Miranda Mendoza vivía en La Paz, Estado de México, y tenía que trasladarse al CCH Oriente, en la Delegación Iztapalapa, para acudir a sus clases. Sin embargo, el 20 de agosto pasado fue presuntamente secuestrada a salir de este colegio de la UNAM.

Más tarde, sus familiares recibieron una llamada advirtiendo que la joven fue plagiada y necesitaban 5 millones de pesos para liberarla. No pudieron juntarlos. Y un día después su cuerpo fue hallado en el Estado de México.

Ciudad de México, 3 de septiembre (SinEmbargo).- El Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH) Oriente, de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), condenó el secuestro y asesinato de su alumna Miranda Mendoza Flores, joven de 18 años de edad que fue encontrada sin vida el pasado 21 de agosto en la carretera federal México-Cuautla.

“La comunidad del Colegio de Ciencias y Humanidades expresa su más enérgica protesta por este acto de violencia contra una integrante de nuestra comunidad”, aseguró en un comunicado compartido a través de su cuenta de Twitter.

Asimismo, el CCH Oriente exigió a las autoridades que esclarezcan el crimen de la estudiante y den castigo a quienes resulten responsables durante las investigaciones correspondientes.

Una joven de 18 años, estudiante del Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH) Oriente, fue secuestrada al salir de su escuela y luego de que sus presuntos captores exigieran un rescate millonario y no lo recibieran, la asesinaron y arrojaron su cuerpo en la carretera federal México-Cuautla, el pasado 21 de agosto.

Miranda Mendoza acudía a clases al CCH, ubicado en Periférico Oriente, en la Delegación Iztapalapa, y vivía en Los Reyes, La Paz, en el Estado de México. Sin embargo, el pasado 20 de agosto fue plagiada al salir de la escuela.

Más tarde, la familia recibió una llamada de parte de los secuestradores, quienes les pedían 5 millones de pesos para entregar con vida a la adolescente, peor los familiares no pudieron pagarla y esa fue la única vez que los supuestos plagiaros los contactaron.

Fue al otro día, la mañana del 21 de agosto, cuando pobladores del Municipio mexiquense de Cocotitlán reportaron que a la altura del bar “La Gema” hallaron un cuerpo calcinado.

-Con información de A Fondo Edomex