Las mayores caídas las representó la adquisición de bienes de origen importado, pero también la compra de bienes y servicios nacionales.

El Consumo Privado Interno es un agregado macroeconómico que tiene poca volatilidad.

Ciudad de México, 6 de julio (SinEmbargo).- El consumo privado cayó 22.3 por ciento a tasa anual durante el mes de abril. El primer mes del Gran Confinamiento en México el indicador mostró fuertes descensos en la compra de bienes de importación, pero también la adquisición de bienes y servicios de origen nacional.

El Indicador Mensual del Consumo Privado en el Mercado Interior (IMCPMI) del cuarto mes del año, dado a conocer por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) tuvo una caída real de 19.7 por ciento a tasa mensual.

El dato mostró una leve tendencia decreciente en desde el cuarto trimestre de 2019 y se desplomó en abril 2020 hasta su mayor contracción mensual en la historia de la serie.

Las mayores caídas las representó la adquisición de bienes de origen importado disminuyó, con una reducción del 21.3 por ciento. en tanto que la compra de bienes y servicios nacionales descendieron 19.1 por ciento.

El recorte mensual observado por el Inegi en el indicador durante el primer mes de confinamiento lo colocó en un nivel no visto desde octubre de 2009.

El Consumo Privado Interno es “un agregado macroeconómico que típicamente tiene poca volatilidad” dio a conocer Julio Santaella director del Inegi.

A tasa anual el IMCPMI se redujo poco más del 22 por ciento apoyado en la caída del 30.6 por ciento de las adquisiciones de bienes de origen extranjero. Además en el descenso de 21.2 por ciento en los bienes y servicios nacionales, que por separado se redujeron 20.3 y 22 por ciento, respectivamente.

En resumen, durante los primeros cuatro meses de 2020, el año de la pandemia de la COVID-19, el indicador de consumo privado se ha reducido un 6 por ciento.

El director del Inegi explicó que durante el primer cuatrimestre de 2020, el Consumo Privado Interno disminuyó en términos anuales acumulados, viniendo las mayores afectaciones en las compras de bienes semiduraderos nacionales y duraderos importados.