el-escondite-promo

Ciudad de México, 4 de noviembre (SinEmbargo).– José Luis Abarca Velázquez, el ex Alcalde de Iguala, Guerrero, y su esposa, María de los Ángeles Pineda Villa, están ya en manos de las autoridades, informaron el gobierno federal y del estado de Guerrero.

José Ramón Salinas, vocero de la Policía Federal, confirmó la aprehensión de Abarca en su cuenta de Twitter. “Confirmada la detención en el DF por Policía Federal de José Luis Abarca y esposa”, escribió el funcionario.

El Gobernador interino de Guerrero, Rogelio Ortega Martínez, escribió también en esa red social que “la detención del ex Alcalde de Iguala y su esposa, es un avance crucial en la búsqueda de nuestros jóvenes normalistas”.

Posteriormente, en entrevista para Radio Fórmula, Ortega Martínez dijo que la detención del ex Alcalde de Iguala, José Luis Abarca y su esposa, María de los Ángeles Pineda, es la pieza fundamental del rompecabezas para esclarecer las interrogantes sobre la desaparición de los 43 normalistas.

El mandatario calificó de fundamental la captura de Abarca y su esposa en el Distrito Federal porque ayudará a disipar algunas dudas sobre los ataques registrados el 26 de septiembre contra estudiantes de la Escuela Normal Isidro Burgos en Ayotzinapa.

Ortega dijo que su gobierno trabajará muy de cerca con la Procuraduría General de la República (PGR) y que informará “con toda veracidad” a las familias de los normalistas lo que declaren Abarca y su esposa.

Abarca pasó de vivir en una mansión a una casa humilde. Foto: Cuartoscuro.

Abarca pasó de vivir en una mansión a una casa humilde. Foto: Cuartoscuro.

La Policía Federal informó que el ex Edil de Iguala fue arrestado en una casa rentada en la Delegación Iztapalapa, en la Ciudad de México, en un domicilio ubicado en el número 27 de calle Jalisco en la colonia Santa María Aztahuacan. La dependencia informó vía Twitter que la captura se logró gracias a labores de inteligencia.

En las imágenes difundidas sobre el domicilio se aprecian las condiciones insalubres en las que vivía Abarca y su esposa. De acuerdo con el testimonio gráfico, el ex Edil vivía con ocho perros en dos cuartos prácticamente sin muebles.

De vivir en una fortaleza de bardas electrificadas y con varias patrullas resguardando el perímetro de su casa, José Luis Abarca pasó sus últimos días como prófugo de la justicia escondido en un domicilio modesto en una de las colonias más inseguras y pobres de la Ciudad de México.

A José Luis Abarca se le responsabiliza por la desaparición de 43 estudiantes normalistas, quienes fueron agredidos por policías el 26 de septiembre de este año. Junto a él también se detuvo a su esposa, María de los Ángeles Pineda Villa, a quien se vincula con el grupo criminal conocido como Guerreros Unidos.

La desaparición de los estudiantes estuvo precedida por ataques a tiros por parte de la policía en Iguala. En el ataque murieron seis personas y 25 resultaron heridas, por lo que Abarca cuenta con tres órdenes de aprehensión por los delitos de homicidio, homicidio en grado de tentativa y desaparición forzada.

Tanto Abarca como su esposa fueron ya trasladados a la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO), en donde actualmente rinden declaración.

En tanto, la Dirección Nacional del Partido de la Revolución Democrática, reiteró su exigencia a la Procuraduría General de la República (PGR) de aplicar todo el peso de la ley sobre el ex Alcalde de Iguala y su esposa por su presunta responsabilidad en la desaparición de 43 normalistas y la muerte de seis personas en un ataque perpetrado en Iguala, Guerrero.

Mediante un comunicado, el PRD también llamó a esclarecer el paradero de los normalistas y llamó a que no exista impunidad ante el hecho.

