional de Gestión de Desastres (NDMA), los heridos recibieron primeros auxilios en el hospital de Jeevan Jyoti y fueron trasladados a otros centros de salud para su atención.

El jefe del Gobierno regional, Yogi Adityanath, ha trasladado sus condolencias a las familias de las víctimas y ha anunciado una compensación de algo más de 3 mil euros para las familias de los fallecidos.

Los derrumbes, incendios y otros accidentes industriales son frecuentes en la India, a menudo debido al precario estado de las infraestructuras y a la falta de mantenimiento, factores alimentados por la corrupción y prácticas ilegales en el sector de la construcción.

El pasado junio al menos 25 personas murieron por la explosión en una fábrica de pirotecnia en el céntrico estado de Madhya Pradesh.