“La moda siempre ha sido parte esencial de la expresión del ser humano, la ropa ha servido a través de muchísimas épocas de crisis como lienzo para representar discursos político-sociales, luchas de causas entre otras muchas cosas. El hombre siempre se ha valido de la moda para representarse, comunicarse y encontrar confort en ella”, dijo Astrid Castillo Patrón, docente de Diseño de la Moda de UVM Mérida, a Magazine.

Ciudad de México, 7 de junio (SinEmbargo).- Una de las recomendaciones principales en esta pandemia es usar cubrebocas al estar en la calle o en alguno de los negocios a los que debemos asistir, también se puede usar playeras de manga larga y amarrar el cabello en caso de que sea largo. El uso del tapabocas es una de las medidas que se seguirá aplicando en la “nueva normalidad”, por lo que grandes marcas, y otras pequeñas e independientes, de diseño ya han lanzado su versión de esta prenda y ahora es común encontrar en las páginas web mascarillas de distintos colores, modelos y estampados.

Ante la pandemia, marcas protagonistas de esta industria como LVMH (grupo integrado por marcas como Louis Vuitton, Dior, Givenchy y Guerlain), INDITEX (compañía española que tiene entre sus marcas Zara, Pull&Bear, Massimo Dutti, Bershka, Stradivarius, Oysho y Uterqüe), Armani, Ferragamo y Gucci fabricaron máscarillas, batas, gel o realizaron donativos.

¿Qué le pasará a la industria de la moda a raíz de la situación provocada por la COVID-19? Para resolver esta situación platicamos con Astrid Castillo Patrón, docente de Diseño de la Moda de UVM Mérida, quien explicó a Magazine que definitivamente la pandemia tendrá un gran impacto en la industria de la moda.

“La moda siempre va de la mano y reacciona a los movimientos sociales, económicos y a lo que le mundo vive en todas las épocas históricas y esta experiencia no será la excepción”, dijo.

Los diseñadores, sin importar si son de grandes marcas o pequeñas, se enfrentarán a diversos factores y tendrán que adaptarse a la “nueva normalidad” ya que se viene una situación económica difícil para el mundo, además deberán tener en cuenta que la forma de venta podrá cambiar debido a la sana distancia.

“Va a ser importante crear mas moda sustentable (para cuidar el medio ambiente), moda atemporal (porque vienen tiempos difíciles económicamente hablando y las personas pensaran dos veces comprar cosas desechables, preferirán prendas que duren y que puedan combinar) y sobre todo como diseñadores deberán pensar en nuevas formas y plataformas de venta. Ya que por los cuidados y el distanciamiento, lo que antes era tan personal deberá tomar un rumbo y estrategias nuevas (ventas en línea, citas personales, etc.)”, señaló Astrid Castillo.

CAMBIOS FUNCIONALES Y UN NUEVO RETO

En 2015 el diseñador chino Wei Chao integró tapabocas en la presentación de su colección en pasarela durante la semana de la moda en Beijing, una ciudad que suele contar con altos niveles de contaminación, lo que ha llevado a sus habitantes a dar su toque personal a los cubrebocas desde hace tiempo.

Uno de los cambios más importantes que vienen para la moda es crear prendas funcionales que se adapten a la realidad. “Todas las prendas deberán sufrir cambios y estos deberán ser funcionales, de cuidado y de expresión. Estamos enfrentando una crisis sanitaria que no se va a ir pronto, pero también vienen crisis sociales donde tendremos mucho que decir y expresar a través de la ropa. A raíz del distanciamiento, tendremos que buscar formas nuevas de expresar lo que sentimos y se vera reflejado en las prendas, accesorios y demás”, refirió la docente.

Los diseñadores deberán pensar en nuevas formas y plataformas de venta. (Imagen ilustrativa) Foto: Shutterstock

Un aspecto de la moda y las prendas que se usan es que permiten expresar la personalidad de cada persona, a través de colores, estampados, diseños, etc. “La moda siempre ha sido parte esencial de la expresión del ser humano, la ropa ha servido a través de muchísimas épocas de crisis como lienzo para representar discursos político-sociales, luchas de causas entre otras muchas cosas. El hombre siempre se ha valido de la moda para representarse, comunicarse y encontrar confort en ella”.

“Mas que una oportunidad es un nuevo reto, la moda tendrá que ser mas accesible pero a la vez mas duradera, mas creativa pero también mas funcional”, agregó Astrid Castillo Patrón.

NUEVOS DISEÑOS

La situación actual ha levado a diseñadores a echar mano de su creatividad para empezar a crear prendas que puedan adaptarse a la “nueva normalidad”, una de ellas está Marta Scarampi quien, para ayudar a su hermana que debía realizar un viaje en avión de Italia a Nueva York, se le ocurrió “The deco travel collection”, compuesta por un jumpsuit (una especie de overol) acompañado de un cubrebocas y hasta una bolsa de viaje.

Traje para viajar en avión durante la pandemia, deseñado por Marta Scampari. Fotos: martascarampi.com

La firma Collina Strada ha diseñado dos mascarillas “fashion” a las que se les puede integrar un filtro de aire, están hechas de material de las colecciones pasadas que tenían guardado y en buen estado, además al comprar una máscara se donan 5 a los trabajadores de la salud en Nueva York.

Fotografía de la firma de moda Collina Strada donde se muestra una de las dos mascarillas “fashion”. Foto: EFE/Collina Strada

Otras marcas como Alice + Oliva, David Avido (usó colorida tela que le había quedado de sus diseños para crear cubrebocas para su comunidad) y Lirika Matoshi (con diseños coloridos, lentejuelas y flores) también han lazado su propuesta de diseño en tapabocas.

Tapabocas de Lirika Matoshi. Fotos: lirikamatoshi.com

Por su parte, INDITEX (compañía con marcas como Zara, Pull&Bear, Massimo Dutti, Bershka, Stradivarius, Oysho y Uterqüe) ha incluido en las imágenes de su catalogo en línea a modelos con cubrebocas.

En la página de Stradivarius ya aparecen algunas imágenes de modelos con cubrebocas. Foto: stradivarius.com/mx/

Estos son sólo algunos ejemplos de los diseños en el mundo de la moda, sin embargo, también existen pequeños productores y diseñadores que han comenzado a adaptarse creando cubrebocas o ropa especial para esta inesperada etapa provocada por la COVID-19.