“El Betito”, uno de los principales generadores de violencia en la Ciudad de México, cuenta con antecedentes penales desde 2008, año en el que fue detenido y sentenciado por el delito de robo a transeúnte; sin embargo, actualmente encabezaba actividades de narcomenudeo, extorsión, despojo, secuestro, lavado de dinero, entre otros ilícitos, principalmente en el centro de la capital. Además, es investigado por diversos homicidios.

Ciudad de México, 9 de agosto (SinEmbargo).- Roberto”N”, alias “El Betito”, presunto líder de la organización criminal “La Unión Tepito”, fue detenido por fuerzas federales ayer por la tarde en las inmediaciones de la colonia Rincón del Pedregal en la delegación Tlalpan. Las autoridades dijeron que se operó para no ser reconocido.

Otros grandes capos lo han hecho. Quizás el caso más notorio es el de Amado Carrillo, conocido como “El Señor de los Cielos” y líder del Cártel de Juárez, quien fue asesinado en julio de 1997 presuntamente por los mismos médicos que le practicaron una operación estética para modificar su apariencia. Lo mismo ha hecho “El Betito”, según el Gobierno federal.

Renato Sales Heredia, titular de la Comisión Nacional de Seguridad (CNS), precisó que la captura se realizó durante el operativo “Escudo Titán” y sin un solo disparo, cuando se trasladaba por la vía pública en compañía de su hermano, José “N”, de 50 años de edad, quien aparentemente lo custodiaba.

En conferencia de prensa, detalló que “El Betito” utilizaba diversos inmuebles, como departamentos y casas ubicadas en zonas residenciales de Polanco, Jardines del Pedregal y San Ángel, para refugiarse y no ser localizado por las autoridades ni por sus principales rivales.

Asimismo, el funcionario reveló que el sujeto se sometió a una intervención quirúrgica, se realizó prótesis capilar y un bypass gástrico, bajó 30 kilos para modificar su apariencia física, con el objetivo de no ser detenido.

“En el momento de su captura, le fueron asegurados 10 mil dólares americanos, cuatro mil 700 pesos mexicanos, 140 dosis de cristal y un arma corta abastecida”, indicó.

“El Betito”, de 37 años de edad, originario de la ciudad de México, cuenta con antecedentes penales desde 2008, año en el que fue detenido y sentenciado por el delito de robo a transeúnte; sin embargo, actualmente encabezaba actividades de narcomenudeo, extorsión, despojo, secuestro, lavado de dinero, entre otros ilícitos, principalmente en el centro de la capital. Además, es investigado por diversos homicidios.

Sales Heredia destacó que “La Unión Tepito” está vinculada con la venta y distribución de drogas al menudeo y extorsión en centros nocturnos ubicados en la Zona Rosa, la Condesa y Polanco; así como con el cobro de derecho de piso a establecimientos mercantiles de diversos giros en la delegación Cuauhtémoc.

“En medio de disputas por el control de actividades ilícitas, el pasado 17 de junio se registró el hallazgo de los restos de dos cuerpos sobre el arroyo vehicular de la zona de Tlatelolco, donde también se encontró un mensaje de amenaza a grupos antagónicos”, recordó sobre este hecho, en el cual está relacionado el presunto líder de la organización criminal “La Unión Tepito”.

En el mensaje a medios también estuvieron presentes  Procurador General de Justicia (PGJ) de la Ciudad de México, Edmundo Garrido Osorio, y Manelich Castilla Craviotto, Comisionado General de la Policía Federal.

Ayer por la noche, Alfonso Navarrete Prida, Secretario de Gobernación, anunció que elementos de las divisiones de Fuerzas Federales y Antidrogas de la Policía Federal capturaron a “uno de los principales generadores de violencia y tráfico de estupefacientes” en la capital del país y el Estado de México.