México

Viruela del mono avanza: Cuáles son los principales síntomas y qué recomienda la OMS

07/08/2022 - 12:30 pm

Hasta este 31 de julio, en México se tenían confirmados 91 casos de viruela del mono. Los estados con mayor prevalencia de esta enfermedad son la Ciudad de México, con 45 pacientes, y Jalisco, con 22 contagios. A nivel mundial, México se localiza en la posición número 20 por número de contagios del virus del mono, que de manera global ya suman 16 mil, según datos de la Organización Mundial de la Salud.

Ciudad de México, 7 de agosto (SinEmbargo).- Desde el pasado 27 de mayo y hasta este domingo 31 de julio, en el país se habían confirmado 91 casos de viruela del mono, según datos del Informe Semanal de Viruela Símica que realiza la Secretaría de Salud con base en el Sistema de Vigilancia epidemiológico de Viruela Símica en México, mismo que señala que por esta enfermedad, hasta el momento, no se ha presentado ningún fallecimiento entre los contagiados.

En el mismo documento se detalló que el índice de prevalencia por edad está entre los 30 y los 39 años, ya que en este rango etario se encuentra el 49.4 por ciento de los afectados, 45 de los 91 casos confirmados, de los el 92 por ciento es de sexo masculino y 8 por ciento del sexo femenino, sin que se detallara el número exacto de pacientes por género.

Los estados en donde se han registrado el mayor número de casos son: la Ciudad de México con 45 y Jalisco con 22. Le siguen Nuevo León, Tabasco y Veracruz con tres cada uno; Estado de México, Oaxaca, Puebla, Quintana Roo y Yucatán con dos, respectivamente. Mientras que las entidades de Baja California, Baja California Sur, Colima, Chiapas y Sinaloa han reportado un caso cada una.

México se localiza en la posición número 20 a nivel mundial de contagios del virus del mono, que de manera global ya suman 16 mil, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

¿CÓMO SE CONTAGIA EL VIRUS DEL MONO?

En el portal de la Secretaría de Salud dirigido a informar de dicho padecimiento, en donde la enfermedad se presenta de manera regular, lo que se conoce como endémico, los contagios que surgen entre las personas se dan al mantener contacto directo con animales infectados, como son monos y roedores; al comer carne mal cocida de animales infectados.

Según informes de la OMS explicó en casos iniciales de viruela símica, la infección se produce luego del contacto directo con animales infectados, como monos, ardillas o ratas gigantes de Gambia, y enfatizó que los roedores son el principal reservorio del virus, y uno de los posibles factores de riesgo es una mala cocción de la carne de animales infectados.

Los contagios entre personas también tiene lugar por contacto estrecho con personas contagiadas, con sus lesiones, sus fluidos corporales y sus gotitas respiratorias, además, por tener contacto directo con objetos contaminados de algún paciente, como ropa, toallas y ropa de cama.

De acuerdo con datos de la Organización Mundial de la salud (OMS), la viruela símica es una enfermedad provocada por un virus que se transmite de los animales a los humanos, y se detectó por primera vez en Africa, en la República Democrática del Congo, en donde es un padecimiento endémico.

Aunque esporádicamente se había presentado en países fuera de esa región como algunas partes centrales y occidentales de la selva tropical de África, en 2003 se confirmaron 47 casos de viruela símica en los Estados Unidos, pero después se determinó que las personas contagiadas tuvieron contacto con perros de la pradera domésticos que previamente fueron infectados por roedores africanos importados al país.

“Desde 1970, se han notificado casos humanos de viruela símica en 10 países africanos: Camerún, Côte d’Ivoire, Gabón, Liberia, Nigeria, República Centroafricana, República del Congo, República Democrática del Congo, Sierra Leona y Sudán del Sur. En 2017, Nigeria sufrió el mayor brote documentado, aproximadamente 40 años después de los últimos casos confirmados”, explica la OMS en una nota de prensa del 19 de mayo de 2022.

Los estados en donde se han registrado el mayor número de casos son: la Ciudad de México con 45 y Jalisco con 22. Foto: Secretaría de Salud de México

Respecto a los países en donde la enfermedad no era común, como es el caso de México, la Secretaría de Salud explicó que la principal forma de transmisión es por contacto directo con una persona contagiada, entre el que se contempla las relaciones sexuales. Así como por contacto con las lesiones y fluidos de una persona que sea portadora de la viruela símica. Por tener contacto con los objetos contaminados y material de curación de un paciente que se haya contagiado con la enfermedad.

No obstante, las mujeres embarazadas que estén infectadas también pueden transmitir el virus al feto a través de la placenta, por lo que la dependencia mexicana destacó que cualquier persona puede estar expuesta al contagio de la viruela del mono sin importar “sexo, religión, edad o género”.

Por ello, la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) a través de su gaceta emitió una nota informativa, en la que enfatizó que la enfermedad no es exclusiva de la comunidad homosexual, ya que , pese a que en un inicio los casos del virus del mono afectaron principalmente a este sector poblacional, la OMS ha reiterado que realidad cualquier persona puede contraer esta enfermedad.

