El reinicio de las negociaciones del TLCAN se da sin los representantes de Canadá, y con la presencia del enviado del virtual Presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador.

Se espera que en la reunión se traten temas como las reglas de origen automotriz, la cláusula de revisión del acuerdo cada cinco años, la estacionalidad agrícola, y los mecanismos de resolución de conflictos y controversias.

El TLCAN es renegociado desde el 16 de agosto del 2017 a petición de Trump, por considerar que quita empleos locales y genera un gran déficit.

Ciudad de México, 2 de agosto, (SinEmbargo).- Los representantes comerciales de México y Estados Unidos retomaron las negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), sin la presencia de Canadá, en busca de cerrar un acuerdo a mediados de agosto.

La reunión se lleva a cabo en Washington. Por el lado mexicano asisten el Secretario de Economía, Ildefonso Guajardo; de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray, y el jefe negociador designado por Andrés Manuel López Obrador, Jesús Seade. A nombre de Estados Unidos acude el representante de Comercio, Robert Lighthizer.

Se espera que en las charlas del jueves 2 y viernes 3 de agosto se aborden temas que han resultado controversiales a lo largo de las renegociaciones del acuerdo firmado en 1994. Entre los tópicos a tratar se encuentran la regla de origen automotriz, la cláusula de revisión del acuerdo cada cinco años, la estacionalidad agrícola, y los mecanismos de resolución de conflictos y controversias.

Además de las reglas de origen del acuerdo; y aspectos laborales, agrícolas, de propiedad intelectual y asuntos legales e institucionales.

Las pláticas entre los dos países ocurren mientras la representante canadiense, Chrystia Freeland, asiste a la conferencia anual de la Asociación de Nacional del Sureste Asiático (Asean) en Singapur, y entre versiones de que Estados Unidos estaría bloqueando al país gobernado por Justin Trudeau.

El acercamiento entre Estados Unidos y México, impulsado tras la victoria de López Obrador en las elecciones presidenciales, ha sido leído como una falta de compromiso de los negociadores de Donald Trump con Canadá, según fuentes cercanas al equipo negociador canadiense.

Expertos consultados por la agencia Bloomberg señalan que esta acción podría buscar que Canadá haga “un significativo conjunto de concesiones para ser readmitida a las conversaciones”.

Por otro lado, uno de los funcionarios consultados por el canadiense National Post desechó la idea de que su país haya sido excluido y calificó como “normal” que dos de los socios sostengan pláticas sin la tercera nación involucrada.

En este sentido, añadió que Canadá podría agregarse a las pláticas a mediados de agosto.

ELECCIONES EN EU, EL MOTOR

El TLCAN es renegociado desde el 16 de agosto del 2017 a petición de Trump, por considerar que quita empleos locales y genera un gran déficit. También ha usado el acuerdo como moneda de cambio para la construcción del muro fronterizo.

A la fecha, los equipos negociadores cuentan con nueve capítulos cerrados, seis anexos sectoriales y alrededor de 10 capítulos con avance del 90 por ciento, entre los que destacan procedimientos aduaneros, energía y ambiental.

Sin embargo, analistas señalan que Estados Unidos es el más interesado en cerrar un acuerdo ya que en noviembre próximo tendrá elecciones legislativas que podrían cambiar la balanza de poder en las cámaras.

Esta prisa ha quedado de manifiesto en la carta que Donald Trump envió a López Obrador. “Considero que una renegociación exitosa del TLCAN nos guiará aún a más empleos y mejor pagados para los empleados mexicanos y estadounidenses que tan duro trabajan, pero sólo si lo podemos hacer rápido, pues de otra manera tendré que elegir un camino distinto al presente”, escribió.

“Cuando te apuran a negociar, el que está metiendo prisa quiere sacar ventaja del factor sorpresa”, dijo a SinEmbargo Sergio Saldaña Zorrilla, doctor en Economía por la Universidad de Viena y ex economista de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

El economista recomendó al nuevo Gobierno “estar atento” porque Estados Unidos va a querer una negociación en sus términos. “No debemos caer en este truco de negociación, hay que analizar bien y mantener la negociación ágil, sin descuidar la conveniencia para el país”, precisó.

Tanto Trump como López Obrador, han dado señales de deseo por concluir con un acuerdo lo más pronto posible. El pasado 23 de julio, el mandatario estadounidense señaló que “estamos conversando con México sobre el TLC y pienso que vamos a lograr alcanzar algo“.

Dicha declaración fue seguida por el Secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, quien se mostró optimista de que “muy pronto” se logre un acuerdo.

-Con información de Guadalupe Fuentes y Dulce Olvera.