Breakpoint busca ser el juego más realista de la serie, desde las animaciones del cuerpo de nuestros personajes al escalar una roca, al correr o descender de una montaña con un camino difícil. Además de un nuevo sistema de heridas persistentes que afectan tu movilidad o la estabilidad de tu arma al momento de disparar y hasta contamos con una necesidad de alimentarnos y beber agua constantemente.

Ciudad de México, 6 de octubre (SinEmbargo).- Ghost Recon: Breakpoint representa un salto exponencial a comparación de su predecesor Wildlines en la mayoría de los aspectos, siguiendo su estilo clásico de juego, enfocado en un comando armado con diferentes clases que tienen el propósito de “hacer el trabajo”, de manera táctica o de manera poco sigilosa. Con adición de nuevas clases, una ambientación totalmente diferente, un enorme mundo que explorar, pero con una fórmula que hemos visto antes en otros juegos, específicamente hablando de franquicias como The Division.

En esta ocasión, tuvimos la oportunidad de platicar con Jonathan Gringas, Head of Game Design Realization de Ghost Recon: Breakpoint quien nos comentó de ciertos aspectos dentro del juego en los que vemos nuevas mejoras o adiciones diferentes a las que hemos visto en entregas pasadas.

La historia de Ghost Recon: Breakpoint sigue directamente los eventos que vimos en el último contenido de Ghost Recon: Wildlines, donde por primera vez se introdujo el personaje de Cole Walker, protagonizado por John Bernthal. Los acontecimientos se desarrollan en la isla de “Auroa” que son propiedad de la compañía conocida como “Skell technology” donde Cole Walker en conjunto con otros operadores conocidos como “Wolves” deciden tomar la isla para apoderarse de su tecnología, contratados por otra empresa conocida como “Sentinel” y el problema comienza cuando se cortan comunicaciones y descubres que tu compañero Cole Walker te ha traicionado a ti y a tu equipo para estar con el bando de los villanos del juego. Cabe resaltar que a lo largo de la historia, el personaje de John Bernthal sirve como punto de referencia para muchos sucesos y aunque se nota que lleva el peso de la historia sobre sus hombros sus participaciones son escasas.

Al comenzar el juego tenemos la opción de escoger dos modos de juego diferentes, un “modo guiado” y
un “modo exploración”. Foto: Especial

Jonathan Gringas explicó que el personaje de Cole Walker fue creado desde antes de hacer el casting de John Bernthal y aunque parezca increíble, ya que pareciera del modo inverso, John Bernthal hace un gran trabajo personificando a este Ghost traicionero y malvado.

Al comenzar el juego tenemos la opción de escoger dos modos de juego diferentes, un “modo guiado” y un “modo exploración” los cuales representan dos experiencias totalmente diferentes ya que la primera se enfoca en un jugador más casual o no tan familiarizado con la experiencia de juegos como Ghost Recon y el segundo es un modo creado para los jugadores veteranos de la serie. Al respecto, Gringas señaló que estos modos fueron pensados para expandir la experiencia que representa Ghost Recon, desde el modo táctico de una operación a cómo es realmente y el modo exploración brinda una experiencia más libre al jugador de hacer las cosas a su modo. Agregó que para el la experiencia de Ghost Recon: Breakpoint se debe disfrutar en compañía con otros jugadores, ya que es el propósito principal del juego al tener este equipo de operadores especiales.

Una de las novedades dentro de Ghost Recon: Breakpoint es que podremos jugar de manera cooperativa con hasta tres jugadores (cuatro en total). Existen cuatro especialistas dentro del juego: Fury, Nomad, Vasily y Fixit, cada uno con diferentes armas dependiendo de su clase y con opciones de modificar elementos de su equipamiento como armas y paquetes de primeros auxilios o lanza granadas. Además de contar con diferentes opciones de especialistas, el juego nos ofrece una nueva experiencia de personalización en muchos aspectos, desde la creación de nuestro personaje, si es hombre o mujer, el cabello, ojos, rasgos en el rostro hasta el color de cabello. Y por la parte de las armas y armadura, tenemos un sistema de progresión idéntico al que vemos en The Division.

Jonathan Gringas contó que al contrario de lo que muchas personas puedan pensar, la experiencia y similitudes que pueda tener Ghost Recon: Breakpoint con The Divison no fueron basadas en este último, al contrario, siempre se buscó crear una experiencia única del juego con su propia esencia.

Ghost Recon: Breakpoint representa un salto exponencial a comparación de su predecesor. Foto: Especial

Otra de las nuevas adiciones del juego es el modo PVP conocido como “Ghost War”, donde se lleva a cabo un enfrentamiento de 4 vs 4 donde ganará el equipo que derrote primero a sus enemigos, algo que incrementa la experiencia del juego al máximo, ya que estas enfrentando a otras personas, por lo que la comunicación y coordinación es fundamental y proyecta el punto principal del juego táctico realista que se busca en el título. Según Gringas, este nuevo modo fue creado a petición de los jugadores, ya que la experiencia tomada de Wildlines permitió crear una experiencia completamente nueva que los jugadores iban a disfrutar y no tanto por la necesidad de incluir un modo PVP por un mero impulso de contenido.

Breakpoint busca ser el juego más realista de la serie, desde las animaciones del cuerpo de nuestros personajes al escalar una roca, al correr o descender de una montaña con un camino difícil. Además de un nuevo sistema de heridas persistentes que afectan tu movilidad o la estabilidad de tu arma al momento de disparar y hasta contamos con una necesidad de alimentarnos y beber agua constantemente. Sin embargo, tenemos una opción de vendajes ilimitados, algo que tal vez sea contradictorio con la experiencia realista que se busca en el juego; a lo que Jonathan Gringas nos comentó que todo se trata de balance, el juego es demasiado realista que a lo mejor la necesidad de buscar como curarte o crear vendajes iba mucho más allá de la experiencia balanceada que se buscaba, ya que puedes estar siendo atacado, estar herido o huyendo y el no tener los recursos para crear un vendaje iban a contrarrestar la experiencia del juego causando algo de frustración en el jugador por los recursos limitados, es por eso que los vendajes son ilimitados.

Ghost Recon: Breakpoint representa un nuevo punto de partida en la saga y aunque puede carecer de esencia única en la escena, trata de implementar una experiencia muy personal y diferente en la serie. Sin duda, un juego que los fanáticos de la saga deben jugar, así como los amantes de los juegos de disparos.