Morales asume el cargo con el “firme compromiso” de consolidar a la operadora como “una empresa competitiva, innovadora en productos y servicios y con tecnología punta que permita acercar la tecnología en cada una de las regiones donde opera”, dijo la firma en un comunicado.

Foto:

Morales asume el cargo con el “firme compromiso” de consolidar a la operadora. Foto: Economía Hoy

Ciudad de México, 8 de Junio (SinEmbargo/Economía Hoy).- Telefónica México nombró como Presidente y Director general a Carlos Morales Paulín, en sustitución de Francisco Gil Díaz, quien seguirá vinculado a la operadora como consejero presidente no ejecutivo, según ha informado la compañía en un comunicado.

Morales asume el cargo con el “firme compromiso” de consolidar a la operadora como “una empresa competitiva, innovadora en productos y servicios y con tecnología punta que permita acercar la tecnología en cada una de las regiones donde opera”, dijo la firma en un comunicado.

El nuevo CEO ha desempeñado funciones de vicepresidente de consumo y vicepresidente de operaciones en Telefónica Brasil, y ha sido Director de marketing en telefónica España. Es egresado de la Universidad de Harvard y de la Universidad de Carnegie Mellon, en Estados Unidos. Es ingeniero civil por la Universidad La Salle.

NUEVAS RESPONSABILIDADES PARA GIL DÍAZ 

La empresa señaló que tras 10 años como presidente del grupo, Francisco Gil Díaz “emprende nuevas responsabilidades y retos”. A partir del 1 de julio representará a Telefónica México ante organismos públicos, autoridades e instituciones de ámbito nacional e internacional, y colaborará apoyando la agenda regulatoria de la empresa. Además, Gil Díaz seguirá liderando las actividades de la Fundación Telefónica.

La firma agradeció a Gil Díaz por su esfuerzo y logros, y reconoció que bajo su gestión Telefónica logró una base de 26 millones de clientes a nivel nacional y ha sido “impulsor de importantes cambios en beneficio y desarrollo del sector de las telecomunicaciones del país”.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE Economía hoy. Ver ORIGINAL aquí. Prohibida su reproducción.