Acullá

Aguacateros y su “incontenible avaricia” arrasaron 475 hectáreas de bosque en Uruapan: ONGs

03/05/2016 - 12:02 am

Todo Uruapan dormía cuando ocurrió [el incendio] y fue hasta las 10 de la mañana cuando empezaron a combatirlo, acusaron activistas y ciudadanos. Además, hasta el viernes –dos días después de iniciado el siniestro– llegaron los helicópteros para ayudar a mitigar el fuego, pese a que los bomberos lo solicitaron desde el 27 de abril que comenzó el siniestro y llegaron gracias a las presiones de la ciudadanía. Varias personas estuvieron hablando, gestionando, pero tampoco vinieron bomberos del estado a apagar el fuego, narraron. Fueron muchos los voluntarios, pero la ciudadanía no tiene los conocimientos para poder apagar un fuego de tales magnitudes, denunciaron.

Uruapan, en la región centro de Michoacán, es la segunda cuidad más poblada del estado. El Cerro de la Cruz se sitúa en la zona norte de la ciudad e incluso barrios populares ocupan parte de sus faldas. Foto: Twitter vía @CONAFOR.
Uruapan, en la región centro de Michoacán, es la segunda cuidad más poblada del estado. El Cerro de la Cruz se sitúa en la zona norte de la ciudad e incluso barrios populares ocupan parte de sus faldas. Foto: Twitter vía @CONAFOR.

Ciudad de México, 3 de mayo (SinEmbargo).– Los incendios provocados por aguacateros en Uruapan “han desnudado el cinismo y la incontenible avaricia” de un sector muy reducido de la población michoacana, acusaron activistas, tras el incendio que, de acuerdo con la Comisión Nacional Forestal (Conafor), acabó con 475 hectáreas en tres días: desde el miércoles 27 de abril hasta el viernes pasado.

Una integrante del Frente de Michoacán en Defensa de la Soberanía Alimentaria,nacido hace aproximadamente tres años, habló con SinEmbargo sobre el tema, pero solicitó permanecer en el anonimato para evitar represalias.

“Todo Uruapan dormía cuando ocurrió [el incendio] y fue hasta las diez cuando empezaron a combatirlo. Además, hasta el viernes llegaron los helicópteros para ayudar a mitigar el fuego, pese a que los bomberos lo solicitaron desde el 27 de abril que comenzó el siniestro, y eso, llegaron gracias a las presiones de la ciudadanía, varias personas estuvieron hablando, estuvieron gestionando porque tampoco vinieron bomberos del estado a apagar el fuego, de hecho fueron muchos voluntarios, sin embargo, la ciudadanía no tiene los conocimientos para poder apagar un fuego de tales magnitudes”, acusó la activista.

Agregó que vecinos reportaron haber visto a varias personas subir a los cerros con garrafones de gasolina aproximadamente a las 3:25 de la madrugada el miércoles pasado, “lo interesante es que siempre hay militares en Uruapan y esos días no había militares, no había helicópteros, no era un Uruapan como siempre”, dijo.

En la cuenta de Facebook, los defensores de las áreas verdes escribieron:

“Así como las llamas devoraron los cerros a plena vista de [email protected] [email protected] uruapenses, así las huertas de aguacate han devorado bosques completos, dejando a su paso verdaderos desiertos verdes altamente tóxicos y mantos acuíferos contaminados por los agrotóxicos, así como enfermedad y muerte para los jornaleros y sus familias con míseros salarios e inhumanas condiciones laborales.

Llego la hora de detener una economía que sólo beneficia a un puñado de lacras, en detrimento del futuro de [email protected] [email protected], llegó el momento de detener este ecocidio.

Claro que es posible una producción sostenible de muchas variedades de aguacate sin el uso de agrotóxicos y favoreciendo el comercio y consumo local”.

“LA GOTA QUE DERRAMÓ EL VASO”

“En Uruapan, mucha gente está despertando, estos incendios fueron la gota que derramó el vaso para hacer visible la industria del aguacate porque antes había muy poca gente consciente, digamos que esto fue lo que avivó consciencias”, comentó.

Señaló también que los incendios han destapado la industria del aguacate. “En Michoacán los empresarios aguacateros han acabado con los bosques para cambio de uso de suelo que abren paso a los monocultivos como es el caso del aguacate”.

El propio secretario de Medio Ambiente, Recursos Naturales y Cambio Climático de Michoacán (Semarnacc), Ricardo Luna García, acusó el viernes que el incendio forestal en el Cerro de la Cruz fue provocado “por la ambición de empresarios aguacateros”, y detalló que hasta ese momento se habían contabilizado ya 350 hectáreas de bosque devastadas por el fuego.

Decenas de uruapenses marcharon el sábado para manifestar su rechazo al cambio de uso de suelo para permitir los monocultivos, además exigieron castigo para los responsables de los incendios.

De acuerdo con el frente, cada vez más ciudadanos “se dan cuenta del impacto negativo que representan los monocultivos agroquímicos como el del aguacate, negocio en manos de pocos y que beneficia principalmente a empresarios poco comprometidos con la sociedad y mucho menos comprometidos con el medio ambiente. En Michoacán son terriblemente escasos los productores aguacateros que cultivan con técnicas artesanales sustentables, en permacultura o agroecología, la gran mayoría solo quieren dinero y mas y mas dinero, no importan las consecuencias.
Basta de estos negocios capitalistas que destruyen nuestros bosques y contaminan el agua”, reclamaron en redes sociales.

El Frente de Michoacán en Defensa de la Soberanía Alimentaria que aglutina distintas organizaciones asegura que los monocultivos de aguacate han provocado la devastación de cerca del 75 por ciento de la zona forestal del estado de Michoacán, aunado a ello, denuncian: “utilizan muchos agroquímicos, aquí hay altos índices de cáncer, además, los campesinos no tienen prestaciones médicas y no pagan cuota ambiental, pese a que consumen casi toda el agua”.

CIUDADANA RECLAMA A AUREOLES

La Conafor informó el sábado que un equipo de 452 combatientes y seis helicópteros atacaron el incendio en el Cerro de la Cruz. El mismo día, Silvano Aureoles Conejo, Gobernador de Michoacán, se reunió con algunos brigadistas que colaboraron para mitigar el fuego: “agradezco la atención de voluntarios y brigadistas para extinguir el incendio de Uruapan, en tiempo récord”, escribió en su cuenta de Twitter.

No obstante, al finalizar el evento, una ciudadana se acercó para cuestionar al mandatario sobre la tardía respuesta para enviar un helicóptero que facilitara los trabajos de los brigadistas.

“Los aparatos no están ahí parados para ver quién los ocupa, hay incendios en todo el país […] Hubieras venido a apagar acá, a la brigada”, respondió Aureoles, en tono molesto, a la inconforme.

De acuerdo con la Conafor, en lo que va del año, los estados con más hectáreas afectadas por incendios forestales han sido Oaxaca con 13 mil 226, Michoacán con 8 mil 509 y Puebla con 7 mil 975. Además, se han registrado 5 mil 515 incendios forestales que han arrasado con 85 ml 354 hectáreas, de las cuales 95 por ciento eran de pastos.