Debido a la situación tan incómoda, la familia decidió no terminar de ver el juego y retirarse del estadio durante la quinta entrada; desafortunadamente, la denunciante resaltó que esta no es la primera ni la última vez en la que ella y su familia son víctimas de discriminación en Estados Unidos.

Ciudad de México, 6 de agosto (SinEmbargo).- El mismo día en el que se desató un tiroteo motivado por la xenofobia en El Paso, una familia de origen latino fue víctima de discriminación durante un partido de béisbol por parte de un aficionado de los Rangers de Texas, quien durante todo el encuentro se la pasó haciendo comentarios racistas e incluso arruinó una foto familiar con una seña obscena.

Jessica Romero relató en redes sociales que el sábado pasado acudió al estadio Globe Life Park en Arlington, acompañada de su esposo y su hijo a un juego del conjunto texano en contra de los Tigres de Detroit. Resaltó que no estarían en la sección a la que siempre acuden debido a que compró los boletos de último minuto.

De acuerdo con la mujer, al llegar a sus asientos su esposo quizo tomar un foto familiar, como lo hacía habitualmente, en ese momento escuchó a un sujeto que estaba sentado detrás de ellos decir que buscaría la forma de arruinar la toma, y lo logró.

En la imagen compartida por Jessica en Facebook se aprecia a un hombre con gorra roja, lentes obscuros y playera negra haciendo una seña obscena con el dedo medio mientras el padre de familia toma la foto.

So at tonight’s game this couple sat behind us. We don’t usually sit in this section but I bought these tickets at the…

Posted by Jessica Romero on Saturday, August 3, 2019

 

Según el relato de la mujer, desde la segunda entrada del juego este sujeto dejó muy claro que no toleraba a los hispanos, desafortunadamente para él, estaba rodeado por familias de origen latino que acudieron al juego.

Durante el encuentro, un menor de edad detrás del hombre de gorra pateó accidentalmente el respaldo de su asiento, por lo que durante las próximas entradas se la pasó haciendo comentarios en contra de los “migrantes” que lo rodeaban en el estadio.

“[Dijo] Que debería patear el pequeño Speedy Gonzalez todo el camino de regreso a México por patear su asiento. Que Trump necesita darse prisa y construir el muro y enviar a todos estos ilegales de vuelta para que no estén pateando su asiento”, contó Jessica.

Debido a la situación tan incómoda, la familia decidió no terminar de ver el juego y retirarse del estadio durante la quinta entrada; desafortunadamente, la denunciante resaltó que esta no es la primera ni la última vez en la que ella y su familia son víctimas de discriminación en Estados Unidos.

Al enterarse de lo ocurrido, los Rangers de Texas emitieron un comunicado en el que lamentaron estos actos racistas, además de que ofrecieron disculpas a la familia Romero y se comprometieron a ofrecer a los asistentes una experiencia segura y agradable.

“No hay lugar en Globe Life Park en Arlington para que ocurra este tipo de conducta. Después de enterarnos de este incidente nos comunicamos con la familia Romero y nos comprometemos a hacer que su próximo viaje al Globe Life Park sea una experiencia memorable y agradable”, afirmó.