Presión que buscaría articular el FNF no consistiría simplemente en un apoyo verbal a [email protected] [email protected] que acepten sus propuestas, sino que pasaría necesariamente por la movilización de organizaciones ligadas a iglesias. Foto: Saúl López, Cuartoscuro

Si bien las precampañas aún no empiezan formalmente, con el afán de influir lo más posible en las elecciones del próximo año, el Frente Nacional por la Familia ha decidido adelantar públicamente el papel que buscará jugar durante todo el proceso.

Entre los ejes temáticos de su “plataforma” recientemente lanzada, el FNF incluyó tres temas fundamentales: (1) su oposición al reconocimiento del derecho de [email protected] los [email protected][email protected], claro está, [email protected] que pertenecen a la comunidad LGTBI- a contraer matrimonio, (2) su oposición al derecho de las mujeres a decidir sobre sus cuerpos, y (3) su impulso a cambios legales con los que buscan defender la “libertad de consciencia y religión” y el “derecho de los padres a educar a sus hijos”[1]. Este último punto parece ser una copia del proyecto que en Estados Unidos ha permitido que miles de niños, gracias a los prejuicios de sus padres, sean privados de su derecho a conocer verdades elementales, como la evolución o el Big Bang[2].

Si bien es cierto que cualquier persona o institución puede -dentro del marco legal vigente- intentar promover causas o impulsar proyectos específicos, para una persona que valore los derechos humanos o el proceso civilizatorio como lo conocemos, el proyecto ultraconservador del FNF tendría que ser preocupante. Por anacrónica y disminuida que parezca, la apuesta política esta organización y de su estructura afín podría no ser trivial. Para ser claros, la presión que buscaría articular el FNF no consistiría simplemente en un apoyo verbal a [email protected] [email protected] que acepten sus propuestas, sino que pasaría necesariamente por la movilización de organizaciones ligadas a iglesias complementada por una cruzada de defenestración contra [email protected] que no adopten sus propuestas ultraconservadoras.

Si permitimos que la experiencia reciente nos sirva de guía, tanto la movilización en las calles como la cruzada contra [email protected] polí[email protected] que defiendan causas adversas al FNF probablemente serán encendidas, contando con la complicidad de algunas de nuestras instituciones, gracias a las flamas provenientes del dedo inquisidor de algunos jerarcas de las iglesias en México –como Norberto Rivera-. Así, especialmente en las regiones más conservadoras del país, es posible que veamos a [email protected] liberales [email protected] antes de la elección, y a políticos conservadores –moderados o radicales-  que felizmente se entregarán al apoyo de la maquinaria ultraconservadora.

Ante este escenario, una pregunta obligada es cuán efectiva puede ser la “plataforma” del FNF y sus aliados.  Claramente estas organizaciones cuentan con el apoyo incondicional de miles de seguidores; es bien sabido que existe un grupo de personas que, sin importar las probadas mentiras difundidas por líderes ultraconservadores, como los supuestas decisiones de la SEP[3] que instruirían a “los niños a vestirse de niñas”, las supuestas “verdades científicas” que no resisten la más elemental prueba –como la supuesta relación de identidad entre género y sexo[4]-, o la falta de pruebas que respalden la teoría de conspiración que denominan “ideología de género”[5], seguirán apoyando sin reservas las causas que promuevan sus líderes.

A los seguidores de este tipo de organizaciones tampoco les importará que el FNF haya mostrado que, en un país que se cae en pedazos como resultado de la corrupción, la muy particular concepción de moralidad o de decencia de sus líderes esté limitada a temas sexuales o reproductivos. Al FNF la corrupción o los buenos gobiernos parecen tenerle sin cuidado. Así, en el archicorrupto y cuasidistópico Estado de México, esta organización recientemente llamó a votar por Alfredo del Mazo[6]. Además, algunos de sus promotores locales, como los legisladores panistas yucatecos Daniel Ávila o Rosa Adriana Díaz, han sido acusados respectivamente de estar involucrados en casos de moches[7] o de dilapidar recursos públicos en viajes al extranjero[8].

