El consejo sostuvo que tanto el diseño, como la fabricación, distribución e instalación de ventiladores mecánicos forma parte de los esfuerzos del Conacyt para contribuir con la estrategia para combatir la pandemia de Covid-19 en México.

Ciudad de México, 4 de agosto (SinEmbargo).- El Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) informó que este lunes comenzó la distribución de 275 ventiladores Gätsi, fabricados en colaboración con la empresa mexicana Dydetec.

A través de un comunicado, el Conacyt detalló que el financiamiento para la construcción de estos ventiladores estuvo a cargo del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), dependencia que determinó la distribución de los aparatos en distintos estados del país, todo esto por órdenes del Presidente López Obrador.

En el mismo sentido explicó que la primera fase de el reparto se efectuó entre el 18 y 28 de julio último. Veracruz fue la entidad que recibió más ventiladores, con 120; seguido de Nuevo León, con 100; 25 para Querétaro; 20 para el estado de Chiapas; y finalmente, 10 unidades para la CdMx.

Los ventiladores Gätsi -cuyo nombre significa “suspiro” en otomí-, son de tipo mecánico invasivo, con alto grado de seguridad biomédica, sensores de control y monitoreo de ventilación por volumen y presión, explicó el consejo.

Y aseguró que todas la unidades de este modelos han sido ensambladas en las intalaciones de la empresa tecnológica Safran, ubicadas en el estado de Chihuahua.

“Estas unidades superaron múltiples pruebas de calidad y seguridad biomédica realizadas por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), y cubriendo ensayos en pulmón artificial y en sistemas vivos, además de pruebas pre-clínicas avaladas por el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición “Salvador Zubirán” y el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER)”, agregó el Conacyt.

Recordó que la creación de los ventiladores Ehécatl 4T y Gätsi son los primeros fabricados con tecnología 100 por ciento mexicana, y son el resultado de la colaboración entre algunas empresas y el Gobierno de México, por medio del Conacyt y sus centros públicos de investigación.

La directora general del Conacyt, la Dra. María Elena Álvarez-Buylla Roces, anunció que el organismo contempla la producción inicial de 500 respiradores Gätsi -incluido los entregados-, cuyos costos de manufactura son de entre el 60 y 70 por ciento respecto a los precios en el mercado internacional.

Finalmente, el consejo sostuvo que tanto el diseño, como la fabricación, distribución e instalación de ventiladores mecánicos forma parte de los esfuerzos del Conacyt para contribuir con la estrategia para combatir la pandemia de Covid-19 en México.

Y aseguró que “lo anterior demuestra que en México existe la capacidad soberana de diseño, desarrollo, producción, distribución e instalación de equipo médico de alta complejidad”.