El Presidente aseguró que la FGR y el Poder Judicial trabajan para esclarecer los asesinatos de tres mujeres y seis niños de una comunidad cometidos el 4 de noviembre de 2019 en el municipio de Bavispe, Sonora.

Ciudad de México, 3 de octubre (SinEmbargo/EFE).– Familiares de las nueve personas asesinadas en el ataque armado de Bavispe, Sonora, de 2019 pidieron al Presidente Andrés Manuel López Obrador que les garanticen el acceso a la justicia, mientras que el mandatario aseguró que el caso aún no está cerrado.

“Pedimos justicia en este caso, pero también que llegue la justicia a todos los que no tienen voz, es lo que pedimos al Presidente”, dijo esta tarde Kenny Miller, suegro de Rhonita Miller, asesinada en el ataque del 4 de noviembre de 2019.

Miller hizo el llamado en representación de las familias afectadas en un discurso que emitió frente al Jefe del Ejecutivo. El también abuelo de cuatro de los seisa niños asesinados en el ataque también agradeció el trabajo de las autoridades.

Por su parte, el Presidente López Obrador aseguró que informó a los familiares sobre los avances en la investigación durante la reunión privada que mantuvieron esta tarde.

Dijo que su Gabinete trabaja en coordinación con la Fiscalía General de la República (FGR) y con el Poder Judicial para esclarecer el caso.

“Yo estoy comprometido con ustedes, familiares de las víctimas, estamos trabajando de manera coordinada, juntos, todos los integrantes del Gabinete de seguridad, nos está ayudando la FGR, de manera muy especial el Fiscal Gertz Manero, y nos ayudan ministros de la Suprema Corte para que los jueces ayuden, que cuando se presenten elementos fehacientes se pueda procesar a los responsables, que todo lo hagamos con legalidad”, expuso desde la Sierra Alta de Sonora.

El mandatario aseguró que el caso no está cerrado y adelantó que se reunirá de nueva cuenta con las familias afectadas este  15 de diciembre en el pueblo La Mora, en Bavispe.

“Vamos avanzando en la investigación, ya se informó a los familiares sobre lo realizado, no está cerrado el caso, vamos a conocer la verdad y se tiene que castigar a los responsables. Tenemos ventajas, la principal es que nuestro Gobierno no establece relaciones de complicidad con nadie”, afirmó.

El 4 de noviembre de 2019 personas armadas atacaron tres camionetas de las familias Langford, Miller y LeBarón en la comunidad mormona de Bavispe, frontera con Estados Unidos, y asesinaron a tres mujeres y seis niños.  Un día después de la matanza se inició una investigación por los delitos de delincuencia organizada con la finalidad de perseguir el acopio y tráfico de armas.

COMPROMISO DE JUSTICIA

En su turno, el Secretario de Seguridad, Alfonso Durazo, señaló que, por el respeto a la memoria de los caídos, el Gobierno mexicano “está comprometido en hacer justicia”.

Dijo que “se ha ido avanzando, pero no está cerrada está investigación y, no obstante que es difícil estar frente a los familiares de las víctimas rindiendo cuentas, estamos mirando de frente también a este desafío. Estamos obligados a dar avances”.

Mientras que la Gobernadora Pavlovich dijo que el monumento que se levantará para las víctimas “servirá para no olvidar a aquellos que se fueron, para recordarnos siempre, pero sobre todo para que nos recuerde que nunca más puede volver a suceder una tragedia como esa”.

El Gobierno federal también informó que como parte de las acciones para mejorar la seguridad, en la sierra de Sonora se emitieron permisos definitivos de operación de las dos pista de aterrizaje, una para el municipio de Bavispe y otra en la comunidad de la Mora.

Anunció que se construyó un cuartel de la Guardia Nacional en Bavispe y que se está construyendo un camino de acceso al cuartel, que estará cargo del Gobierno de Sonora, además de un memorial en honor de las víctimas del ataque armado.

Además, se instalará una antena permanente en la zona para garantizar la comunicación de la comunidad y se desarrollarán cuatro puentes en el tramo carretero Aguas Prieta-Bavispe.

Apenas el martes pasado, un Juez federal vinculó a proceso por el delito de delincuencia organizada a un sujeto implicado en la masacre del 4 de noviembre de 2019.

La FGR informó que, a través de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (Seido), obtuvo la vinculación a proceso en contra de Jesús “P” (Parra Rentería).

A comienzos de 2020, Julián y Adrián LeBarón, miembros de una de las familias mormonas víctimas de la masacre, aseguraron a medios que existen “alrededor de 40” implicados en la matanza, la mayoría identificados por su apodo.

LOS FAMILIARES

En redes sociales Bryan LeBarón, integrante de una de las familias afectadas, contó que le pidieron al mandatario “una indemnización como parte de la reparación del daño”.

“Sabemos que somos millones las víctimas. Por eso ese dinero no puede ser sólo nuestro, será para quienes se queden sin el apoyo del Fideicomiso para la Protección a Víctimas y Periodistas”, dijo LeBarón.

En el informe de avances a la comunidad de la región Sierra Alta de Sonora también participaron el secretario de Seguridad, Alfonso Durazo, y la gobernadora de Sonora, Claudia Pavlovich, quienes también inauguraron el cuartel de la Guardia Nacional en Bavispe, y Kenneth Miller, como representante de la familia Langford-Miller.

“Estamos agradecidos de los avances del casos y del monumento para las víctimas”, dijo Miller

Emocionado y al borde del llanto, Miller dijo que él y su familia están “pasando un tiempo difícil, pero podemos seguir y vamos a seguir. Doy gracias a Dios, porque yo sé que hay un Dios y nos ayuda en lo bueno y en lo malo. Y gracias a México y al Gobierno federal y estatal”.

–Con información de EFE.