El presidente de la Asociación de Hoteles Tres Islas dice que la reapertura de los destinos de playa fue un primer paso para la recuperación económica del sector turístico.

El domingo Acapulco promedió un 13 por ciento de ocupación, Ixtapa-Zihuatanejo un 21.2 y Taxco 11.4 puntos porcentuales, según datos de la Secretaria de Turismo estatal.

Por Netzahualcóyotl Ceballos,  Karina Contreras y Aurora Harrison

Guerrero/Sinaloa, 6 de julio (El Sur/Noroeste).- El 1 y 2 de julio las playas de Guerrero y Sinaloa reabrieron con horarios escalonados y restricciones de visita para los turistas, sin embargo, ambos destinos turísticos lograron una ocupación hotelera del 15 por ciento durante los primeros días de reinicio.

El sector turismo es uno de los más importantes para la economía mexicana y también uno de los que más afectaciones tuvo tras el cierre total de las industrias económicas no esenciales por la pandemia de la COVID-19.

En Mazatlán, durante la primer semana de reapertura turística los hoteles alcanzaron un promedio de 15 por ciento de ocupación, según reportó la Asociación de Hoteles Tres Islas. En Guerrero, sólo el primer domingo de la reapertura, la Secretaría de Turismo estatal reportó que la entidad alcanzó el 15.2 por ciento de ocupación.

Aunque el porcentaje es considerado bajo al compararlo con otras semanas de verano antes de la emergencia del nuevo coronavirus, cuando se alcanzaban ocupaciones por arriba del 90 por ciento, se ha reconocido que la reapertura fue un primer paso para la recuperación económica del sector turístico.

hoteles-mazatlan

El uso obligatorio de cubrebocas, gel antibacterial, menor ocupación, son algunos cambios en el sector. Foto: Carlos Zataráin, Noroeste.

“De las cosas importantes es la reapertura, el estar trabajando te cambia el chip”, declaró José Ramón Manguart Sánchez, presidente de la organización hotelera sinaloense. “Fue una semana relativamente tranquila, tuvimos una ocupación del 15 por ciento, vamos a ver si se incrementa un poco más en las próximas semanas, en los próximos días”.

En un boletín La Sectur de Guerrero señaló que la mayoría de las empresas que reabrieron como hoteles, restaurantes, plazas comerciales y tiendas departamentales cumplieron con los protocolos para evitar contagios de la COVID-19 y quienes fueron observados por faltarles alguna medida mostraron su disposición para aplicarlas.

MAZATLÁN REABRE

Fue el miércoles cuando los hoteles en Sinaloa volvieron abrir sus puertas al turismo, ahora bajo las condiciones de la llamada “Nueva Normalidad”, para evitar la propagación de la COVID-19.

Entre los cambios que enfrenta la hotelería es el uso obligatorio de cubrebocas, gel antibacterial, menor ocupación en espacios de convivencia, limpieza frecuente en áreas comunes y la necesidad de estar certificados con el Distintivo de Sanidad que ofrece el Gobierno del estado.

playas-visitantes-mazatlan

Casi todos los turistas que llegaron a Mazatlán son nacionales. Foto: Carlos Zataráin, Noroeste.

“La gente (los turistas) en su gran mayoría ya traía cubrebocas, ha estado receptiva en esta situación, el uso de gel, y esperamos que así siga el resto de la temporada, y la importancia de seguir exhortando a la gente, no dejar de respetar la sana distancia, evitar las aglomeraciones, el uso de cubrebocas, todo el tema del lavado de manos”. agregó Manguart Sánchez.

Casi la totalidad de los turistas que esta primer semana de reapertura que llegaron a Mazatlán son nacionales; la temporada de verano es también una de las más fuertes para esta clase de turismo y uno de los más representativos de destino.

ACAPULCO DE FIN DE SEMANA

En su primer domingo, luego de la reapertura el pasado 2 de julio, la Secretaría de Turismo estatal reportó que Guerrero alcanzó el 15.2 por ciento de ocupación hotelera, mientras que el sábado se tuvo un 11.5 por ciento, las más altas desde que se declaró la contingencia de salud.

Se informó que la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, llevó a cabo operaciones el fin de semana para supervisar que los hoteles y restaurantes estuviera cumpliendo con los protocolos establecidos por la Secretaría de Salud federal y estatal durante su reapertura y “permita seguir en semáforo naranja y transitar al amarillo”.

El primer domingo, luego de más de tres meses del cierre de hoteles y playas por la pandemia de la COVID-19, los destinos turísticos empezaron a reactivarse y Acapulco promedió una ocupación del 13 por ciento. La zona Diamante estuvo al 12.7 por ciento, la Dorada el 14.7 por ciento y la Tradicional alcanzó el 3.7 por ciento.

turistas-acapulco-julio-2020

La ocupación hotelera en el puerto fue de más de 8 por ciento el sábado. Foto: Carlos Alberto Carbajal, Cuartoscuro.

Zihuatanejo-Ixtapa amaneció el domingo al 21.2 por ciento de las habitaciones ocupadas. Ixtapa alcanzó el 24.4 por ciento y Zihuatanejo 5.6 por ciento. Mientras que la ciudad platera de Taxco registró el 11.4 por ciento.

Mientras que el sábado la ocupación en Guerrero fue del 11.1 siendo Ixtapa el de mayor ocupación con 20.3 por ciento. Acapulco amaneció el sábado con una ocupación hotelera del 8.6 por ciento.

En Zihuatanejo hay un 6.3 por ciento de habitaciones ocupadas y en Taxco 5.5 por ciento. Por su parte, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, llevó a cabo una operación para verificar que se cumplan los protocolos sanitarios en las actividades que reanudaron y se llevaron a cabo en negocios de Acapulco, Chilpancingo, Zihuatanejo, Iguala y Taxco.

playa-acapulco-julio-2020

En las playas ya se observa a algunos bañistas en el segundo día de que fueron abiertas al publico. Foto: Carlos Alberto Carbajal, Cuartoscuro.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE NOROESTE Y EL SUR. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.