El Presidente Andrés Manuel López Obrador dijo ayer ante su homólogo Donald Trump que el encuentro que ambos sostuvieron en la Casa Blanca es porque ambas naciones optaron “por marchar juntas hacia el porvenir”.

Ciudad de México, 9 de julio (SinEmbargo).– El Presidente Andrés Manuel López Obrador tiene razón: Donald Trump, su homólogo estadounidense, es más respetuoso con México desde que él asumió, señala el periodista Jon Lee Anderson en The New Yorker.

“Mis críticos, nuestros adversarios, preguntan cómo puedo ir a Estados Unidos, si Trump ha ofendido a los mexicanos. Quiero decirle a la gente de mi país que, en el tiempo que hemos estado en el Gobierno, ha habido una relación de respeto, no solo hacia el Gobierno, sino especialmente hacia la gente de México “, dijo Andrés Manuel López Obrador en una de las conferencias matutinas.

Jon Lee Anderson plantea que López Obrador “técnicamente hablando, tenía razón. Trump ha sido más respetuoso, retóricamente, con México desde que AMLO asumió el cargo. Los críticos de López Obrador dicen que esto se debe a que se ha acomodado a Trump en la mayoría de sus demandas: enviar a las fuerzas de seguridad de México para evitar que los migrantes centroamericanos lleguen a la frontera de Estados Unidos; acordando permitir que aquellos que buscan asilo en los Estados Unidos permanezcan en México, en lugar de los Estados Unidos, a la espera de sus audiencias de inmigración; y accediendo a las solicitudes de Trump en el nuevo acuerdo comercial”.

“Cada vez que Trump ha mencionado a AMLO, ha tendido a hablar favorablemente de él, y AMLO ha hecho todo lo posible para agradecer a Trump por sus amables palabras”, escribe Jon Lee Anderson, quien ha cubierto conflictos para The New Yorker en Siria, Líbano, Libia, Irak, Afganistán, Angola, Somalia, Sudán, Malí, y Liberi.

Trump y AMLO juntos. Foto: Presidencia.

Lee Anderson, quien también se especializa en la problemática política y social de América Latina y el Caribe, expone que “todo parece estar muy lejos del tono de las cosas en 2015, cuando Trump inició su campaña presidencial vilipendiando a los mexicanos como ‘traficantes de drogas’ y ‘violadores’, y pidiendo la construcción de un muro fronterizo que México pagaría”.

“Trump no ha dejado de silbar de manera racista, por supuesto. De hecho, en su manifestación en Tulsa el mes pasado, invocó los peligros de una América sin vigilancia al conjurar un escenario de violación”, agrega Lee Anderson, quien escribe para la prestigiada revista The New Yorker desde 1998.

Antes de convertirse en el Presidente de México, López Obrador, “un veterano político de centro izquierda, parecía oponerse fervientemente a todo lo que Trump defendía. Había exhortado al presidente saliente, Enrique Peña Nieto, por apaciguar a Trump”, dice el periodista, quien es autor de los libros La tumba del león: Despachos de Afganistán, Che Guevara: una vida revolucionaria, Guerrillas: viajes en el mundo insurgente y La caída de Bagdad.

AMLO y Trump caminan por la Casa Blanca. Foto: Presidencia.

El Presidente Andrés Manuel López Obrador dijo ayer ante su homólogo Donald Trump que el encuentro que ambos sostuvieron es porque ambas naciones “optamos por marchar juntos hacia el porvenir”.

“Hemos recibido de usted comprensión y respeto”, dijo López Obrador. “Algunos pensaban que por nuestras diferencias ideológicas íbamos al enfrentamiento. Afortunadamente eso no se dio”, añadió.

“Con respeto a nuestras soberanías, en vez de distanciarnos, estamos optando por marchar juntos hacia el provenir. Es privilegiar el entendimiento, lo que nos une y hacer a un lado las diferencias o resolverlas con dialogo y respeto mutuo”, declaró López Obrador en un mensaje conjunto ante la prensa con Trump.

Antes, Trump expuso que la gente apostaba a una mala relación entre él y el mandatario mexicano, pero aseguró que “nunca antes fue más estrecha”.

Los dos mandatarios firmaron una declaración conjunta desde la Casa Blanca. El primero en hablar fue Trump, quien habló de una relación estrecha entre las dos naciones y, sobre todo, entre los dos mandatarios. “Hoy celebramos la histórica victoria que logramos juntos”, le dijo Trump al Presidente López Obrador.

“La historia nos enseña que es posible entendernos”, agregó el Jefe del Ejecutivo mexicano. López Obrador reconoció que en México “se desató un buen debate” sobre la conveniencia del viaje, pero afirmó que decidió acudir a Estados Unidos por la importancia de la puesta en marcha del nuevo tratado comercial entre Estados Unidos, México y Canadá, el T-MEC, y para agradecerle al pueblo estadounidense y a su Gobierno “por ser cada vez más respetuoso con nuestros paisanos”.