El pasado 29 de junio, fuentes de la Fiscalía General de la República (FGR) confirmaron a SinEmbargo la captura de Ángel Casarrubias, alias “El Mochomo”, presunto líder de Guerreros Unidos, grupo criminal ligado a la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, ocurrida en septiembre de 2014. La detención se realizó desde el miércoles 24 de ese mismo mes en Metepec, Estado de México, cuando agentes de la Policía Federal Ministerial cumplimentaron una orden de aprehensión, la cual giró un Juez federal de aquella entidad por su probable participación en el delito de delincuencia organizada.

Ciudad de México, 6 de julio (SinEmbargo).- Un Juez federal otorgó una suspensión provisional a José Ángel Casarrubias Salgado, alias “El Mohomo”, presunto líder de Guerreros Unidos y quien aparentemente estaría vinculado en la desaparición de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa, Guerrero.

Sin embargo, permanecerá en arraigo, ya que Casarrubias Salgado desconocía que sobre su persona pesaba dicha orden solicitada por la Fiscalía General de la República.

La suspensión provisión a su detención fue otorgada por el Juez Tercero de Distrito de Amparo en Materia Penal de la Ciudad de México, Augusto Octavio Mejía, al considerar que la detención de “El Mochomo” se realizó de manera ilegal.

Por ello, instó a la FGR a liberarlo o a enviarlo a un Juez de lo penal en un plazo de 48 a 96 horas.

Pese al otorgamiento de la suspensión, el supuesto líder de Guerreros Unidos permanecerá en arraigo en el Centro de Investigaciones Federal de la FGR, ya que sobre su persona pesaba una orden de arraigo por 40 días, mimas que fue cumplimentada antes de que se le concediera la suspensión de la detención.

“El Mochomo”, supuesto líder de Guerrero Unidos. Foto: Especial.

El pasado 1 de julio, “El Mochomo” fue liberado por una jueza federal y posteriormente detenido, ya que las autoridades federales contaban con una nueva orden de presentación en su contra.

Al llegar al estacionamiento del penal donde lo esperaban familiares y abogados, José Ángel fue detenido con una orden de presentación de un Ministerio Público Federal de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO).

De acuerdo con información del diario Milenio, el abogado de “El Mochomo”, Arturo Rodríguez, dijo que no se les notificó los motivos de esta nueva orden de aprehensión.

El diario precisó que fue detenido de nueva cuenta como parte de otra investigación por el delito de delincuencia organizada, pero que no estaría relacionada con el caso Ayotzinapa.

Antes, la Jueza de control del Centro de Justicia Penal Federal con sede en el Penal Federal de Almoloya de Juárez había tomado la decisión de liberarlo por considerar que hubo falta de elementos para vincularlo a proceso por el delito de delincuencia organizada.

LA DETENCIÓN

El pasado 29 de junio, fuentes de la Fiscalía General de la República (FGR) confirmaron a SinEmbargo la captura de Ángel Casarrubias, alias “El Mochomo”, presunto líder de Guerreros Unidos, grupo criminal ligado a la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, ocurrida en septiembre de 2014.

La detención se realizó desde el miércoles 24 de ese mismo mes en Metepec, Estado de México, cuando agentes de la Policía Federal Ministerial cumplimentaron una orden de aprehensión, la cual giró un Juez federal de aquella entidad por su probable participación en el delito de delincuencia organizada.

El presunto líder de Guerreros Unidos fue ingresado al Centro Federal de Readaptación Social Número 1, “El Altiplano”, ubicado en el Almoloya de Juárez, confirmó la fuente federal.

No obstante, una semana después de su captura, el 2 de julio, la Fiscalía General de la República (FGR) informó que José Ángel, identificado como pieza clave en el caso Ayotzinapa, había sido liberado por actos de corrupción en los que se destinaron varios millones de pesos.

La dependencia detalló que un Juez autorizó a la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) realizar algunas intervenciones telefónicas que mostrarían que personas cercanas al imputado y al juzgado que atrajo su caso, el Segundo de Distrito de Procesos Penales Federales en el Estado de México, estarían relacionadas con los actos de corrupción.

“(Las intervenciones) señalan el cohecho por varios millones de pesos realizado por diversos individuos cercanos al imputado, a personal del juzgado referido, para que decretara la libertad de dicha persona; motivo por el cual, junto con otras razones legales, se obtuvo el arraigo de Ángel ’C’”, expuso la FGR en un comunicado.

Ángel Casarrubias es hermano de Sidronio Casarrubias, líder del cártel Guerreros Unidos y quien fue detenido en 2014 por su presunta participación en la desaparición de los 43 estudiantes de la Escuela Normal de Ayotzinapa el 26 de septiembre de ese año, en Iguala, Guerrero.

En 2015, la entonces Procuraduría General de la República (PGR) ofreció un millón 500 mil pesos a quien brindara información sobre el paradero de “El Mochomo”.