Ciudad de México, 2 de enero (SinEmbargo).– La abogada mexicana, Alejandra Anchieta, quien reside en la Ciudad de México, está dispuesta a desafiar la impunidad y las amenazas de muerte de grupos del crimen organizado, de la que su propia familia fue víctima al perder a su padre, cuando ella apenas tenía 8 años de edad.

Ahora, un canal en YouTube, conocido como Moral Courage, cuya misión es difundir por el mundo la labor de personas, que sin importar las circunstancias, se imponen y luchan contra cualquier forma de injusticia, difunde la labor de esta legista.

Después de Colombia, México es el lugar más peligroso para los defensores de los derechos humanos en América Latina, más aún si son mujeres, afirma Anchieta, quien también es directora del Proyecto de Derechos Económicos, Sociales y Culturales A.C. (ProDESC).

Según Anchieta, la lista de agresiones contra mujeres activistas incluye amenazas, acoso, vigilancia, hostigamiento, secuestros, desapariciones forzadas, torturas, criminalización, detenciones arbitrarias, e incluso la muerte. En los últimos tres años, las agresiones contra mujeres activistas han subido un 25 por ciento, y 11 de ellos fueron asesinados después de haber denunciado los funcionarios públicos y hombres de negocios, dijo la mexicana en declaraciones a la prensa, de acuerdo con el sitio Latinamerican Press.

Sin embargo, una de los principales casos de de los que Anchieta se encarga en la actualidad es la defensa de una comunidad en el estado de Durango, que se opone a la minera canadiense Excellon Resources Inc.

“Excellon extrae de ahí plata, plomo y zinc e incumple con cláusulas del contrato de renta de las tierras. Agua altamente contaminada se vierte de vuelta en la zona sin ser filtrada previamente, proyectos sociales para la comunidad no se llevan a cabo”, dijo la abogada en una entrevista a la la revista alemana analyse & kritik.

La abogada Alejandra Anchieta también es directora de ProDESC. Foto: Moral Courage

La abogada Alejandra Anchieta también es directora de ProDESC. Foto: Moral Courage

“Cuando los campesinos acamparon en 2012 durante tres meses enfrente de la compañía, fueron no nada más amenazados y amedrentados por la seguridad privada de la empresa y por la misma policía, sino también por grupos locales, de los cuales no sabemos específicamente quienes son”, agregó Anchieta, quien además hace hincapié en que las protestas sociales en México se vuelven cada vez más peligrosas.

“Cuando alguien sufre de hostigamiento, o es secuestrado o asesinado, con frecuencia uno no sabe quien fue. ¿Son actores privados del crimen organizado o son actores estatales como los policías?”, señala la abogada defensora de los derechos humanos al medio alemán.

Sin embargo, Anchieta denuncia que también el hecho de ser mujer se convierte también en una dificultad en los terrenos del activismo social. “La mayoría de las activistas son violadas al ser raptadas. Más frecuente que a los activistas, nuestras familias se vuelven el blanco, ya que los agresores piensan que en ese aspecto somos particularmente vulnerables”, dice.

Así mismo, la abogada señala que un gran problema radica en que las posturas oficiales frecuentemente niegan de manera sistemática la relación entre el trabajo de las activistas y la represión en contra de ellas, llegando a argumentar -en estos casos- que se trata de problemas relacionado con sus relaciones personales.

ProDESC es una organización no gubernamental fundada en el año 2005 que, de acuerdo con su sitio web, “tiene como objetivo fundamental defender y promover los derechos económicos, sociales y culturales, para contribuir a su vigencia, justiciabilidad, y exigibilidad para así asegurar el goce de un nivel de vida adecuado de las personas”.

Por otra parte, creado por el productor ejecutivo Irshad Manji, Moral Courage TV es el canal más inspirador en YouTube que se encarga de narrar, con un nuevo video cada dos semanas, “las historias de las personas que están de pie cuando los demás se sientan. Ya sea para denunciar a un abusador, desarticular una pandilla, o simplemente buscar la verdad. Los héroes de nuestras historias se niegan a fallar”.