La economía del EU añadió 2.5 millones de empleos, cuando empezaron a relajarse las medidas de confinamiento y cierres de negocios para contener el nuevo coronavirus, y el índice de desempleo bajó al 13.3 por ciento.

Nueva York, 5 de junio (EFE).- Las aerolíneas estadounidenses se disparaban este viernes en la Bolsa de Nueva York, después de haber hecho lo propio el día anterior, ayudadas por la bajada sorpresa en el índice de desempleo de Estados Unidos, que insufló optimismo en el mercado por la recuperación económica tras el parón provocado por la pandemia de la COVID-19.

Las principales bolsas europeas, que habían abierto al alza tras ampliar ayer el Banco Central Europeo (BCE) su programa de compra de deuda, se han disparado este viernes después de publicarse unos datos de empleo en EU mejores de lo esperado y del repunte de los precios del petróleo.

El Departamento de Trabajo estadounidense divulgó hoy que en el mes de mayo la economía del país añadió 2.5 millones de empleos, cuando empezaron a relajarse las medidas de confinamiento y cierres de negocios para contener el nuevo coronavirus, y el índice de desempleo bajó al 13.3 por ciento.

Los analistas esperaban un aumento del desempleo, por lo que la noticia tuvo una acogida entusiasta en Wall Street, que abrió con fuertes ganancias del 2.8 por ciento en su principal indicador, el Dow Jones de Industriales, y también por el Presidente Donald Trump, que comentó sobre el “número estupendo” de los empleos en su cuenta de Twitter.

American Airlines, que según varios indicadores es la mayor aerolínea del mundo, abrió este viernes con un alza de alrededor del 30 por ciento, tras haber vivido el jueves su mejor día, con un aumento de más del 40 por ciento tras anunciar nuevos vuelos para el verano ante el progresivo regreso de las ventas de billetes.

Sus acciones, que comenzaron a desplomarse a mediados de febrero como consecuencia de la pandemia, están experimentando estos días una rápida recuperación y una hora después del inicio de las operaciones se mantenían con una subida de alrededor del 26 por ciento.

Sus principales rivales seguían su estela a esa hora, con United Airlines ganando cerca de un 17 por ciento y Delta casi un 11 por ciento.

Wall Street cerró este viernes con ganancias y su principal indicador, el Dow Jones de Industriales, subió un 3.15 por ciento tras una jornada de optimismo.

Según datos provisionales al término de la sesión en la Bolsa de Nueva York, el Dow Jones sumó 829 puntos y se situó en 27 mil 111 enteros, impulsado por grandes corporativas como Boeing (11.41 por ciento), Exxon Mobil (8.09) y Raytheon (6.75).

El selectivo S&P 500 avanzó un 2.62 por ciento, hasta 3 mil 194 puntos; y el índice compuesto del mercado Nasdaq, que aglutina a las tecnológicas más importantes, progresó un 2.06 por ciento, hasta 9 mil 814 puntos, tras registrar un récord intradía que no logró consolidar por muy poco.

BOLSAS EUROPEAS

Madrid ha subido hoy un 4.04; París, un 3.71; Fráncfort, un 3.36; Milán, un 2.82; y Londres, un 2.25 por ciento.

En el conjunto de la semana, Madrid y Milán han ganado un 10.94; Fráncfort, un 10.88; París, un 10.70; y Londres, un 6.71 por ciento.

El índice Eurostoxx50, que agrupa a las 50 empresas de mayor capitalización, ha subido un 3.80 por ciento el viernes y un 11 por ciento en la semana.

El mercado europeo de renta variable ha abierto la sesión animado por el alza de las plazas asiáticas y la subida de más de un 1 por ciento de los contratos de futuros estadounidenses, así como por el repunte del petróleo de tipo Brent, que superaba los 41 dólares, con un alza del 2.5 por ciento.

A pesar de algunas previsiones macroeconómicas negativas -como el pronóstico del Bundesbank de que la economía alemana se contraerá este año un 7 por ciento-, el mercado ha recibido con optimismo la noticia de que el índice de desempleo en Estados Unidos bajó.