“Puedo decir que nos ofrecen un hotel con habitaciones, desde luego la seguridad, están reparando una casa que hay al interior de la Casa Blanca para hospedar a jefes de Estado, por eso lo del hotel para toda la comitiva con cargo al Gobierno de Estados Unidos; es decir, no pagamos nosotros, pero en mi caso, decidí quedarme a descansar en la Embajada, en la residencia oficial, en la Embajada, o sea, que voy a estar en territorio mexicano en Washington”, anunció el mandatario.

Ciudad de México, 6 de julio (SinEmbargo).– El Presidente Andrés Manuel López Obrador dijo esta mañana que la Casa Blanca ofreció, para él y para su comitiva, un hotel. Pero él, aseguró, prefirió quedarse “en territorio mexicano”, es decir, en la Embajada de México en Estados Unidos.

“Como lo hemos hecho siempre, con toda transparencia, puedo decir que nos ofrecen un hotel con habitaciones, desde luego la seguridad, están reparando una casa que hay al interior de la Casa Blanca para hospedar a jefes de Estado, por eso lo del hotel para toda la comitiva con cargo al Gobierno de Estados Unidos; es decir, no pagamos nosotros, pero en mi caso, decidí quedarme a descansar en la Embajada, en la residencia oficial, en la Embajada, o sea, que voy a estar en territorio mexicano en Washington”, reveló.

En su conferencia de prensa matutina, el mandatario mexicano recordó que el tema central de su visita al país vecino “es el inicio de esta nueva etapa de las relaciones económicas y comerciales con Estados Unidos y Canadá, la entrada en vigor del tratado que consideramos es un hecho muy importante, sobre todo muy oportuno porque se asegura una integración económica con respeto a nuestras soberanías que nos permite fortalecernos como región productiva, económica, comercial en el mundo”.

Posteriormente, destacó que este acuerdo es “benéfico” para las tres naciones, pues dicho tratado considera que debe de haber salarios y prestaciones justas en los tres países.

“El acuerdo considera también el que haya salarios justos, prestaciones laborales justas en los tres países, esto no se contemplaba anteriormente”, comentó López Obrador.

Respecto a la migración, enfatizó que “derivado de las buenas relaciones” con el Gobierno de Estados Unidos, siempre se procurará que haya “un trato respetuoso” hacia México y sus migrantes.

“Siempre lo hemos hecho, lo seguiremos haciendo y en la visita eso es una parte importante, el que se dé un trato respetuoso a nuestros migrantes, a nuestros compatriotas que por necesidad se han tenido que ir a buscarse la vida en Estados Unidos”, comentó el Presidente.

Desde Palacio Nacional, agregó que si se tiene una buena relación con el Gobierno de Trump, se evitará que haya maltrato hacia los connacionales. También recordó a sus críticos, quienes han señalado el hecho de que López Obrador se reunirá con un mandatario que ha usado a los mexicanos como blanco de sus ataques para impulsar su campaña política.

No obstante, aseguró que ya no es el mismo trato de antes y se puede probar en las declaraciones.“Yo quiero decirle al pueblo, mi país, que en el tiempo que nosotros hemos estado en el Gobierno ha habido una relación de respeto no sólo al Gobierno, sobre todo al pueblo de México. No es el mismo trato de antes y esto se puede probar en declaraciones, en mensajes que se vierten sobre México desde el extranjero y es una situación completamente distinta”, aseveró.

El Presidente después expresó que a dos años de su mandato, no se ha violado la soberanía y que no hay acuerdo alguno que lo vulnere, asegurando que va con una actitud de respeto ante el Gobierno de Donald Trump.

El Presidente Andrés Manuel López Obrador en su conferencia de prensa matutina.

El Presidente Andrés Manuel López Obrador en su conferencia de prensa matutina. Foto: Gobierno de México

“Se habla del respeto, del cuidado de nuestra soberanía y yo puedo decir, informar que no se ha violado en el tiempo que soy Presidente nuestra soberanía y que no ha habido ningún acuerdo que vulnere nuestra soberanía, ni abierto ni encubierto y esto tiene que ver con nuestra actitud, pero también con la actitud de respeto del Gobierno de Estados unidos. Entonces lo que sucedía antes ya no se permite”, subrayó.

López Obrador recordó los operativos encubiertos como el “Rápido y Furioso”, donde se introdujeron miles de armas norteamericanas al país; sin embargo, destacó que el motivo de su visita a los Estados Unidos es la celebración del tratado comercial.

El Presidente reveló que llevará ofrendas al monumento de Abraham Lincoln y que planea su regreso el jueves de esta semana. “Ya ven cómo la tierra llama”, comentó.

“Entonces vamos a procurar regresarnos el jueves porque toda la ceremonia y toda la reunión de trabajo es en la Casa Blanca y ya se tiene una agenda, vamos a estar ahí trabajando. Acerca de cómo me traslado es lo mismo, no hay necesidad de ir en avión particular”, explicó.

Después dio a conocer que se entrevistará con el Primer Ministro de Canadá, Justin Trudeau, quien no asistirá a la reunión con Estados Unidos.

“Él no puede asistir a este encuentro del miércoles, según me informaron. No sé qué me vaya a plantear. Nosotros hicimos la invitación a Canadá, pero decidieron no estar. Entonces vamos a esperar a ver qué me dice el día de hoy. Mañana les informo a ustedes. sí está invitado a venir a México. Están invitados todos los jefes de Estado”, expresó el mandatario.

Finalmente, López Obrador comentó que se someterá a una prueba de COVID-19 el día de hoy por la tarde. No obstante, afirmó no tener ningún síntoma y por ese mismo motivo, no se había realizado la prueba anteriormente.

El Presidente Donald Trump levanta el pulgar mientras camina por la pista para abordar el avión presidencial el domingo 14 de junio de 2020 en el aeropuerto municipal de Morristown, Nueva Jersey.

El Presidente Donald Trump levanta el pulgar mientras camina por la pista para abordar el avión presidencial el domingo 14 de junio de 2020 en el aeropuerto municipal de Morristown, Nueva Jersey. Foto: Alex Brandon, AP

“Por eso no me he hecho la prueba, pero ahora que voy a salir me voy a hacer la prueba porque no puedo ir enfermo, sería irresponsable. Entonces me hago la prueba hoy y mañana les informo”, añadió.

También aseguró que en caso de ser necesario, se someterá a otra prueba a su llegada a los Estados Unidos.

“Si allá también hace falta, de acuerdo al protocolo de salud, que me haga otra prueba, estoy dispuesto a hacerlo. No tengo ínfulas de superioridad”, concluyó.