El jefe de producción de Netflix también mencionó que les gustaría atraer a más cineastas de renombre, citando como ejemplos a Christopher Nolan y Quentin Tarantino. Pero el servicio de streaming no lo tiene fácil, ya que, en éstos dos casos en particular, los directores son conocidos por su defensa a ultranza de la experiencia cinematográfica en las salas.

Madrid, 6 de agosto (SinEmbargo).– En los últimos años, Netflix se ha convertido en el gran titán de los servicios de streaming. Lo que comenzó como una tienda de DVD a domicilio pronto pasó a ofrecer a los usuarios la oportunidad de tener su propio “videoclub en casa”, con un amplio catálogo a un precio reducido. Ahora, no sólo es una plataforma online, también es una de las principales productoras de contenidos y, como tal, está buscando su propia franquicia de fantasía y aventuras.

Así lo ha expresado Tando Nagenda, el jefe de producción de Netflix. Están buscando una gran y exitosa franquicia al estilo de Harry Potter y Star Wars para añadirla a su catálogo, que ya cuenta con grandes éxitos propios como Tyler Rake, Bright, Seis en la sombra o La Vieja Guardia con Charlize Theron.

Sin embargo, aún hay una frontera que Netflix debe traspasar si quiere competir con las grandes productoras como Disney, Warner o Universal, y es la que menciona Nagenda. La plataforma necesita una gran franquicia que atraiga al público tanto como marcas universalmente conocidas como Star Wars o Harry Potter.

Por supuesto, esto no es tarea fácil, ya que además de ser superproducciones, los creadores de contenidos deberían encontrar un personaje que el público reconozca, pero que no haya sido explotado anteriormente.

Sin embargo, los objetivos de Nagenda no van por ahí. Tal y como le explicó a The Hollywood Reporter su “proyecto soñado” sería una franquicia original (sirvan de ejemplos Jumanji o Avatar), no basada en ninguna novela ni cómic, que entusiasme al público y de la que se puedan sacar varias secuelas. También agrega que, en su opinión, Netflix es el lugar adecuado para este tipo de producciones, y no los grandes estudios.

“Las grandes películas de aventuras con gran audiencia y calificación PG (para menores de 18 años) es algo en lo que queremos entrar”, explicó a THR. “Algo similar a Star Wars o Harry Potter. Películas familiares, de acción en vivo, fantasía y aventuras que creemos que son geniales y podrían funcionar muy bien. Una historia tipo Jumanji, esa es la próxima frontera”.

Nagenda también añade que su objetivo es “alentar a los grandes talentos a pensar de esa manera. George Lucas creó Star Wars, y no se basó en un libro. Si tienen ese tipo de imaginación, como las Wachowski con Matrix, nosotros somos el lugar para aprovechar ese tipo de ideas innovadoras”, sentenció.

El jefe de producción de Netflix también mencionó que les gustaría atraer a más cineastas de renombre, citando como ejemplos a Christopher Nolan y Quentin Tarantino. Pero el servicio de streaming no lo tiene fácil, ya que, en éstos dos casos en particular, los directores son conocidos por su defensa a ultranza de la experiencia cinematográfica en las salas.