La transmisibilidad de la variante es “preocupante”, pero no hay cambios relevantes en la enfermedad: OMS

07/01/2021 - 1:45 pm

“Esta cepa se propaga a todos los grupos de edad, pero los niños no parecen tener un mayor riesgo. Nuestra evaluación es que esta cepa puede, con el tiempo, reemplazar a otros linajes circulantes, por lo que si no aumentamos los controles para frenar su propagación se producirá un mayor impacto en los servicios sanitarios, ya de por sí estresados y saturados”, ha detallado el dirigente europeo de la OMS.

Madrid, 7 de enero (Europa Press/EFE).- El director regional para Europa de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Hans Kluge, ha asegurado que la aparición de la nueva variante del coronavirus es “preocupante” porque está aumentando la transmisibilidad del virus, si bien ha reconocido que no se ha producido un cambio relevante en la enfermedad.

“Esta cepa se propaga a todos los grupos de edad, pero los niños no parecen tener un mayor riesgo. Nuestra evaluación es que esta cepa puede, con el tiempo, reemplazar a otros linajes circulantes, por lo que si no aumentamos los controles para frenar su propagación se producirá un mayor impacto en los servicios sanitarios, ya de por sí estresados y saturados”, ha detallado el dirigente europeo de la OMS.

Por ello, ha pedido a los países aumentar la vigilancia para identificar la presencia de nuevas cepas, investigar las transmisiones que se produzcan inusualmente rápidas o el aumento “inesperado” de casos graves de COVID-19, e incrementar la secuenciación del virus.

Del mismo modo, Kluge les ha instado a que compartan los datos para comprender “mejor” el alcance que está teniendo tanto la nueva cepa como de otras que puedan aparecer. “Estamos en una situación alarmante, lo que significa que en un corto periodo de tiempo necesitamos hacer más de lo que hemos hecho e intensificar las medidas sociales y de salud pública para aplanar la curva de contagios”, ha detallado.

A su juicio, con el uso de mascarillas, la limitación de reuniones, el distanciamiento físico, lavado de manos, la realización de pruebas y rastreos, el cumplimiento de las cuarentenas y la vacunación se puede reducir la transmisión del coronavirus, aliviar la tensión hospitalaria y salvar vidas.

IMPLEMENTACIÓN “VARIADA PERO PROMETEDORA” DE LA VACUNA

Respecto a las vacunas de la COVID-19, aprobadas ya dos en Europa, Kluge ha destacado que la implementación de la administración de la primera disponible, la desarrollada por Pfizer y BioNTech, está siendo “variada pero prometedora” y ha destacado los “enormes esfuerzos” que está realizado la OMS y sus socios para lograr que lleguen a todos los países.

Sin embargo, ha pedido a los estados que donen y apoyen el acceso equitativo a las vacunas, ya que “no se puede permitir dejar atrás a ningún país”. Además, ha subrayado la importancia de vacunar a los profesionales sanitarios, recordando que es hora de protegerles con las nuevas herramientas de las que se dispone actualmente.

“La implementación de las vacunas es esencial, especialmente para reducir los casos de enfermedad grave en los grupos vulnerables, liberar la presión sobre los sistemas hospitalarios y evitar el riesgo de colapso sanitario. Esto supone un esfuerzo extraordinario, pero los beneficios son muchos”, ha zanjado Kluge.

ADMINISTRAR LAS 2 DOSIS DEL MISMO FABRICANTE

La OMS recomendó hoy que las personas que sean vacunadas contra la COVID-19 reciban las dosis del misma fabricante, y que por tanto si reciben primero una de la desarrollada por Pfizer-BioNTech la segunda también sea de esa farmacéutica.

La OMS recomendó hoy que las personas que sean vacunadas contra la COVID-19 reciban las dosis del misma fabricante. Foto: Martin Bureau, Pool vía AP

“Podría haber ciertas consideraciones prácticas, en algunos países en los que no quedara otra opción sería mejor vacunarse con dos productos diferentes a no hacerlo, pero en principio no lo recomendamos”, señaló la directora de inmunización de la OMS, Kate O’Brian, en un encuentro a través de redes sociales.

En el mismo foro, el mexicano Alejandro Cravioto, presidente del Grupo Asesor Estratégico de Expertos que estudia las nuevas vacunas para la OMS, añadió que es recomendable no recibir vacunas contra otras enfermedades hasta pasadas dos semanas de recibir la destinada a proteger contra el coronavirus SARS-CoV-2.

Cravioto también afirmó que hay evidencias de que los posibles efectos secundarios de estas vacunas en la población más mayor son menos frecuentes que en los más jóvenes.

“No tenemos ninguna razón para pensar que la vacuna pueda ser perjudicial para los mayores de 65 años”, aseguró Cravioto.

Según estos expertos, el efecto secundario más observado han sido algunas reacciones alérgicas, por lo que se pide que los centros que administren la vacuna sean capaces de tratar estos choques anafilácticos de inmediato.

Otro efecto observado en cantidades muy pequeñas de pacientes en los que se realizaron ensayos clínicos fueron casos de parálisis facial no duraderos, fiebre o malestar general, que no se consideran motivos por los que no se deba recibir la vacuna.

en Sinembargo al Aire

Opinión

más leídas

más leídas