Un informe de la DEA describe al Cártel Jalisco como uno de los de “más rápido crecimiento”, tanto que ya tiene presencia en la mayoría de los estados mexicanos y en al menos 26 ciudades de EU.

Ciudad de México, 8 de abril (SinEmbargo).– El Cártel Jalisco Nueva Generación es ya uno de los de mayor crecimiento. Un informe de la Administración de Drogas y Narcóticos (DEA) revela que actualmente tiene presencia en 23 entidades de México y hasta en Estados Unidos en lugares como Orlando, en Florida, Honolulú, en Hawái, además de San Juan, Puerto Rico.

El informe “Evaluación Nacional de Amenazas de Drogas 2020” expone que además de México, el cártel está en 26 de las ciudades más importantes de EU. Por ello, la Agencia Antinarcóticos califica al CJNG como uno de los “de más rápido crecimiento” y uno de los más dominantes en México, junto con el Cártel de Sinaloa.

Según datos de la DEA, la rápida expansión del CJNG se ha caracterizado por su participación en actos violentos y enfrentamientos con el Gobierno mexicano, fuerzas de seguridad y otros cárteles rivales.

La agencia identificó que la agrupación criminal  liderado por Nemesio Oseguera, conocido como “El Mencho”, traslada drogas a Estados Unidos principalmente a través de Tijuana, Baja California, Ciudad Juárez, Chihuahua, y Nuevo Laredo, Tamaulipas.

A ello se suma el control que mantiene en el puerto de Manzanillo, Colima, uno de los más grandes en México, para enviar grandes cantidades de droga.

El presunto líder del CJNG es buscado en EU, donde la DEA ofrece una recompensa de 10 millones de dólares.

Desde marzo del año pasado, la DEA de Los Ángeles colocó anuncios publicitarios con la ficha de recompensa por 10 millones de dólares a quien tenga información para ayudar a la detención de “El Mencho”.

Desde 2018, el CJNG figura en la lista de organizaciones criminales trasnacionales, específicamente dentro de las cinco prioridades del Gobierno estadounidense.

La DEA describe en su informe que la organización del narcotráfico se dedica a la producción de fentanilo, heroína, metanfetamina y cocaína.

También menciona que las células del cártel han protagonizado enfrentamientos en Michoacán y Zacatecas en los últimos meses.

El Cártel Jalisco nació en julio de 2010 cuando las tropas mataron a Ignacio “Nacho” Coronel, a quien se atribuye la fundación del comercio de metanfetamina en Guadalajara. La eliminación de Coronel, que la DEA calificó como “un golpe paralizante” para el Cártel de Sinaloa, provocó una ruptura local que allanó el camino para el surgimiento de un nuevo grupo que tomó el nombre del séptimo estado más grande de México, recordó el diario The Guardian en reportaje publicado este mes.

Además del CJNG, la DEA identificó al Cártel de Sinaloa como el de mayor presencia en Estados Unidos. Otros siete cárteles mexicanos también tienen impacto en el país vecino, se trata de: el Cártel del Noreste y Los Zetas; la organización de los Beltrán Leyva, Guerreros Unidos, el Cártel del Golfo, el de Juárez y la Línea; la Familia Michoacana y Los Rojos.

Mensaje atribuido al CJNG hallado en Morelia en mayo de 2019. Foto: Juan José Estrada Serafín, Cuartoscuro.

LA UIF CONTRA EL CJNG

En marzo, la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) informó sobre el bloqueo de cuentas bancarias de dos miembros del CJNG que participaron en el ataque en contra del Secretario de Seguridad Pública de la Ciudad de México, Omar García Harfuch, en junio pasado, también de quien fungiera como “agente de viajes” para facilitar los traslados de los altos mandos de la agrupación delincuencial y sus aliados.

El CJNG está presuntamente ligado con el asesinato del exgobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval, en Puerto Vallarta el 18 de diciembre. Es una agrupación delincuencial que ha trazado alianzas con otros grupos del crimen organizado como La Familia Michoacana, Guerreros Unidos e incluso con el Cártel del Golfo, según señala la Administración de Control de Drogas de Estados Unidos (DEA por sus siglas en inglés).

La dependencia de la Secretaria de Hacienda y Crédito Público tomó la medida derivado de la inscripción a la lista de la Oficina de Control de Activos Extranjeros del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos (OFAC, por sus siglas en inglés).

Las cuentas bloqueadas son las pertenecientes a Carlos Andrés “N”, ciudadano colombiano-mexicano, y Francisco Javier “N” (mexicano). Ambos son miembros del CJNG y “ayudaron a orquestar asesinatos a nombre del cartel”. La tercera corresponde a Alejandro “N” quien se desempeñó como “agente de viajes” del Cártel.

“Estos individuos están establecidos en Jalisco y trabajan con una persona apodado ‘El Sapo’, quien fue incorporado a la LPB el 10 de mayo de 2019 y designado por la OFAC el 17 de mayo del mismo año y quien ha sido jefe de plaza del CJNG para Puerto Vallarta”, destacó la UIF en un comunicado.

La UIF, a cargo de Santiago Nieto Castillo, explicó que canto Carlos Andrés como Francisco Javier son presuntamente responsable del intento de asesinato, con armamento de alto poder contra García Harfuch, ocurrido la mañana del 26 de junio de 2020 en la Ciudad de México.