El estudio clínico empezará en las próximas semanas y evaluará la efectividad de bamlanivimab para reducir las hospitalizaciones por COVID-19 en población de riesgo. De acuerdo con el diseño, se utilizarán distintas formas de administración de la infusión, lo que permitirá el acceso a múltiples y diversas comunidades, como la población hispana o la nativa americana, y tanto en entorno urbano como rural.

Ciudad de México, 4 de enero (EuropaPress).- Eli Lilly ha anunciado que pondrá en marcha un nuevo estudio en práctica clínica real con bamlanivimab (LY-CoV555) en pacientes con COVID-19 de alto riesgo, en colaboración con las autoridades locales de Nuevo México, uno de los estados de Estados Unidos con mayor diversidad poblacional. Este estudio permitirá ampliar los datos de la eficacia y seguridad de bamlanivimab en práctica clínica real.

Bamlanivimab ha recibido recientemente la autorización de uso de emergencia (EUA, por sus siglas en inglés) por parte de la Agencia Americana del Medicamento (FDA, por sus siglas en inglés) para el tratamiento de pacientes con COVID-19 de leve a moderado que tienen un alto riesgo de progresar a un estadio de la enfermedad grave y/o ser hospitalizados.

“Es importante continuar construyendo sobre la base de la evidencia de bamlanivimab que están proporcionando los ensayos clínicos en marcha, incluyendo aquellos realizados en un contexto sanitario real. Además de obtener datos de eficacia y seguridad, este estudio permitirá analizar distintos e innovadores métodos de infusión de bamlanivimab, lo cual podría ayudar a informar de las mejores prácticas y que podrían replicarse en aquellos países en los que esté disponible”, ha señalado el director científico de Lilly y presidente de Lilly Research Laboratories, Daniel Skovronsky.

El estudio clínico empezará en las próximas semanas y evaluará la efectividad de bamlanivimab para reducir las hospitalizaciones por COVID-19 en población de riesgo. De acuerdo con el diseño, se utilizarán distintas formas de administración de la infusión, lo que permitirá el acceso a múltiples y diversas comunidades, como la población hispana o la nativa americana, y tanto en entorno urbano como rural.

Bamlanivimab no ha sido aprobado por la FDA para cualquier uso. No se conoce si bamlanivimab es seguro y efectivo para el tratamiento de la COVID-19. Bamlanivimab ha recibido la autorización de uso de emergencia solo durante el tiempo en el que las circunstancias existentes lo justifiquen.

La inyección de bamlanivimab 700 mg está autorizada para su uso bajo el EUA en el tratamiento de la COVID-19 de leve a moderada en adultos y pacientes pediátricos a partir de 12 años y que pesen más de 40 kilos, en concreto en aquellos con un resultado positivo en la prueba de detección viral directa del SARS-CoV-2 y riesgo alto de progresión a COVID-19 grave y/o de hospitalización.