En México el porcentaje de personas inclinadas al trabajo desde casa permanentemente es de 35 por ciento, mientras quienes se manifiestan a favor de los esquemas combinados es de 45 por ciento.

Ciudad de México, 9 de julio (EconomíaHoy).-  Las preguntas a cerca de las ventajas o desventajas del trabajo remoto, y sobre si la crisis generada por el COVID-19 llevará a las compañías a implementar cada vez más este tipo de esquemas en el futuro son temas recurrentes.

De acuerdo con la encuesta realizada por Open Technology Real Services (OTRS), el 43 por ciento de los encuestados en México (39 por ciento a nivel global) consideran que su rendimiento es igual tanto si laboran desde casa como en una oficina, el 44 por ciento incluso considera que generan mejores resultados en esquemas de trabajo a distancia.

PÉRDIDA DE LA INTERACCIÓN CARA A CARA Y TENDENCIA AL TIEMPO EXTRA 

De acuerdo con el 23 por ciento de los encuestados globales, el resigo más grande de trabajar desde el hogar es perder las reuniones personales. El 22 por ciento considera un tema importante el tiempo extra que dedican a las labores profesionales.

Un total de 22.5 por ciento de los mexicanos señala como una preocupación que al no cambiar de ubicación los días se perciben más largos y aburridos.

El 41 por ciento de los entrevistados globales manifiestan que preferirían continuar trabajando remotamente de manera permanente, mientras que 40 por ciento estaría conforme con modelos que combinen la presencia en oficina con el home office. En México el porcentaje de personas inclinadas al trabajo desde casa permanentemente es de 35 por ciento, mientras quienes se manifiestan a favor de los esquemas combinados es de 45 por ciento.

Cuando se les preguntó qué factores podrían ayudar a incrementar su productividad trabajando desde el hogar, 40 por ciento manifestó como primer aspecto una conexión de internet más estable, seguido por herramientas de comunicación eficientes, mejores sistemas de almacenamiento de información y una cultura corporativa más orientada a trabajar de manera remota.

“Es gratificante ver que la amplia mayoría de las personas a nivel global son tan o más productivas en sus hogares que en la oficina”, afirmó Sabine Riedel, Miembro de la Mesa Directiva de OTRS Group. “Esto quiere decir que las compañías no deberían temer a la baja productividad. Sin embargo, es esencial apoyar y acompañar a los colaboradores que trabajen desde casa a largo plazo. Las herramientas digitales de comunicación y los procesos de optimización son importantes, así como lo son los intervalos de descanso y los espacios de interacción virtual que puedan , de alguna manera, sustituir las conversaciones de pasillo”.

“Para muchos mexicanos el trabajo desde casa fue algo nuevo a lo que tuvimos que acostumbrarnos. En casi cuatro meses, hemos logrado encontrar ventajas como el ahorro en los recursos destinados al transporte (65 por ciento), o en tiempo de traslado (58 por ciento), etc. Por otro lado, las empresas también pueden encontrar beneficios en este tipo de trabajo, sin embargo, es necesario destinar recursos para proveer de equipos, software y herramientas necesarias a sus colaboradores, así como establecer políticas y mejores prácticas que nos ayuden a crear un balance”, concluyó Francisco Cruz, Director General de OTRS Group para América Latina.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE ECONOMÍAHOY. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.