México

El Presidente dice que la Sedena “realiza labores de inteligencia, no de espionaje”

04/10/2022 - 8:43 am

El Gobierno o el Ejército de México presuntamente han seguido utilizando software Pegasus diseñado para hackear los celulares de activistas, pese a la promesa del Presidente Andrés Manuel López Obrador de poner fin a tales prácticas.

Ciudad de México, 4 de octubre (SinEmbargo).– El Presidente Andrés Manuel López Obrador dijo esta mañana que “no es cierto” que su Gobierno espíe a opositores y a periodistas, como denunciaron ayer, y pidió que quien tenga pruebas, “que las presente ante las autoridades competentes”.

Ayer, medios, periodistas y activistas acusaron al Ejército mexicano de seguir realizando espionaje. Anunciaron una denuncia penal contra la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena). El reportaje donde se denuncia el presunto espionaje con software Pegasus fue realizado por Animal Político, Proceso, Aristegui Noticias y la organización Red en Defensa de los Derechos Digitales (R3D).

No es cierto que se espíe a periodistas o a opositores. No somos iguales a los anteriores. No es cierto. Yo hice el compromiso de que nadie iba a ser espiado, ningún opositor. Entonces si tienen pruebas, que las presenten”, dijo el Presidente.

“He estado leyendo sobre esta denuncia y la verdad no hay elementos. No tendríamos por qué, además de ser indebido, contrario a nuestros principios, a nuestras convicciones, nosotros que hemos sido espiados durante años, perseguidos durante años, no podríamos hacer lo mismo”, agregó.

–Si le estoy diciendo que nosotros no espiamos a nadie, estoy hablando con la verdad –aseguró López Obrador.

–¿Aunque estén las pruebas, Presidente? –respondió Nayeli Roldán, una periodista de Animal Político.

–Entonces presenten las pruebas para que me desmientan –le reviró.

–De hecho sí, ayer se interpuso una denuncia penal ante la Fiscalía –señaló.

–Hay que esperar a que la Fiscalía resuelva y no hay ningún problema –replicó el mandatario.

“Pero estaba yo viendo que uno de los que se quejan es el señor Ricardo Raphael. ¿Qué caso tendría espiarlo, la verdad? Él no es un criminal. Él es simpatizante del movimiento de derecha o conservador en el país, lo más que llega a ser es un vocero del conservadurismo que está en contra de nosotros”, comentó en respuesta a la periodista de Animal Político.

“Entonces ni siquiera leo sus artículos y no es desprecio porque es predecible. O sea, ¿qué interés vamos a tener en estarlo espiando? Yo creo que sería una pérdida de tiempo”, dijo López Obrador.

–¿Usted sabía de esta compra en específico que es monitoreo remoto y que significa espionaje, Presidente? -–cuestionó Nayeli Roldán.

–No. Es que ellos tienen labores de inteligencia que llevan a cabo, que no de espionaje que es distinto. Nosotros no espiamos a opositores y lo que buscan nuestros adversarios, pues es equipararnos con lo que gobernaban anteriormente y no somos lo mismo –respondió el Jefe del Ejecutivo federal.

“Todos los medios de información, el suyo, por ejemplo, tenían muy buena relación con los anteriores gobiernos y ahora se han dedicado a atacarnos a nosotros, y pues cualquier cosa quieren que se convierta en un escándalo para perjudicarnos”, señaló.

“Nosotros siempre vamos a ser respetuosos de la opinión de ustedes y si hay algo que ustedes consideren ilegal y tienen las pruebas, preséntenlas ante las autoridades competentes y nosotros también somos respetuosos de la autonomía de la Fiscalía General de la República o del Poder Judicial porque ya también no es lo mismo de antes: ahora se vive en un auténtico Estado de Derecho, no hay un estado de chueco”, expresó.

El Presidente de México también afirmó que espían de afuera del país y adentro. “Bueno, hackearon los archivos de la Secretaría de la Defensa y ni modo que la propia Secretaría de la Defensa se hackeó o que hubo un autohackeo. No. Son intereses opuestos a nosotros que quisieran tener pruebas para afectarnos, pero no van a lograr su propósito”, sostuvo.

Sin embargo, destacó que ya lleva años en esta lucha, de la cual siempre ha salido ileso de la calumnia porque tiene autoridad moral. “Si yo sostengo no se va a espiar a nadie, a ningún periodista, a ningún opositor, pues es eso. No tengo una doble moral, un doble discurso, no soy conservador, mi doctrina no es la hipocresía como los anteriores gobiernos a los que ustedes aplaudían”, insistió.