A los seguidores del FNF tampoco les importará que, en la etapa más violenta de nuestra era moderna, los postulados ultraconservadores y la defensa de la existencia de la charada conocida como “ideología de género” sean, como ha reportado The Economist, la gasolina que alimenta las llamas de la violencia contra las mujeres y contra [email protected] [email protected] homosexuales, bisexuales, transgénero o intersexuales[9]. Pero para el FNF corrupción y violencia son minucias comparadas con una imaginaria amenaza, la “destrucción de la familia”, de la que culpan a todos los que no se adecuen a su concepción anacrónica de género.

Sin embargo, el apoyo a este grupo organizaciones ultraconservadoras es, por fortuna, minoritario, tiene fecha de caducidad y no es respaldado por los mexicanos más jóvenes; es decir, para el FNF 2018 puede ser un año de todo o nada. El éxito de su “plataforma” dependerá de una coyuntura que escapa del control de sus líderes. Y, en este sentido, recientemente las cosas no han salido del todo bien para la causa ultraconservadora. El escenario ideal para el FNF era una competencia cerrada entre el PAN, con la dupla Zavala-Calderón a la cabeza, y el PRI.  Pero, Margarita Zavala, si bien le va, contenderá como candidata independiente sin posibilidades reales de ganar, mientras que el PRI, que naturalmente hubiera sido el “plan b” del FNF, terminaría en tercer lugar nacional.

Lo anterior significa que el escenario más probable es una competencia cerrada entre la alianza Morena-PT y el llamado “Frente Ciudadano” integrado por la facción no calderonista del PAN y dos partidos teóricamente vinculados con la izquierda: PRD y Movimiento Ciudadano. Esto es, al menos en el papel, ninguna de estas alianzas podría incluir los postulados incluidos en la “plataforma” del FNF. Sin embargo, el FNF aún podría obtener lo que tanto desea; de no incluir explícitamente en su proyecto una oposición a la “plataforma” del FNF, y en caso de que la competencia llegara a ser lo suficientemente pareja, sería inocente apostar a que ni Morena ni “Frente Ciudadano” aceptarían de buena gana vender su “alma” a cambio del apoyo de la maquinaria ultraconservadora con tal de inclinar la balanza a su favor.

Si se quiere ilustrar esta lógica, basta con imaginar, en el mismo contexto electoral descrito anteriormente, lo que ocurriría con el PRI una vez que este partido se resigne su posición de tercer lugar. Cuando esto ocurra, el PRI muy probablemente intentará, a cambio de su supervivencia, negociar su apoyo con alguno de los punteros. Si esto ocurriera, desde luego que ni Morena ni el “Frente Ciudadano” anunciarían a los cuatro vientos una eventual alianza inconfesable con el PRI; ello sin duda les haría perder a un número importante de votantes antipriistas.  Eso es, los electores tendríamos que estar atentos de lo que, en este sentido, se reporta en medios independientes como Sinembargo.

De la misma forma, en caso de recibir el apoyo de organizaciones como el FNF, es muy probable que Morena y el “Frente Ciudadano” tampoco puedan darse el “lujo” de jactarse públicamente de su maridaje con grupos ultraconservadores. Somos los mexicanos interesados en el progreso ético quienes tendríamos que estar muy atentos de lo que en este sentido ocurra. Y retirar inmediatamente nuestro apoyo, en consecuencia, a quienes den su espalda a los derechos humanos o la lucha civilizatoria de la que surgimos.

 

[1] http://www.proceso.com.mx/508887/frente-la-familia-alista-baterias-contra-candidatos-partidos-a-favor-del-aborto-bodas-gay

[2] http://www.independent.co.uk/news/world/americas/us-states-texas-creationism-science-teacher-state-law-evolution-religion-a7632931.html

[3] http://yucatan.com.mx/mexico/educacion-mexico/sep-no-sexo-explicito-los-libros-texto

[4] https://www.scientificamerican.com/article/the-new-science-of-sex-and-gender/

[5] https://www.economist.com/news/americas/21729797-social-conservatives-are-fighting-back-against-feminism-and-gay-rights-latin-americas-battle

[6] http://www.proceso.com.mx/488541/frente-nacional-la-familia-llama-a-votar-del-mazo

[7] http://yucatan.com.mx/merida/politica-merida/audios-moches-involucran-al-senador-daniel-avila

[8] http://yucatan.com.mx/mexico/caros-viajes-oficiales

[9] https://www.economist.com/news/americas/21729797-social-conservatives-are-fighting-back-against-feminism-and-gay-rights-latin-americas-battle

 

[email protected]

@asalgadoborge