Des Moines (Iowa, EU), 3 feb (EFE).- Los caucus de Iowa, que abren la etapa de elecciones primarias en Estados Unidos, comenzaron este lunes en escuelas, gimnasios y centros comunitarios de todo el estado sin un favorito claro entre los aspirantes demócratas, aunque Bernie Sanders y Joe Biden en lo alto de las encuestas.

A las 19:00 hora local, los votantes demócratas acudieron a alguno de los mil 678 lugares de votación para inaugurar el proceso de selección del candidato que se enfrentará al Presidente estadounidense, Donald Trump, en las elecciones generales del 3 de noviembre.

En el gimnasio del instituto Lincoln (Des Moines), el pitido de un silbato dio comienzo al proceso: se hizo el silencio entre los asistentes y, a través de un megáfono, un hombre explicó el complejo funcionamiento de los caucus, una especie de asambleas en la que los electores debaten y eligen a sus candidatos preferidos.

Mary Hermant, de 26 años, acudió al caucus para expresar su apoyo por el senador progresista Bernie Sanders, al que admira por su deseo de cambiar el sector sanitario mediante el “Medicare for all”, un modelo que aseguraría el derecho a la salud de todos los ciudadanos y contempla la supresión de las aseguradoras privadas.

“Todo el mundo debería tener acceso sanitario, es un derecho humano básico. Nadie debería de estar reuniendo dinero para tener una gran cirugía. En Canadá podrías hacerlo sin ningún problema”, explica a Efe Hermant.

En los caucus del Partido Demócrata, los demócratas deben formar grupos de apoyo a cada candidato, y cada aspirante debe reunir el respaldo de al menos el 15 por ciento de los asistentes en cada lugar de votación. Si no lo logran, esos simpatizantes pueden sumarse a otra de las opciones o declararse “indecisos”.

En ese contexto, puede ser clave lo que ocurra con los votantes de candidatos que están más abajo en las encuestas, como el Alcalde Pete Buttigieg, así como las senadoras Amy Klobuchar y Elizabeth Warren, quien en las últimas semanas ha pedido impulso en favor de detrimento de Sanders, ya que ambos apelan a un electorado similar.

También será crucial el grado de participación de los caucus, a los que suele acudir solo uno de cada cinco votantes registrados.