“Entonces si tienen las pruebas, pues es muy sencillo, se presentan: ‘El Presidente miente’. Pero no voy a mentir porque aunque les cueste trabajo aceptarlo, tenemos tres principios que nos guían: no mentir, no robar y no traicionar al pueblo. Y eso les parece increíble, pero debe tomarse en cuenta que encabezamos un movimiento de transformación, que no llegamos aquí para hacer más de lo mismo”, añadió Andrés Manuel López Obrador.

Por último, adelantó que el Ejército puede dar una información sobre el tema hoy o mañana. “Sí, sin ningún problema. No tenemos nada qué ocultar. No somos iguales, le repito”, concluyó.

LA DENUNCIA POR ESPIONAJE

Ayer, las organizaciones Artículo 19, el Centro Prodh Agustín Juárez y la R3D acusaron que la Sedena continúa realizando labores irregulares de espionaje en el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, como lo demuestran los casos de dos periodistas y un defensor de derechos humanos, cuyos teléfonos celulares fueron intervenidos en la actual administración con el programa Pegasus para monitorear llamadas y mensajes.

Luego de que medios, periodistas y activistas acusaran al Ejército mexicano de seguir realizando espionaje, el Presidente Andrés Manuel López Obrador habló del tema en su conferencia de prensa matutina.
Luego de que medios, periodistas y activistas acusaran al Ejército mexicano de seguir realizando espionaje, el Presidente Andrés Manuel López Obrador habló del tema en su conferencia de prensa matutina. Foto: Gobierno de México

De acuerdo con la denuncia, en 2019 la Sedena compró el malware de espionaje Pegasus, del cual fueron objetivos dos periodistas, uno de ellos Ricardo Raphael y otro del sitio Animal Político, así como el activista Raymundo Ramos, presidente del Comité de Derechos Humanos de Nuevo Laredo.

Aunque al momento sólo se ha confirmado por medio de investigaciones y peritaje la infección en estos tres casos, R3D detalló que es probable que existan más víctimas de Pegasus. “No hay condiciones para que una institución mexicana pueda llevar esta investigación con exhaustividad, imparcialidad”, lamentó Luis Fernando García, director de la organización, en conferencia de prensa.

La Secretaría de la Defensa Nacional fue objeto de un ciberataque en el que se obtuvieron seis terabytes de información y documentos de operativos de seguridad. Uno de ellos reveló que la dependencia adquirió en 2019 el malware espía, según dieron a conocer Animal PolíticoProceso y Aristegui Noticias. La semana pasada, el Presidente López Obrador confirmó el ciberataque a la Sedena.

La misma información refiere que el software se compró a Comercializadora Antsua el 12 de abril de 2019, como consta en el oficio número SGE-3335, enviado por la sección “Guerra Electrónica” de la Dirección General de Transmisiones de la Sedena, en la que informa del pago y cumplimiento del servicio, revelaron estos medios.

Las labores de espionaje que se habrían realizado desde la Sedena contravienen las promesas que ha hecho el Presidente López Obrador de no comprar programas de este tipo ni de realizar actividades irregulares como ésta. En ese sentido, Leopoldo Maldonado, vocero de Artículo 19, indicó que estas acciones podrían indicar que o el Presidente incumplió su palabra o bien las Fuerzas Armadas mexicanas operan en desacato del Jefe del Ejecutivo federal.

Especialistas de Social TIC y R3D, en conjunto con Citizen Lab, concluyeron que algunas de estas vulneraciones se hicieron sin necesidad de que las víctimas hicieran clic en un enlace, como se había documentado en sexenios anteriores.

En 2019 la Sedena compró el malware de espionaje Pegasus, del cual fueron objetivos dos periodistas, uno de ellos Ricardo Raphael y otro del sitio Animal Político así como el activista Raymundo Ramos, presidente del Comité de Derechos Humanos de Nuevo Laredo.
En 2019 la Sedena compró el malware de espionaje Pegasus, del cual fueron objetivos dos periodistas, uno de ellos Ricardo Raphael y otro del sitio Animal Político así como el activista Raymundo Ramos, presidente del Comité de Derechos Humanos de Nuevo Laredo. Foto: Tamara Mares, SinEmbargo

Maldonado dio conocer que se presentará una denuncia por estos hechos ante la Fiscalía General de la República (FGR), y aunque dejó en claro que no confía en el actuar del Fiscal Alejandro Gertz Manero, pidió que garantice y respeten los derechos de las personas afectadas para garantizar que no exista impunidad, pues recordó que sólo existe una sentencia por espionaje relacionado con el uso de Pegasus pese a que investigaciones de ONGs, especialistas y periodistas han apuntado que fue una práctica recurrente en el sexenio de Enrique Peña Nieto, como recientemente se ha demostrado con el caso de los 43 normalistas desaparecidos de Ayotzinapa, Guerrero.

-Con información de Tamara Mares y de AP

en Sinembargo al Aire

Opinión

Opinión en video

más leídas

más leídas