En la región norte de México, con mayor expansión económica que en el centro y sur, más de la mitad de los trabajadores asalariados de las ciudades de Tijuana, Torreón, Tampico, Altamira, Ciudad Madero, Zacatecas y Guadalupe laboran sin condiciones de trabajo digno, revela un informe de Acción Ciudadana Frente a la Pobreza, organización que exige un aumento al salario mínimo de 30 pesos para este año, y hacer valer la Ley contra el outsourcing con patrón sustituto, evasión de seguridad social y contratos temporales.

Ciudad de México, 2 de noviembre (SinEmbargo).– La región norte de México, líder en crecimiento económico en comparación a la zona centro y sur, también presenta precariedad laboral. En los 10 estados que la integran, en promedio el 64 por ciento de los trabajadores (6 millones) carece al menos de una condición de trabajo digno, de acuerdo con el informe del Observatorio de Trabajo Digno de Acción Ciudadana Frente a la Pobreza.

Un trabajo digno considera acceso a un trabajo libremente elegido, salario suficiente para una persona y su familia, seguridad e higiene en el trabajo, días de descanso semanal y limitación en horas de trabajo, acceso a servicios de salud y seguridad social, estabilidad e indemnización por despido, participar libremente en sindicatos, y/o el derecho de huelga.

Sin embargo, muestra el informe, el 32 por ciento de los trabajadores del norte de México (3 millones) tiene un ingreso insuficiente para cubrir los gastos básicos; el 29 por ciento (2.8 millones) no cuenta con seguridad social; el 38 por ciento (3.7 millones) carece de un contrato estable; y el 82 por ciento (7.9 millones) no pertenece a una representación sindical que defienda sus derechos laborales.

Baja California, Baja California Sur, Coahuila, Chihuahua, Durango, Nuevo León, Sinaloa, Sonora, Tamaulipas y Zacatecas son las diez entidades analizadas en el reporte que concluyó que en México se puede ser pobre, aunque se cuente con un empleo.

De acuerdo con los empresarios consultados para el Informe de Economías Regionales del Banco de México (Banxico) del periodo abril-junio de este año, los principales factores que podrían obstaculizar el crecimiento de la actividad económica de la región norte en los próximos seis meses son las condiciones externas (27.8 por ciento), gobernanza (22.3 por ciento), inflación (19.9 por ciento), condiciones internas (16.5 por ciento), el manejo de las finanzas públicas (7.3 por ciento) y la política monetaria (6.2 por ciento).

“A nivel regional, se estima que la actividad económica en el norte haya continuado mostrando una trayectoria ascendente, mientras que en el centro se habrá recuperado parcialmente de la caída observada el trimestre previo. En contraste, en la región centro norte se habrá mantenido estancada, a la vez que en el sur habrá seguido presentando una tendencia negativa”, muestran las consideraciones finales del reporte del banco central.

LAS CIUDADES CON MÁS PRECARIEDAD

En la región norte, el 65 por ciento de los trabajadores de Tijuana, es decir, más de la mitad, laboran sin condiciones de trabajo digno, al igual que el 60 por ciento en Torreón, el 72 por ciento en Tampico, Altamira y Ciudad Madero; y el 70 por ciento en Zacatecas y Guadalupe, expone el reporte de Acción Ciudadana Frente a la Pobreza.

Además, en los 11 municipios de la zona metropolitana de Monterrey –incluyendo San Pedro Garza García y San Nicolás de los Garza, comparados por Naciones Unidas con Francia y Andorra por su calidad de vida– el 58 por ciento trabaja sin condiciones dignas.

Playas de Tijuana. Foto: Cuartoscuro.

Vista aérea de Torreón, Coahuila. Foto: Cuartoscuro.

El 26 por ciento (386 mil trabajadores) de esa zona de la capital de Nuevo León obtiene un salario por debajo del suficiente para adquirir los servicios básicos individuales y de su familia; el 23 por ciento (356 mil) no cuenta con seguridad social; el 29 por ciento (440 mil) carece de un contrato estable; y el 85 por ciento (1.3 millones) no están afiliados a algún sindicato.

Acción Ciudadana Frente a la Pobreza urgió a la recuperación gradual del salario mínimo para que sea suficiente para una familia, a través del aumento de 30 pesos al día en este año, además de hacer valer la Reforma Laboral contra el outsourcing con patrón sustituto, evasión de seguridad social y contratos temporales.

Este año el salario mínimo está en 102 pesos y en la zona de la frontera norte en 176 pesos diarios, luego de un aumento histórico en diciembre del año pasado.