Por lo que incluso Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS, exhortó a todos los países a velar por los derechos humanos de la comunidad homosexual, aunque también la organización ha sugerido a los integrantes de esta a disminuir el número de parejas sexuales como una forma de prevención, según señáló el documento de la UNAM publicado el 1 de agosto.

¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS DEL VIRUS DEL MONO?

Los síntomas que se presentan tras el contagio de la viruela símica, de acuerdo con un documento informativo que emitió la Organización Mundial de la Salud (OMS), son: fiebre, dolor de cabeza, dolores musculares, dolor de espalda, falta de energía, ganglios linfáticos inflamados. Además, el signo más evidente son erupciones en cara, en las palmas de las manos, en las plantas de los pies, en los ojos, la boca, en el cuello, la ingle y las regiones genitales o anales del cuerpo.

En la misma, la OMS destacó que al inicio del desarrollo de los síntomas de la enfermedad estas lesiones son planas pero conforme avanza el tiempo se llenan de líquido. En la etapa final, se secan, se forman costras, mismas que se desprenden.

En una nota informativa emitida por la Secretaría de Salud de México el pasado 25 de julio, se explicó que el periodo de incubación de la enfermedad es de cinco a 21 días. Mientras que el cuadro clínico se divide en dos periodos, el primero, denominado prodrómico y que se presenta los primeros cinco días, en el que se presenta fiebre, dolor de cabeza intenso, linfadenopatía, lumbalgia, mialgias y astenia.

Así como el periodo de erupción cutánea que llega de dos a tres días después del inicio de la fiebre, durante el cual aparece el exantema, en el que se presentan máculas, las cuales evolucionan a pápulas, vesículas, pústulas y finalmente a costras. Estas erupciones afectan inicialmente al rostro, aunque posteriormente se extiende al resto del cuerpo.

Hasta el momento, no se ha presentado ningún fallecimiento entre los contagiados. Foto: Especial SinEmbargo

¿QUÉ HACER SI TE CONTAGIAS?

La Secretaría de Salud recomienda que ante una sospecha de contagio de la viruela del mono, ya sea porque existe la seguridad de haber estado en contacto con alguna persona enferma o porque se presentan síntomas comunes del padecimiento, lo importante es no automedicarse y acudir de inmediato a la unidad de salud más cercana, en donde el personal médico hará las pruebas de laboratorio pertinentes para confirmar o descartar el contagio.

Asimismo, se sugiere preguntar “a las personas con las que estuviste en contacto estrecho, si han presentado síntomas del virus símico”, ya que, subraya la dependencia, no todos los organismos reaccionan de la misma manera al contagio de este padecimiento, por lo que es posible que alguna persona pueda estar contagiada ser asintomática.

Reiteró que los antibióticos no funcionan contra los virus por lo que es innecesario automedicarse, y en el caso específico de la viruela símica, esta no tiene tratamiento, por lo que los síntomas irán desapareciendo por sí solos. El personal de salud, ahondó la dependencia federal, sólo podrá recetar fármacos que ayuden a controlar la fiebre, la comezón, la deshidratación y prevenir complicaciones.

Respecto a una vacuna para combatir el virus del mono, la Secretaría de Salud explicó que no existe una en este momento, y la única que se ha contemplado es la que está dirigida para la viruela humana, “pero en ningún caso está recomendada para la población en general”.

A las personas contagiadas les hizo un llamado para aislarse en casa y evitar estar rascando las lesiones que dejan las erupciones, y de ser posible que las cubran con algún apósito. Además de siempre usar cubrebocas, lavarse las manos constantemente e hidratarse. Asimismo, los pacientes que contrageron la enfermedad deberán usar condón mientras mantienen relaciones sexuales, incluso, ocho semanas después de haberse recuperado.

RECOMENDACIONES DE LA SS

Para la población en general, las recomendaciones son: evitar el contacto físico con personas infectadas o de quienes se sospecha estén enfermos del virus símico, así como con sus objetos personales o su material de curación. Lavarse continuamente las manos con agua y jabón, y utilizar gel antibacterial.

Al estornudar o toser, cubrirse nariz y boca con la parte interna del codo; evita acudir a lugares o espacios muy concurridos, especialmente si en ellos podrías tener contacto físico con más personas; no compartir alimentos, bebidas, platos, vasos y cubiertos; y usar condón durante las relaciones sexuales.

Los pacientes deberán mantener el uso continuo de cubrebocas, así como las personas que están a su alrededor; lavar la ropa, toallas y sábanas de una persona enferma, y sus utensilios para comer, con agua tibia y detergente; evitar el contacto cercano con alguna superficie en la que haya estado una persona enferma, misma que se deberá limpiar y desinfectar.

Nora Nancy Gaspar Resendiz
Comunicóloga por la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM). Busca ejercer un periodismo libre, crítico y con responsabilidad social. Actualmente es parte de la Unidad de Investigación y Multimedia de SinEmbargo.
en Sinembargo al Aire

Opinión

Opinión en video

más leídas

más leídas