Benito Torrentera es un cincuentón dedicado en cuerpo y alma a la filosofía, hasta que se cruza en su camino Flor Eduarda, una jovencita de pasiones salvajes que lo hace desatinar y rebelarse contra la desidia que aplasta su vida. Ante la presencia constante e inexplicable de la chica en su departamento, Torrentera investiga un poco y descubre que ella posiblemente haya matado, quizá por accidente, a su compañero de la tienda donde trabajaba. Así, decide ayudarle a huir de la policía, ocultarla, incluso conseguirle papeles falsos, y llevarla en un viaje por carretera. Su destino final es el pueblo Michoacano de Tiripetío, donde en 1540, Fray Alonso de la Vera Cruz impartió la primera cátedra de filosofía en el nuevo mundo (un destino simbólico, pues los conduce a una utopía imposible de alcanzar, agotada ya, de esplendor sucedido, como la juventud y la pasión del protagonista). Pero las cosas tenderán a salirse de control, y Torrentera terminará en la cárcel, desde donde nos cuenta su historia, así como la manera en que sus sueños de una vida más intensa terminaron en la basura.

En cada uno de sus textos, Guillermo Fadanelli (Ciudad de México, 1960) ha sido un fiel observador del desencanto y un crítico insobornable de los vicios de la sociedad. Es autor, entre otros, de los libros de cuentos Mariana Constrictor (Almadía, 2011), El día que la vea la voy a matar, Más alemán que Hitler y Compraré un rifle; de los ensayos En busca de un lugar habitable (2006), Insolencia. Literatura y mundo (2012), El idealista y el perro (2013) y Meditaciones desde el subsuelo (2017), todos publicados en Almadía; así como de las novelas ¿Te veré en el desayuno? (Almadía, 2009), Educar a los topos, Malacara, Mis mujeres muertas y El hombre nacido en Danzig (Almadía, 2014).