La Agencia Internacional de la Energía ha esfumado hoy la posibilidad de que los principales países productores de petróleo lleguen a un acuerdo para reducir la sobre oferta y con ello se frene el descalabro de los precios que ha golpeado a las grandes petroleras, a las divisas y a las bolsas. Este martes el peso ha vuelto a ser pisoteado por el dólar que ha roto su séptimo máximo histórico del año: 19.20 por uno.

La hawala es uno de los métodos más conocidos que existen en lo que se denomina sistemas de transferencia alternativo e informal de fondos que se utiliza en muchas regiones del mundo para realizar transferencias de dinero en el ámbito local e internacional. Foto: Luis Barrón, SinEmbargo.

El Banco de México (Banxico) reconoció que la coyuntura actual ha cambiado desfavorablemente y los riesgos se han acentuado. Foto: Luis Barrón, SinEmbargo.

Ciudad de México, 9 de febrero (SinEmbargo).– El fortalecimiento del dólar sigue avanzando. Hoy ha roto un nuevo máximo histórico al iniciar la jornada hasta en 19.20 pesos en ventanillas de Inbursa, doce centavos más que al cierre de ayer y diez centavos más que el último récord reportado. La moneda mexicana ha perdido 8.47 por ciento de enero a hoy. En Bancomer se oferta en 19.15 pesos.

La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) arrancó con una ligera ganancia de 0.15 por ciento, para después borrarla (-0.77 por ciento). En la Bolsa de Nueva York, el promedio industrial Dow Jones bajaba 0.5 por ciento, mientras el Standard & Poor’s cedía 0.6 por ciento.

El mundo enfrenta desde hace un año y medio un desplome en la caída de los precios del petróleo que ya acumulan una pérdida de un 70 por ciento, lo que ha llevado al mercado cambiario y accionario a una nube negra que no tendrá fin hasta que los países productores acuerden un tope a la sobre oferta de esta materia prima.

Esto ha provocado un temor a una nueva recesión económica, el cual se vio reflejado ayer en las bolsas europeas, cuyas acciones se desplomaron entre el 3 y el 4.5 por ciento.

Los indicadores compuestos avanzados de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) correspondientes al pasado diciembre auguran un crecimiento estable en la economía de sus países miembros (México entre ellos) y en la zona euro, pero una tendencia desigual en la de los principales países emergentes.

La inestabilidad en los mercados financieros y la debilidad económica en el mundo “van para largo, no es una cuestión de semanas”, afirmó ayer el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) en su mensaje semanal.

Apenas el jueves pasado, el Banco de México (Banxico) reconoció que la coyuntura actual ha cambiado desfavorablemente y los riesgos se han acentuado. Dijo que debe haber un ajuste a las finanzas públicas, incluyendo a Petróleos Mexicanos (Pemex), para ”mantener un marco macroeconómico sólido”. El Secretario de Hacienda, Luis Videgaray Caso, ha coincidido y prevé un ajuste en el gasto público de 2017 si los precios del petróleo siguen en picada como hasta ahora.

Pero por ahora nadie cede. La Agencia Internacional de la Energía (AIE) advirtió hoy en su informe correspondiente a febrero que no percibe un aumento a corto plazo en los petroprecios. La persistente especulación sobre un acuerdo entre la Organización de Países Exportadores (OPEP) y los principales productores que no pertenecen a ese organismo para reducir la producción, dijo, no es más que una conjetura.

En respuesta, el petróleo de Texas (WTI) para entrega en marzo abrió hoy con un descenso del 0.67 % y cotizaba a 29.49 dólares el barril, en tanto que el barril de petróleo Brent para entrega en marzo cotizaba en la mañana en 32.80 dólares, un 0.15 por ciento menos que al cierre de la jornada anterior.

La Agencia Internacional de la Energía añadió en su documento publicado hoy que a la sobre producción actual de oro negro se agregará más: pese a la creencia de que la producción no va a crecer tan fuerte en 2016 como lo hizo en 2015, la iraquí alcanzó en enero un nuevo récord, hay elementos que hacen pensar que los encargos de Arabia Saudita han aumentado, e Irán ha puesto el acelerador tras el levantamiento de las sanciones.

La AIE también se muestra escéptica sobre la posibilidad de que la caída de los precios impulse la demanda, y estima que el crecimiento de esta se va a ralentizar considerablemente este año, hasta los 1.2 millones de barriles diarios, sin que haya evidencias que conduzcan a una revisión al alza.

El organismo refleja que aunque la esperada caída de la producción en los países que no pertenecen a la OPEP podría elevar los precios, su previsión frena ese descenso en 600.000 barriles diarios este año.

La AIE alerta igualmente de que el excedente de oferta sobre la demanda en la primera parte de 2016 es mayor que el previsto en su anterior informe mensual.

–Con información de EFE