“El PRD se une al clamor generalizado de que se presenten resultados, y se encuentre a los normalistas a fin de que las familias de los normalistas tengan certeza del paradero de sus víctimas”, dice el comunicado.

Abarca Velázquez llegó a la Alcaldía con las siglas del Partido de la Revolución Democrática (PRD), igual que el ahora ex Gobernador Ángel Aguirre.

El día en que pidió licencia como Presidente Municipal de Iguala, Guerrero, Abarca se salió por una puerta trasera del Palacio Municipal y no se volvió a saber de él.

Su fuga promovió una amplia investigación debido a que los 43 estudiantes de la escuela Normal Rural de Ayotzinapa siguen desaparecidos y él habría ordenado su detención en manos de policías municipales que los entregaron a criminales.

Abarca fue propuesto por la corriente Nueva Izquierda o “Los Chuchos”, a la cual pertenecía el ex presidente nacional Jesús Zambrano Grijalva y el ahora dirigente, Carlos Navarrete Ruiz.

 VER ADEMÁS: EL PRD NO INVESTIGA CÓMO ABARCA LLEGÓ AL PODER.

De acuerdo con García Estrada, se aplicó una encuesta a la población de Iguala sobre cuál candidato era el mejor y ganó Abarca.

“El que ganó la encuesta fue Abarca, yo soy de Guerrero y  lo que hicimos fue preguntarle a la gente quién era el más indicado. La ciudadanía no valora temas políticos, sino ve preferencias electorales, a lo mejor cometimos un error, pero así fue”, dijo.

José Luis Abarca y su esposa María de los Ángeles Pineda Villa. Foto: Especial.

José Luis Abarca y su esposa María de los Ángeles Pineda Villa. Foto: Especial.

Durante el Congreso Nacional del partido que se realizó en octubre y donde Carlos Navarrete fue electo, René Bejarano Martínez, líder de la corriente Izquierda Democrática Nacional (IDN) reveló que desde 2013 denunció al partido los nexos de Abarca con el crimen organizado y que una corriente al interior del PRD lo protegió.

Bejarano acusó que algunos diputados del PRD se negaron a darle curso al juicio de procedencia en contra del Alcalde y acusó a una de las corrientes de protegerlo. Aunque no dijo el nombre de la “tribu”, José Luis Abarca era “Chucho”.

“Esa situación permitió que siguiera la impunidad y ahora ahí está la masacre. El Alcalde está prófugo”, dijo.

Más tarde, el 7 de octubre, el perredista dijo a SinEmbargo que la corriente que lidera Jesús Ortega Martínez, Nueva Izquierda(NI) , fue omisa sobre los nexos del Alcalde de Iguala, José Luis Abarca Velázquez, quien pertenecía a la “tribu” en ese momento.

“Hubo omisión, no se nos creyó, no se hizo caso, se dudó. A lo mejor se pensó que se trataba de un ataque político o algo así. No se midieron las consecuencias, y tuvo un costo en vidas que no puede dejar de lamentarse”, contestó.

PRONUNCIAMIENTO DE PEÑA NIETO

El Presidente Enrique Peña Nieto confió que la detención del ex Alcalde de Iguala, José Luis Abarca y su esposa, María de los Ángeles Pineda Villa, contribuyan al esclarecimiento de los hechos y las investigaciones que lleva a cabo la Procuraduría General de la República (PGR) en torno al caso Iguala.

Al presentar la iniciativa de Reformas de la Ley de Obras Públicas, el mandatario federal hizo un reconocimiento a las instituciones de seguridad del Estado mexicano ante la detención del ex Alcalde y de su esposa.

Advirtió que con apego a la ley, José Luis Albarca y su esposa, son señalados como “responsables de los hechos, muy lamentables, ocurridos en Guerrero, particularmente en el municipio de Iguala”.

“Yo espero que esta detención contribuya de manera decisiva al esclarecimiento y a la investigación que están realizando la Procuraduría General de la República”, declaró.