En la historia original cambian bastantes detalles que se presentan en la película de Enredados, desde el origen de Rapunzel hasta el “final feliz”.

Ciudad de México, 9 de noviembre (AS/SinEmbargo).- Disney nos ha contado durante décadas una serie de historias que han entretenido a pequeños y no tan pequeños en la gran pantalla. Tenemos multitud de ejemplos de películas Disney que se han quedado en el imaginario colectivo de varias generaciones pero lo cierto es que las historias que se cuentan están adaptadas a los más pequeños y no siempre son fieles al cuento o la historia original.

Este es el caso de la historia de Rapunzel, que pudimos ver que fue adaptado por Disney en 2010 con el título de Enredados (Tangled). En esa historia vemos como Flynn Rider, un bandido del reino, huyendo de la justicia, se encuentra con una misteriosa torre en la que se encuentra Rapunzel, una joven de interminable pelo dorado que lleva años encerrada sin poder salir al exterior.

El canal de Youtube TikTak Draw, que sigue la estela de los míticos Draw my life, nos cuenta la verdadera historia, la que procede del relato original de los hermanos Grimm. En esa historia cambian bastantes detalles de la historia. Desde el origen de Rapunzel, que en la historia de los hermanos Grimm no pertenece en ningún caso a la realeza, como la crueldad con la que le trata la bruja que la tiene secuestrada en la torre.

FINAL FELIZ A PESAR DE TODO

Escena de la película Enredados. Imagen: Especial

Flynn es un bandido en la película pero en el relato original no tiene ese nombre y es simplemente un caballero que se topa con la torre y se enamora posteriormente con Rapunzel. A pesar de que es engañado por la bruja y se queda ciego, su amor por Rapunzel -que es abandonada en el desierto tras dar a la luz a dos niños- acaba devolviéndole la vista. Al menos, un final feliz que no era muy común en los cuentos de los hermanos Grimm.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE AS México. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.