El etiquetado de alimentos preenvasados y bebidas no alcohólicas, las envolturas y envases deberán incluir un etiquetado frontal que advierta al consumidor sobre la alta cantidad de azúcares, grasas trans, grasas saturadas, sodio y calorías que contienen.

Ciudad de México, 8 febrero (SinEmbargo).- La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) hizo un llamado a las autoridades y a empresas productoras y comercializadoras de alimentos para incluir un etiquetado de diseño universal que ofrezca una sencilla interpretación y facilite la elección apropiada para un consumo de alimentos saludable.

Esta medida señalada como necesaria por la Comisión, para prevenir y combatir el sobrepeso y obesidad infantil en México que de acuerdo a la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2018 (ENSANUT) se presenta con mayor frecuencia en niñas y niños de entre 5 y 11 años.

En base a la reforma a la Ley General de Salud aprobada en el Congreso de la Unión el pasado 24 de enero sobre el etiquetado de alimentos preenvasados y bebidas no alcohólicas, las envolturas y envases deberán incluir un etiquetado frontal que advierta al consumidor sobre la alta cantidad de azúcares, grasas trans, grasas saturadas, sodio y calorías que contienen.

El sistema de etiquetado nutricional de diseño universal que recomienda la CNDH debe ser comprensible, de rápida lectura para consumidores de cualquier edad y elaborado con base científica.

Ante la medida, algunos representantes del sector privado han externado su inconformidad pues la aplicación, según ellos generará un impacto desfavorable en la industria, por lo que han solicitado se otorgue un periodo de transición de 2 años para su aplicación.

La CNDH considera que es necesario tratar estos problemas de salud pública en términos de respeto, protección y garantía de los derechos humanos, ya que no sólo son el resultado de la responsabilidad y hábitos de vida de las personas, sino también de situaciones que les impiden acceder a derechos como una alimentación nutritiva y saludable, al agua potable, a la protección de la salud y a la información.

En el comunicado emitido por la Comisión, se hace un llamado especial a empresas y a las cámaras que las representan, a tener en cuenta el amplio potencial que tienen para mejorar la vida de niñas, niños y adolescentes, toda vez promueven y ofrecen productos o servicios que impactan directamente en su vida.

De acuerdo a lo publicado por los expertos de la Clínica de Obesidad y Trastornos de Alimentación del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición “Salvador Zubirán”, el sobrepeso y obesidad en niñas, niños y adolescentes puede desencadenar serias complicaciones de salud, desde problemas ortopédicos, resistencia a la insulina e incremento de colesterol, hasta hipertensión arterial, diabetes, enfermedades coronarias, hipertensión vascular y artritis.