Una vez recibida la confirmación por parte libanesa, está previsto que parta este segundo equipo de especialistas para ayudar en la búsqueda y rescate de víctimas, y la recuperación de cuerpos sin vida, asesorar a las autoridades locales y apoyar en las tareas de abastecimiento de agua y funcionamiento de otras infraestructuras.

Berlín, 5 ago (EFE).- El Gobierno alemán espera la confirmación del Ejecutivo libanés para enviar hoy mismo a Beirut un equipo de 47 trabajadores del Servicio Técnico de Ayuda (THW) para ayudar en la tareas de búsqueda y rescate de las víctimas de la explosión en la capital libanesa con al menos un centenar de muertos.

En una rueda de prensa ordinaria, un portavoz del Interior alemán indicó que un primer equipo de este organismo público partirá esta tarde a Beirut para prestar ayuda a la Embajada con el fin de garantizar su funcionamiento.

Asimismo esta tarde, una vez recibida la confirmación por parte libanesa, está previsto que parta este segundo equipo de especialistas para ayudar en la búsqueda y rescate de víctimas, y la recuperación de cuerpos sin vida, asesorar a las autoridades locales y apoyar en las tareas de abastecimiento de agua y funcionamiento de otras infraestructuras, precisó.

El portavoz de Asuntos Exteriores Christofer Burger señaló que existe una petición de ayuda por parte del Gobierno libanés en particular para el rescate de víctimas y agregó que el jefe de la diplomacia alemana, Heiko Maas, está en contacto con su homólogo libanés para concretar los detalles.

En el gabinete de crisis celebrado esta mañana se estudió asimismo el envío de ayuda médica, tanto en lo que respecta al abastecimiento de medicamentos como a la prestación de servicios médicos, añadió.

Reconoció que la pandemia del coronavirus, así como el estado en el que han quedado las instalaciones portuarias, naturalmente dificultarán la cooperación y recordó que Líbano ya se encontraba antes de esta “terrible catástrofe” en “una situación económica muy seria”.

Por otra parte, rechazó “participar en las especulaciones” en torno a las causas de la explosión que, agregó, “todavía no están claras”, pero aludió a las declaraciones del Gobierno y las autoridades libanesas, según las cuales “parece tratarse de una terrible catástrofe”.

En tanto, la portavoz adjunta del Gobierno alemán Ulrike Demmer expresó la “profunda conmoción” de la canciller alemana, Angela Merkel, y de todo el Ejecutivo y trasladó el pésame a los familiares de las víctimas, al tiempo que deseó una pronta recuperación a los heridos.