A pesar de que el sector de ventas automotrices no forma parte de las actividades esenciales que pueden continuar laborando con normalidad, el grupo de sucursales automotrices en la ciudad de Puebla está forzando a sus empleados a presentarse a trabajar en las agencias, escondiéndolos de la vista del público para no llamar la atención.

Puebla, 3 de abril (PeriódicoCentral).- En Puebla, el grupo de agencias automotrices Grupo Excelencia, que concentra a las marcas Hyundai, Suzuki, Honda, Nissan, Acura, Kia, Toyota, Renault e Infiniti, ignoró la Emergencia Sanitaria Nacional provocada por el coronavirus y mantienen a sus trabajadores de planta laborando con horario de más de 10 horas, además de contar con las medidas mínimas de cuidado.

A pesar de que el sector de ventas automotrices no forma parte de las actividades esenciales que pueden continuar laborando con normalidad, el grupo de sucursales automotrices en la ciudad de Puebla está forzando a sus empleados a presentarse a trabajar en las agencias, escondiéndolos de la vista del público para no llamar la atención.

De acuerdo con el decreto del Gobierno de México, las actividades como los medios de comunicación, supermercados, guarderías, asilos de ayuda para víctimas de violencia, mercados, gasolineras, dispensadoras de agua potable podrían continuar laborando durante la etapa de aislamiento social que atraviesa el país.

Trabajadores de estas agencias, quienes pidieron mantener su identidad en el anonimato, se han comunicado durante dos días a CENTRAL, para contar que las áreas que continúan operando dentro en horario de oficina en las diferentes instalaciones son las de taller, administrativos y vendedores de piso, quienes están bajo el esquema de comisiones.

A partir de este 31 de marzo, los jefes de área comenzaron a “enviar” a los trabajadores de piso a la parte alta de las agencias como Honda y Hyundai para evitar llamar la atención por un posible desacato al decreto del gobierno federal.

En la parte alta, los empleados se mantienen realizando llamadas y videoconferencias a sus clientes para ofrecerles sus servicios, además de que tratan de realizar ventas de vehículos y planes de financiamiento vía telefónica.

Los empleados refieren que esta modalidad de trabajo les perjudica a los que trabajan por comisión, ya que al bajar la afluencia de clientes en las agencias a prácticamente a cero, sus ingresos al día son nulos.

Los empleados también refirieron que sus horarios de trabajo se mantuvieron sin modificación, de 9 de la mañana a 8 de la noche o de 8 de la mañana a 7 de la noche en distintas agencias, con un espacio de 30 minutos para “disfrutar de sus alimentos” dentro de la oficina.

De acuerdo con un comunicado de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores, las únicas áreas facultadas para continuar operando son las de mantenimiento y reparación, mientras que el área de ventas –por recomendación de la asociación– deberían cerrar.

Los colaboradores de estás agencias refirieron también que en las instalaciones se han dado las indicaciones mínimas para atender la pandemia del COVID-19.

Acusaron que solamente han colocado dispensadores de gel antibacterial en las entradas, sin embargo, todo el personal de piso no ha recibido otra medida al respecto.

Externaron que los jefes han desestimado la presencia de casos de enfermos por Covid-19 al señalar que ese virus “no existe” y que “no les va a pasar nada”.

Hasta la tarde del 2 de abril, en el estado de Puebla se tienen contabilizados 106 casos de personas contagiadas por Covid-19, con dos fallecimientos a causa de esto.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE PERIÓDICOCENTRAL. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.